25.7 C
San Pedro
viernes, abril 23, 2021

Asalto en Tarjeta Fértil: secuestraron el auto en el que se fugaron los delincuentes

El Nissan Tiida negro fue hallado en una cochera de Miguel Porta y Chacabuco. Es el que conducía un hombre quien esperó a Mauro Escobar, único detenido, en la esquina de Salta y Obligado mientras asaltó la financiera el martes al mediodía.

Publicidad

 

El asalto a la financiera Tarjeta Fértil es investigado por la Fiscalía N° 7 de María del Valle Viviani que en las últimas horas dio un paso más hacia el esclarecimiento del hecho ocurrido el martes al mediodía en el centro de San Pedro porque la Policía halló y secuestro el auto en el que los delincuentes escaparon.

Publicidad

El Nissan Tiida negro fue encontrado estacionada en una cochera de Miguel Porta y Chacabuco y fue puesto a disposición de la Justicia. Se trata del vehículo que, tal registraron cámaras de seguridad, era conducido por Ramiro Mansilla y aguardó en la esquina de Salta y Obligado a Mauro Escobar, el delincuente que vestido con ropa de seguridad y armado robó casi 40 mil pesos y fue detenido el miércoles por la noche en un allanamiento en su vivienda de Brenan al 800.

El mismo día de la captura de Escobar, que el jueves brindó declaración indagatoria ante Viviani, hubo un procedimiento en una casa de Belgrano al 1500 en donde el objetivo fue dar con Mansilla y el rodado pero el resultado fue negativo.

Escobar fue detenido. Foto: Policía Bonaerense.

El asalto fue el 16 de marzo minutos antes de las 13.00 cuando un hombre entró a la oficina de Obligado al 100 vestido con un uniforme similar a los que usan los empleados de la empresa de seguridad privada Prosegur, con gorra y barbijo. Al cerrar la puerta tras de sí, extrajo un arma de fuego y apuntó a las empleadas.

En Tarjeta Fértil hay tres cabinas de atención al público. En cada una había una trabajadora y una cuarta estaba en otra zona. El asaltante apuntó con el arma a la del medio y la increpó para que le dieran el dinero. En ese momento, la empleada estaba haciendo el arqueo de caja de la jornada. El ladrón les gritó que no apretaran botón alguno, que tuvieran sus manos en un lugar visible y que pusieran el dinero en una bolsa. Obtenido el botín, huyó del lugar.

El delincuente salió corriendo por Obligado en dirección a calle Salta. Detrás de él, una de las empleadas se acercó a la puerta y lo vio huir hasta la esquina, donde lo esperaba un cómplice a bordo de un vehículo en el que escaparon ambos. Ese auto, el Nissan Tiida, es el que fue hallado y secuestrado el viernes por la Policía.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias