{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Publicado el: Jueves, Agosto 1, 2019 - 19:51

Gobernador Castro: una joven denunció a su hermano por abuso sexual y ambos son hijos de un condenado por el mismo delito

La Opinión reveló este jueves que, además del caso del hombre de 36 años que murió tras ser linchado por vecinos luego de ser denunciado por abuso sexual, otro hecho conmocionaba a la localidad de Gobernador Castro: el de una joven de 17 años que denunció a su hermano de 23 por sometimientos sexuales reiterados. Este medio confirmó que ambos son hijos de un hombre que cumplió condena por haber violado a otra de sus hijas. Hay preocupación y pedido de atención especial a estos casos en la localidad.

Dos casos de abuso sexual conmocionaron a Gobernador Castro en las últimas semanas. Uno fue denunciado por una mujer de 34 años, que acusó a un hombre de 36 de haber manoseado a su hija de 4 y en cuyo marco la detenida es la denunciante, que está acusada de haber participado de la golpiza que recibió el presunto abusador y que le costó la muerte.

El otro es el de una joven de 17 años que denunció que su hermano, de 23, la sometió sexualmente en reiteradas ocasiones. La chica contó lo sucedido al equipo de orientación escolar de una secundaria de la localidad, a la que concurre, quienes fueron a visitarla a la casa de la familia de una amiga, donde fue luego de que su padre la echara de la vivienda familiar.

La Opinión confirmó versiones que circulaban en el pueblo y que estaban relacionadas con presuntos antecedentes de abuso sexual en el seno familiar. Es cierto: el padre de quienes ahora son víctima e imputado cumplió condena por un delito de esas características.

Se trata de un hombre —cuya identidad se reserva sólo a los fines de proteger la de su hija menor de edad— que fue denunciado por abusar sexualmente de otra de sus hijas, caso por el que fue condenado y cumplió pena en la cárcel.

Hoy tiene 59 años y fue condenado el 11 de juio de 2011, al otro año de ser detenido por el caso. La pena que le tocó fue de ocho años de prisión efectiva por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado cometido contra una de sus hijas.

En 2009, una joven de 17 años denunció que su padre abusaba sexualmente de ella de manera reiterada desde los 11 años. A los 16 había quedado embarazada y casi muere en un aborto clandestino. Cuando se animó a hacer la denuncia, el acusado se fugó del pueblo, pero luego fue detenido y condenado.

La víctima vivió en el hogar Gomendio hasta que cumplió la mayoría de edad. Luego se mudó a Rosario, ciudad donde reside en la actualidad y donde hace dos años radicó una denuncia contra su progenitor por amenazas de muerte.

Es que en 2017, meses antes de cumplir los ocho años de condena, el convicto salió en libertad asistida. Lo primero que hizo fue ir a buscarla. Mientras estuvo detenido, la Justicia nunca accedió a otorgarle ningún tipo de beneficio previo al cumplimiento de la pena impuesta.

La joven relató a La Opinión que su tío paterno también abusó de ella y que lo denunció. Su tía, esposa del agresor, fue quien lo encontró en pleno acto. En lugar de ayudarla a denunciar, la sacó de la casa y le advtirtió que no dijera nada.

Eran cinco hermanos que fueron abandonados por su madre y quedaron bajo el cuidado del padre y la abuela paterna, que hoy vive con algunos de ellos en Santiago del Estero. El padre formó otra pareja y tuvo dos hijos, una niña y un niño.

La chica tiene 17 y es la que denunció a su hermano de 23, hijo de su padre con la pareja anterior, por abuso sexual. El caso llegó a oídos de su hermana, que hace un tiempo le había pedido que la acompañara a vivir en Rosario, pero siguió en Gobernador Castro, donde residía, además de su agresor sexual, con su padre, que regresó al pueblo tras cumplir la condena por abusar de ella, su otra hija.

Notas Relacionadas

EDICION IMPRESA #1428
Viernes 16 Agosto 2019

Comentarios