17.7 C
San Pedro
lunes, octubre 25, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Sobreseyeron a las enfermeras acusadas de robar comida de la cocina del Hospital

Habían sido denunciadas en 2018, luego de que las cámaras de seguridad registraran al menos en dos oportunidades que ingresaban a la cocina de noche para retirar comida. La Justicia rechazó la solicitud de elevación a juicio y sobreseyó a ambas acusadas. Una de ellas era empleada temporaria y la despidieron sin sumario.

 

El caso de las enfermeras que fueron acusadas de robar mercadería de un depósito de la cocina del Hospital tuvo su final en la Justicia: las dos imputadas fueron sobreseídas y quedaron libres de toda acusación.

Publicidad

El Juzgado de Garantías interviniente decidió rechazar la solicitud de elevación a juicio que hizo en su momento el fiscal Marcelo Manso, que tenía a su cargo la investigación, por lo que ambas quedaron libres de responsabilidad penal en el caso.

La novedad la trajo a la redacción de La Opinón una de las involucradas, Carina Puig, quien en el momento del hecho era empleada temporaria y perdió el trabajo producto de lo ocurrido.

El fallo de la jueza María Eugenia Maiztegui dispuso rechazar la elevación a juicio propuesta por Manso y hacer lugar a la solicitud del defensor oficial, Alejandro Ares, quien pidió el sobreseimiento de las dos imputadas: Carina Puig y Romina Gómez.

En el caso de Gómez, como era empleada de planta permanente, fue sometida a instancia sumarial dentro de la Municipalidad pero sin que ello implicara que la despidieran, puesto que para una sanción de esas características debería existir sentencia judicial firme.

Puig, sin embargo, perdió el trabajo al no gozar de estabilidad.

A pesar de que el trámite judicial finalmente terminó a su favor en octubre del año pasado, nunca obtuvo respuestas a su reclamo respecto de la decisión de la Municipalidad de dejar sin efecto el contrato que tenía.

El hecho ocurrió en agosto de 2018. Las autoridades del Hospital detectaron a través de las cámaras de videovigilancia que dos enfermeras, durante al menos dos noches seguidas, ingresaban a la cocina del nosocomio, un sitio donde no tenían autorización, se alumbraban con los celulares en la oscuridad y se llevaban mercadería del depósito.

“Se llevaron todo tipo de mercadería, comida y, lo que más llamó la atención: hormas de queso”, informó en ese momento el por entonces secretario de Salud, Guillermo Sancho, quien había considerado “un hecho grave en cuanto a sanciones” lo ocurrido.

La primera de las noches registradas fueron con una caja tipo táper de grandes dimensiones. Cargaron los elementos a robar, lo taparon con una especie de manta y salieron. La segunda, fueron con una bandeja.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias