11.1 C
San Pedro
sábado, mayo 8, 2021

Mitre despidió a “Yiyo” Fuertes, el dirigente que reunió su historia y se exhibe en el club

El vocal del Rojo, que murió hoy a los 75 años tras ser diagnosticado con coronavirus y recibió su último adiós en redes sociales, fue quien propuso años atrás armar en donde era la secretaria en la sede de calle Salta un salón con fotos, camisetas, trofeos y recuerdos de la entidad desde 1932, el año de su fundación. El 26 de agosto de 2018 la institución a la que conoció en 1952 y en la que además de dirigente fue jugador de fútbol inauguró el espacio y lo galardonó con una plaqueta. "Si nosotros no recordamos la historia, nunca vamos a tener presente", recalcó en una entrevista que le hicieron a principios del 2020.

Publicidad

 

El fallecimiento de Egidio Alfredo Fuertes hoy a los 75 años en el Sanatorio Coopser donde estaba internado en terapia intensiva luego de haberse contagiado coronavirus pegó fuerte en Mitre, club del que integraba su Comisión Directiva como quinto vocal titular y del que era uno de sus referentes porque casi toda su vida fue ligada a él.

Publicidad

La entidad publicó en sus redes sociales un sentido mensaje y lo recordó con mucho pesar. Incluso, si su deseo se cumple, sus cenizas serán esparcidas en la sede del Rojo, señaló a La Opinión su presidenta, Estela Oliveros, con quien tenía mucha afinidad porque además de compartir el amor a una misma camiseta también fueron compañeros en sus trabajos como empleados del Banco Provincia.

"Siempre estuvo como integrante de las comisiones directivas. Trabajó mucho con el fútbol infantil en su momento y siempre aportó, desde adentro o fuera de las comisiones. Siempre estuvo muy activo y era materia de consulta por su experiencia. En estos últimos tiempos, como no tenía como conectarse por Zoom a las reuniones estaba un poco más desencontrado, pero yo siempre lo llamaba y le contaba las cosas que hablamos y lo ponía al tanto", añadió la máxima autoridad sobre su función.

"Yiyo", como era conocido, nació en 1945 y, tal contó en el programa de televisión Ida y Vuelta Argentina cuando fue entrevistado en el marco de una emisión especial, su primer contacto con la entidad fue en1952, con apenas 7 años, cuando concurrió "a la cancha" por primera vez. Posteriormente, su unió como jugador de fútbol y se destacó de defensor y volante. En la máxima división debutó a los 17 en 1962 y se retiró un 17 de agosto con apenas 27 por una situación que no concibió porque lo consideró una "injusticia": "Me acuerdo porque ese día unos hinchas de Mitre habían ido a buscar el pase de un jugar, se accidentaron en la ruta y mataron. Ese día el club que teníamos que jugar no quiso suspender la fecha y decidió no jugar más al futbol”.

Actualmente, Fuertes era el quinto vocal titular de Mitre. El 26 de agosto de 2018 el Rojo inauguró en donde era su secretaría en la sede de calle Salta previo a mudarla al de Rómulo Naón y Caseros un espacio con su historia, desde 1932 cuando se fundó. El impulsor de esa idea y quien más trabajó para lograrla fue "Yiyo" quien el día del acto de presentación fue destacado por el entonces presidente Germán Codó y recibió una plaqueta en manos de Juan Andrés Gazzolo, directivo que curiosamente murió el 23 de mayo pasado a los 50 años.

En ese salón, la entidad tiene fotos, camisetas, recortes de diarios, trofeos y recuerdos, entre otros objetos, los cuáles muchos de ellos los consiguió Egidio Alfredo yendo casa por casa de hinchas que colaboraron a la causa. Cuando lo entrevistaron en ese lugar en marzo pasado, él mismo lo describió: "Nosotros acá, donde estamos, tenemos la historia de Mitre de 1932 en adelante. Yo siempre pensé que, si nosotros no recordamos la historia, nunca vamos a tener presente. El presente ahora es extraordinario".

Egidio Fuertes es el 34º sampedrino en las estadísticas de la Secretaría de Salud cuyo deceso se produjo en el marco de la pandemia de coronavirus. Como todos, dejó su huella en la sociedad y, en su caso, más precisamente en uno de los clubes más importantes del partido que se quedó sin uno de sus dirigentes más queridos y respetados, aseguró Oliveros: "Fue un luchador de reconstruir todo lo que había hecho el club. Un hombre bueno, respetuoso, trabajador y de perfil súper bajo que trabajaba en silencio, jamás buscó el reconocimiento".

Por último, Estela Oliveros destacó que su afán siempre fue tener presente la historia de Mitre para que los más jóvenes la conozcan, motivo por el cual trabajó incansablemente para lograr ese espacio en la sede del centro: "Él siempre quiso recordar lo viejo para que los chicos de ahora lo tengan presente. Fue un luchador de reconstruir todo lo que había sido en su momento el club en sus inicios. Hemos tenido una gran baja, es gente de muchos valores que en su momento alentó a muchos chicos a superarse".

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias