35.8 C
San Pedro
martes, enero 19, 2021

Mayores Contribuyentes: el año pasado votaron en contra y ahora no pudieron inscribirse

La semana que viene, la asamblea de Mayores Contribuyentes tratarán el aumento de tasas del 35 por ciento. En el listado aprobado no aparecen quienes el año pasado fueron voceros y votaron en contra del incremento. Aseguraron que esta vez no pudieron inscribirse.

Publicidad

 

El incremento de tasas del 35 por ciento propuesto por el Gobierno para el Presupuesto 2021 será tratado en asamblea de concejales y Mayores Contribuyentes el lunes 28 de diciembre, luego de que el viernes los ediles aprobaran la ordenanza preparatoria.

Publicidad

El Concejo ya aprobó el listado de vecinos que integrarán la asamblea. Son 20. Entre ellos no aparecen varios que el año pasado votaron en contra de los incrementos y que hasta tomaron la palabra en el recinto para expresar sus opiniones.

Una de ellas es Liliana Montero. La jubilada profesora de historia que representó al grupo La Vecindad y les exigió en Banca Abierta a los concejales que se bajen las dietas. Llamativamente, quiso inscribirse en tiempo y forma pero no pudo hacerlo.

El Gobierno está obligado a abrir un registro durante los primeros 15 días de mayo para que quienes deseen puedan inscribirse en el listado que luego evalúan los ediles para confeccionar el definitivo de los que participan de la asamblea.

Históricamente, la Municipalidad tenía la buena costumbre de anunciar públicamente la apertura del registro, para recordarles a los vecinos la posibilidad de participar. No es obligatorio, pero siempre fue un gesto de invitación al compromiso ciudadano.

Este año no hubo anuncio. Liliana Montero fue en mayo. En plena pandemia y con funcionamiento restringido, según lo que relató que le ocurrió el registro no estaba abierto. Le dijeron que le iban a avisar. Nunca lo hicieron. Quedó afuera.

“Fui en mayo a la Municipalidad, para anotarme como todos los años. Pero con el tema de la pandemia me dijeron que no se podía, pero que me quedara tranquila porque me iban a avisar. Nunca me avisaron”, contó.

“Estaba todo cerrado y atendían algunos, por eso fui a ver qué pasaba. Yo siempre he sido la primera en ir a anotarme. Pero me dijeron eso, que me iban a avisar cuando se abriera. Lo que pasa es que la pandemia va dando para todo”, se quejó la docente jubilada.

Para Liliana Montero, el aumento del 35 por ciento en tasas, derechos y cánones “es una barbaridad”. En ese sentido, consideró que a los jubilados, “que lo primero que quieren hacer es pagar las tasas, estar al día” se les hace muy díficil porque el costo representa “más del 10 por ciento de lo que cobran” de haberes.

“La gente quiere pagar y no puede, la mayoría no puede pagar”, analizó Liliana Montero, que este año no participará de la asamblea de Mayores Contribuyentes porque nadie le avisó cuándo podría inscribirse en el registro.

Una situación similar le tocó a Carlos Collaretti, gerente del Centro de Comercio que el año pasado también votó en contra y tuvo un encendido discurso para argumentar su decisión, en el que apuntó, también, a las dietas de los ediles.

“No me inscribí porque no me enteré de que estaba abierta la inscripción. Antes había una publicación abierta para que aquel que quisiera se pudiera inscribir. Este año no la vi en ningún momento, ni por internet, no digo que no haya habido digo que yo no la vi”, señaló y agregó: “En esa misma condición estamos los que en algún momento votamos en disidencia con el aumento de tasas”.

“Me hubiera gustado. Ahora ya está”, dijo Collaretti y pidió hacer una reflexión: “Yo vengo sintiendo que la política ha dejado de servirle a la gente para servirse la gente. La política tiene todo armado, ha constituido una corporación que lo que hace es defender sus intereses y no los de la gente. Esa es mi percepción que tengo de cómo funciona la política”.

“El tema de los mayores contribuyentes, que es uno de los pocos ámbitos donde los ciudadanos podemos ir a expresarnos, se ha convertido en un simple trámite que ya está armado de antemano, que solamente es cumplir y ya está, más allá de que haya alguien que exprese su disidencia, pero la culpa de eso la tenemos los propios ciudadanos, por acción, por omisión, las instituciones también. Por conveniencia nos callamos la boca y dejamos que las cosas ocurran. Por eso pasan las cosas que pasan y después vienen los lamentos”, analizó.

La asamblea de Mayores Contribuyentes es pública, pero hay restricciones por la pandemia. Desde que el Concejo volvió a sesionar, por ejemplo, no se permite el acceso de público. “Podemos estar afuera y bien separados. Sería una manera de manifestarnos pacíficamente estar parados afuera ya que no podemos estar adentro”, dijo Collaretti.

“Este año el Concejo vuelve a tener un presupuesto de casi 40 millones. Si tuviera que rendir un informe de gestión de este año, ponele que le podemos dar una excusa por la pandemia, pero si vos miras el de 2019 que lo miré antes de ir a la sesión, el desempeño del Concejo es paupérrimo”, sostuvo.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias