40.5 C
San Pedro
domingo, enero 16, 2022
- Publicidad -
- Publicidad -

Reductores de velocidad frente al jardín Frutillitas: la mayoría de los vehículos cruzan de mano para esquivarlos

La Opinión corroboró durante una mañana que, tal como sostienen los vecinos de la zona, casi nadie respeta la presencia de esos reductores y todos se cruzan al carril contrario para sortearlos. La semana pasada dos motociclistas chocaron de frente por esquivarlos. La normativa vigente no contempla el tipo de dispositivos colocado en esa cuadra.

 

En la calle Rómulo Naón al 400, frente al jardín Frutillitas, se encuentran dos reductores de velocidad dispuestas uno en cada carril, puesto que esa calle permite la circulación en ambas direcciones. Tras un accidente protagonizado por dos motociclistas que chocaron de frente por esquivarlos, muchos señalaron que la mayoría de los vehículos se cruza de mano para evitarlos. La Opinión corroboró que es cierto.

Publicidad

Durante la mañana en la que un móvil de Radio Cuarentena permaneció en la zona quedó en claro que, al existir la posibilidad de sortear el reductor de velocidad cruzando al carril contrario, la mayoría comete esa infracción de tránsito para esquivarlos, con los riesgos que ello comporta.

A la salida del jardín, la madre de un niño que cursa en el Frutillitas contó que ella los atraviesa todos los días con su moto: “A mi me parece que tienen que estar, pero lo que pasa es que los esquivan y pasan fuerte igual”, explicó.

Estos reductores de velocidad, que existen también en otros puntos de la propia Rómulo Naón y en otros sectores de la ciudad, no cumplen con la normativa vigente en San Pedro, donde rige una ordenanza que establece cómo deben ser los lomos de burro y que además obligaba al Estado local, desde 2014, a cambiar todos los existentes que fueran distintos a lo que sancionó el Concejo Deliberante.

Deben ser tipo “meseta” y de tres metros en total: uno para la explanada para subir, otro para la meseta propiamente dicha y otro para la bajada. Además, la altura máxima debe ser de siete centímetros sobre el nivel de la calle.

A una distancia de 5 metros al acceso al reductor debe haber una línea de frenado de 40 centímetros, pintada de blanco “a los efectos que los conductores aminoren la velocidad antes de llegar al cruce”.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias