8.5 C
San Pedro
jueves, julio 29, 2021
spot_img

Salazar entró al Frente de Todos por la puerta que le abrió Máximo Kirchner junto a La Cámpora para “fortalecer el proyecto”

El intendente ya es un hombre del oficialismo nacional y provincial. Su participación en las elecciones legislativas será en ese sector y, todo indica, tendrá "la lapicera" para armar lista. En el Frente de Todos local la situación provoca un cimbronazo tras casi seis años de oposición a su Gobierno. Hay agrupaciones que rechazan su incorporación y buscan alternativas. Otras creen que tiene que haber "unidad aunque les duela a los dirigentes".

Publicidad

 

El intendente Cecilio Salazar ya es del Frente de Todos. Primero anunció su alejamiento de Juntos por el Cambio a nivel nacional y provincial para ser parte de un grupo de jefes comunales “independientes”. Luego, en diciembre, selló su pertenencia al oficialismo cuando participó del acto que encabezaron Kicillof, Cristina y Alberto Fernández.

Publicidad

Ese día, Máximo Kirchner dijo que “hay que hacer un esfuerzo entre todos para salir adelante” y subrayó el “entre todos” para fortalecer el lema que llevó a la coalición a gobernar el país y la provincia: “Es con todos”.

Cecilio Salazar estaba sentado entre los intendentes convocados al Estadio Único de La Plata. Las cámaras lo enfocaron varias veces, atento a los discursos. Como al de Sergio Massa, que en 2013 había enfrentado al kirchnerismo y ahí estaba para decir que iban a seguir “trabajando de esta manera, con unidad en la diversidad”.

El martes pasado se produjo la ruptura del bloque oficialista en el Concejo Deliberante, cuando la UCR y dos concejales PRO decidieron anunciar que dejaban de acompañar al intendente por su decisión de volcarse de lleno al Frente de Todos. A ello siguieron las renuncias de los funcionarios radicales.

El jueves, antes de la sesión en la que cristalizó esa ruptura, Cecilio Salazar eligió tener en la foto a La Cámpora: la Municipalidad difundió una reunión entre el intendente y su hijo Ramón, secretario de Coordinación del gabinete y primero en la línea sucesoria, con la concejala y jefa de Anses Tamara Vlaeminck y la coordinadora del vacunatorio contra el coronavirus, Camila Caballero.

Difundida como una reunión de gestión y de trabajo, fue sugestivo que el mismo día en que la alianza Juntos por el Cambio quedaba disuelta oficialmente en San Pedro el jefe comunal decida mostrarse con las máximas figuras locales de La Cámpora.

La organización que conduce el hijo de Néstor y Cristina Kirchner tiene como mandato fortalecer la unidad del Frente de Todos. La ratificación de Máximo como conductor del PJ Bonaerense la semana pasada va en esa dirección. Salazar ya había firmado una solicitada apoyándolo, aunque ya no pertenece al PJ sino que es uno de los máximos referentes nacionales del partido Fe que fundó Gerónimo Venegas en 2013.

Fue el mismísimo Máximo Kirchner el que le abrió las puertas a Salazar para la integración política, frases desafortunadas aparte y rencillas internas dejadas de lado. Ya habían hecho lo suyo los ministros de Alberto Fernández y de Axel Kicillof, el presidente y el gobernador, para la gestión.

Lo otro fue lo que los kirchneristas de paladar negro temían: la entrega de “la lapicera” para el armado de listas.

Cecilio Salazar va a armar lista del Frente de Todos en San Pedro y desde el partido Fe será el articulador local para que el peronismo local y acaso otros sectores que abrevan en el FdT se sumen para acompañarlo. Como dicen en Nación y Provincia, “es con todos” y el intendente avanza hacia ello.

Pero en el camino hay dolientes. Dentro del Concejo Deliberante, incluso. La decisión que tome cada uno de ellos será relevante para el futuro de esa unidad y para saber si habrá varias listas internas en las PASO o acaso hasta colectoras.

A Martín Baraybar, que preside el bloque Frente de Todos y que debe organicidad al SMATA, le tocó ser vocero contra el Gobierno de Cecilio Salazar desde que asumió en 2017 junto a Soledad Llull, también crítica.

Florencia Sánchez es una de las principales figuras del control de la gestión del intendente, desde la Juan Ismael Giménez, la agrupación de Julio Pángaro y Ester Noat, los dos derrotados en 2015 y 2019, respectivamente, en las elecciones por la intendencia. Gastón Casco y Juan Cruz González también fueron críticos en los últimos años.

Tamara Vlaeminck es La Cámpora en San Pedro. Es decir que responde a la organización que lidera Máximo Kirchner, la que le abrió las puertas del Frente de Todos a Salazar.

Y no es casualidad, entonces, la foto del jueves. Como tampoco es que haya sido ella, según cuentan dirigentes de la segunda sección, la que esgrimió una frase que sorprendió al propio Máximo por su contundencia:

“Unidad. Unidad hasta que duela. Que les duela a los dirigentes pero no a la gente”.

La bajada de línea del armado nacional y provincial del Frente de Todos es que el proyecto necesita fortalecerse. Y para ello, no hay que ser cerrados ni “puristas”. Al contrario.

“Es con todos”, repiten y traen a colación la frase que acuñó el kirchnerismo cuando en las filas propias no querían a Scioli para la presidencia: “El candidato es el proyecto”.

En las conversaciones de arriba hacia abajo lo que piden es “madurez” a los dirigentes para que puedan trasladarla a los militantes. Y eso se traduce en esa frase que le atribuyen a Tamara Vlaeminck, una máxima no exenta de raigambre religiosa que pone el acento en el sacrificio.

Que la unidad “duela” para los dirigentes es un mensaje para aceptar lo acordado porque “lo importante no son los nombres”.

Y en ese sentido, los que no quieren aseguran que son sus convicciones más íntimas las que los guían para no plegarse al mandato de aceptar a quien hasta ayer nomás era el máximo adversario y el representante local de lo que enfrentaron desde 2015.

Pero los que sí quieren, o que acatan, les recuerdan que si no están de acuerdo con lo que la conducción decidió deberían dar un paso al costado. Se lo dicen, sobre todo, a los que ocupan cargos. “Los que tengan miedo, que busquen otro laburo. Así lo dijo Cristina”, repiten.

“El Gobierno le abrió las puertas a Cecilio y hay que aceptarlo. No va a faltar el que nos diga traidores. Pero la decisión fue de arriba. ¿Le van a decir traidor a Máximo?”, se preguntan quienes ya preparan los lineamientos de ese acuerdo en el que el intendente tendrá “la lapicera” ni más ni menos que porque tiene los votos.

En el Frente de Todos local hay muchas líneas y no sólo las que confluyeron en las elecciones 2019. También están las que no entraron en ese acuerdo y responden al Gobierno nacional y provincial.

El mandato inicial es conformar una lista “con todos”. Hay quienes ya están “rosqueando” la posibilidad de obtener una colectora porque no quieren ser derrotadas por Salazar y tener que sumarse a la lista tras las PASO.

Entre los que aceptan a Salazar están los que consideran que esta es una oportunidad que se les presenta para poner en disputa la continuidad de un gobierno ganador, porque Cecilio, mientras esté vigente la ley, no puede reelegir en 2023, y entienden que eso les abre una posibilidad que, aunque no lo reconozcan, nunca tendrían por mérito propio.

También están los que se escudan en el mandato “de arriba” para no revelar que están contentos con la incorporación. Incluso miran el organigrama municipal, por las dudas que haya alguna convocatoria disponible.

Son varios, por supuesto, los que no están dispuestos a aceptarlo y mantendrán su posición crítica. Podrían ser los menos.

Son los “puristas”, los que recuerdan que Salazar dijo aquello de que “el kirchnerismo tiene que desaparecer de la faz de la tierra” y que iba a hacer todo lo posible para que “no tengan ningún tipo de posibilidad de volver”.

“Para nosotros no es que ahora es dulce de leche”, dicen en alusión a una frase muy gráfica que se utiliza para señalar que en política lo que ayer fue una cosa hoy puede ser otra y no pasa nada.

Enfrente, la UCR y vertientes del PRO buscan dominar Juntos por el Cambio porque entienden que el pase de Salazar al Frente de Todos les permite profundizar su propio proyecto. Tendrán disputa interna, porque Cecilio no deja ningún cabo suelto y la continuidad del bloque Juntos por el Cambio que preside Iván Paz en el Concejo es parte de ello.

A menos de un mes del cierre de listas para las elecciones legislativas, el Frente de Todos desde Nación y Provincia buscan que no sean los nombres propios los determinantes y que el candidato sea “el proyecto”. Por eso apuestan a sumar. “Es con todos”, repiten un poco en serio, un poco en broma.

En San Pedro, “todos” siguen girando alrededor de la figura de Cecilio Salazar. A favor, en contra o más o menos. Como casi siempre desde que decidió ser él quien conduzca el brazo político de su gremio y presentarse a elecciones.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias