29.4 C
San Pedro
domingo, febrero 28, 2021

Por qué ciclistas entrenan en el camino a Vuelta de Obligado, aunque hay un circuito repavimentado

El accidente que sufrió Agustín Basualdo el martes en Lucio Mansilla, en inmediaciones de la localidad, y por el que sigue internado en el Hospital generó discusiones y comentarios sobre porque los pedalistas no utilizan el Panorámico del Oeste para rodar y prefieren hacerlo en la ruta, sobre todo para prepararse para determinados certámenes.

Publicidad

 

El accidente que sufrió Agustín Basualdo el martes por la tarde mientras entrenaba en el camino a Vuelta de Obligado (fue embestido por una camioneta Jeep conducida por una mujer de 72 años y está internado en el Hospital con fracturas en sus dos muñecas y politraumatismos) puso en debate, una vez más, porque los ciclista no utilizan el circuito Panorámico del Oeste para rodar.

Publicidad

Las quejas, habituales, coinciden en que los pelotones ocupan gran parte de la cinta asfáltica de la ruta 1001 y, en ocasiones, hasta es difícil visualizarlos, sobre todo a los que circulan en soledad o en pareja. Sí es sencillo identificarlos porque pedalean bicicletas de competición y llevan casco con su tradicional vestimenta.

La explicación de porqué se usa Lucio Mansilla desde San Pedro a Vuelta de Obligado y viceversa es por una cuestión estrictamente deportiva. Cuando un ciclista se prepara para una competencia de ruta como, por ejemplo, un Argentino de Ruta, necesita entrenar lo que va a realizar en ese evento. Basualdo se estaba preparando para la Vuelta a San Juan y, por eso, fue a la ruta.

“Cuando alguien está preparando una competencia o algo que sea similar a la ruta, o de esas características, no se puede hacer el trabajo que se hace una ruta en un circuito, nunca vas a alcanzar a hacer lo mismo en el circuito. No es lo mismo. Si estás entrenando para pista te puede servir el circuito pero se hace ruta para hacer muchos kilómetros”, explicó a La Opinión un reconocido ciclista de San Pedro.

En el mundo del ciclismo local casi todos entrenan en el camino a Vuelta de Obligado a sabiendas de su peligrosidad y los riesgos a los que están expuestos. Son los menos los que van al circuito y, también, invitan a los demás que dejen de ir a la ruta porque sostienen que “algún día va a haber una tragedia”.

Cuando en 2011 el intendente Pablo Guacone firmó un decreto con el que destinó 535.149 pesos para pavimentar el circuito Panorámico del Oeste de Pro Ciclismo, el objetivo fue que los pedalistas entrenen allí y no en ruta 1001. Incluso, la pista de 900 metros se repavimentó a fines de 2019 con fondos de la propia institución y es sede cada fin de semana de programas en los que participan deportistas locales y de ciudades aledañas.

La polémica y discusión sobre si ciclistas pueden circular en una ruta provincial nunca cesó y en 2018 Alejandro Domenge presentó un proyecto al Consejo Deliberante que a su vez giró al Fondo Municipal de Promoción del Deporte para que se instale cartelería que indique a los automovilistas la presencia de bicicletas.

Finalmente, como a través de la caja deportiva no se pudo solventar la idea dado que la ordenanza de creación del fondo lo impedía, Domenge ejecutó el proyecto “Cuidando de nuestros ciclistas” junto a la firma Experiencia San Pedro en abril de 2019. Los carteles son similares a los Vialidad Nacional porque se respetaron sus normas y uno de ellos está ubicado, paradójicamente, en la curva en la que la camioneta negra embistió a Basualdo.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias