15 C
San Pedro
lunes, septiembre 20, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Pedro Alsogaray tras la condena a Bedetti: “Me hubiera gustado que pase la vida adentro de la cárcel”

Jonathan Bedetti, autor del delito, cumplirá una condena de 9 años, luego de ingresar al dominio de la familia e intentar asesinar a los presentes. Este viernes hablamos con una de las víctimas en #RadioCuarentena.

spot_img

 

Esta semana se conoció la medida oficializada por el Tribunal Criminal Nº 1 de San Nicolás quien dictó sentencia contra el responsable del asalto sufrido por la familia Alsogaray hace dos años atrás.

Publicidad

Jonathan Bedetti, de 29 años, fue condenado a 9 años de prisión efectiva al ser hallado culpable del hecho que se produjo en la madrugada del 4 de julio de 2019 en la propiedad ubicada sobre la calle 24 de Febrero al 2200.

Esa noche el acusado ingresó por el frente de la casa e hirió a Victoria Amatriaian, quien en ese momento se encontraba levantada y advirtió la presencia del delincuente en el interior. Se produjo un incidente con el dueño de casa, Pedro Alsogaray, y logró escapar por una puerta lateral pero todo lo sucedido fue registrado por las cámaras de seguridad de la propiedad siendo un factor determinante para poder esclarecer lo acontecido.

Una de las víctimas, el titular de la propiedad, habló en Radio Cuarentena y se refirió a la medida acordada por las partes quienes resolvieron la sanción bajo la figura del juicio abreviado.

“Estamos en la Argentina, me hubiera gustado que pase la vida dentro de la cárcel”, manifestó Pedro Alsogaray y agregó: “Esperemos que salga mejor de lo que entró”.

Bedetti, en el momento del hecho, se encontraba cumpliendo una medida de arresto domiciliario por un hecho en el que había sido condenado hace unos años atrás, pero una semana antes había estado en la fiscalía por un hecho de robo pero nadie advirtió que debía quedar detenido.

Sobre ello, Alsogaray, reconoció que solo le queda por pensar que en la fiscalía hay muchos casos y “no dan a basto con todo. Algo de eso debe estar pasando porque se tienen que dar cuenta que hay un tipo peligroso que anda suelto”, aclaró.

La primera vez que Bedetti fue detenido transcurrió en el año 2016 por un caso en donde baleó a un joven de apellido Cáceres en el barrio La Tosquera. Un año más tarde fue condenado y en octubre de 2018 le otorgaron el beneficio de arresto domiciliario que cumpliría en su vivienda ubicada en el mismo barrio.

“Habían querido entrar a un par de casas anteriores, y la única que encontró abierta fue la mía”.

La familia se presentó a declarar dos veces y Victoria Amatriain supo reconocer al delincuente cuando le mostraron la fotografía. En el momento del asalto ella fue quien encontró a Bedetti revolviendo la mesa de luz y fue allí cuando es impactada por la bala. “Yo no me acuerdo qué es lo que paso”, dijo Pedro.  

La mujer estuvo internada en el Hospital Italiano luego de que una bala le impactara en el hígado. La misma hoy se encuentra encapsulada pero los médicos dicen que “no hay ningún tipo de problemas”.

Durante la entrevista, Alsogaray, volvió a relatar el momento antes del incidente donde Bedetti estuvo una hora y 20 minutos recorriendo el lugar: “Nosotros escuchábamos los perros pero al lado vive mi hermano Julio y a veces se pelean entre los de él y los míos. Yo había llegado como a las 23.30 de la noche, muy cansado y no nos dimos cuenta que había quedado una puerta abierta”, recordó.

Su tranquilidad es que el delincuente al ser reincidente no tendrá derecho a ningún “beneficio” que se le otorgue en prisión tal como la reducción de pena.

“Lo que nos hizo a nosotros es una cosa tremenda y gracias a Dios estamos bien”.

Luego de que Bedetti dispara en dos oportunidades Alsogaray recordó cuando apareció su hijo Juan Pedro, que en ese momento tenía 11 años, y pudo observar a sus dos padres heridos en la habitación: “Cuando llegó al cuarto y me vio en el piso lleno de sangre y a mi mujer, que tenía un pijama blanco, tirada en la cama con un tiro en el estomago, se levantó y me dijo ‘papá entraron a robar, voy hasta la cocina a buscar un vaso de agua y me acuesto. Después les digo a los chicos que ustedes se fueron a trabajar’.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias