9.5 C
San Pedro
lunes, junio 14, 2021
spot_img

Coronavirus: qué es la cepa británica y por qué es más peligrosa

Apareció a fines de 2020 en Reino Unido. Tiene mayor transmisibilidad, genera patologías más agudas y lleva más días de recuperación que el SARS-CoV-2. Además, estudios ponen en duda la eficacia de las vacunas contra esa variante.

Publicidad

 

La cepa británica está en San Pedro y provocó que el Gobierno local, en escasas horas, determine bajar a Fase 2 del esquema de restricciones y permisos de la Provincia de Buenos Aires. Ni el elevado índice de positividad, la velocidad de propagación del virus y la alta ocupación de camas y fallecimientos en las últimas semanas preocuparon tanto como sí la nueva variante de coronavirus.

Publicidad

Desde que el Covid-19 se adueño del mundo, surgieron diversas cepas que, sin tanta velocidad como la primitiva, se esparcieron por diferentes países. La B.1.1.7, más conocida como la británica, apareció el 14 de diciembre de 2020 en Reino Unido. Para el 22 de febrero se detectó su mutación en más de 90 países.

La preocupación sobre ella radica en que tiene mayor transmisibilidad, es decir que se contagia más fácil; genera patologías más agudas aun en personas sin factores de riesgo; su recuperación es más prolongada en el tiempo; y tiene poder de reinfección en el corto plazo lo que significa que no genera inmunidad natural en todos los pacientes.

En dos meses, la cepa británica se multiplicó a 93 países

Además, estudios ponen en duda la eficacia de las vacunas Sputnik V, AstraZeneca y Sinopharm contra esa variante que escapa a la inmunidad inducida por ellas. En San Pedro, según la Sala de Situación de la Provincia de Buenos Aires, al 17 de mayo se inocularon 10.184 personas con la primera dosis de las cuáles 3499 también recibieron el segundo componente.

Así se detectó la cepa británica en San Pedro

Región Sanitaria IV confirmó este domingo a la Secretaría de Salud la presencia de cepa británica de coronavirus en San Pedro tras detectar un caso en una paciente que mientras transitaba la enfermedad despertó sospecha entre los médicos que la atendieron.

Según informaron desde el Municipio, fue la médica clínica Analía Navarri quien atendió a la joven mujer y sospechó que algo no era normal en el tránsito de la enfermedad. La paciente, de alrededor de 40 años, había recibido las dos dosis de la vacuna Sputnik V. Sin embargo, contagiada de COVID-19, tuvo neumonía, hubo que internarla y requirió oxígeno.

La médica entendió que había una alerta. La sospecha era que podía tratarse de alguna de las cepas más agresiva que aparecieron en los últimos meses. Por eso, tomaron la muestra y la enviaron al Instituto Malbrán. El domingo confirmaron que se trataba de la variante B.1.1.7 (UK), conocida como “cepa británica”.

La paciente, vacunada con las dos dosis de Sputnik V, requirió internación y oxígeno

Todo ocurrió hace alrededor de un mes. La mujer ya atravesó la enfermedad, fue dada de alta de su internación y evolucionó bien. Mientras estuvo internada, requirió varios días de asistencia respiratoria mecánica.

Su familia conviviente también requirió internación, aunque no les tomaron muestra para enviar al Malbrán. No los consideraron contagiados con la misma cepa británica en ese momento, teniendo en cuenta que la confirmación llegó recién este domingo, tras el análisis en el Malbrán.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias