15.6 C
San Pedro
domingo, julio 25, 2021
spot_img

Desde la cárcel, Pedro Lineros pidió asistencia para su hijo de siete años

Saldrá en libertad en agosto de 2020 cuando cumpla su condena tras haber quedado sin efecto el beneficio del arresto domiciliario. El niño del que estaba a cargo fue entregado a una familia de Córdoba porque la hermana que lo tenía a cargo fue detenida por robo. El caso se hizo público cuando su progenitora denunció la desaparición públicamente y recibió ayuda para ir a buscarlo pero gastó el dinero y no lo trajo a la ciudad. Ahora, desde el penal, el condenado por un homicidio procura el sustento de su asignación para asistir a la criatura.

Publicidad

 

Desde que Pedro Lineros volvió al penal de San Nicolás, la vida de su hijo de siete años comenzó a pasar por nuevas dificultades. Además de presenciar el allanamiento y la detención, el menor vivió horas de angustia tras soportar que la pareja que lo llevó a Villa Dolores, en Córdoba, fuera detenida por robar una tienda en Cura Brochero.

Publicidad

El niño fue devuelto por la policía a una familia que lo cuidó durante varios días como propio pero sin que nadie advirtiera la suerte de un nene al que ni la justicia ni los responsables de Minoridad le prestaran debida atención pese a las decenas de antecedentes que su progenitora presenta frente al cuidado de los hijos cuya tenencia se ha otorgado a una abuela.

Tal como reportó este medio, una tarde, la madre reclamó la desaparición a sabiendas del paradero y logró asistencia para recuperar la criatura. El municipio le proporcionó el dinero para viajar pero lejos de traerlo estuvo en Córdoba con su pareja y regresó a la ciudad para desviar al debate público la disputa con la hermana que tiene a cargo al niño por decisión del propio Pedro Lineros, quien entiende que es "mejor para él no estar con la madre" por los antecedentes que tiene en relación a adicciones y conductas abandónicas.

Lo sucedido no fue suficiente. Días después, Nadia Gómez se presentó en la Comisaría de la Mujer y radicó una denuncia que llegó al Fiscal Marcelo Manso quien de inmediato tomó medidas para dar con el paradero de la criatura y entendió que la propia denunciante conocía el domicilio donde estaba al cuidado de la familia cordobesa y de su hermana, recientemente liberada.

Desde ese momento, Lineros comenzó a contactarse con La Opinión & Sin Galera para aclarar la situación. Desde esta redacción se le aclaró que al tratarse de un menor se tomaban los recaudos de la preservación de identidad y por supuesto de la procura del bienestar para la criatura que desde su nacimiento convive con situaciones que lo afectaron y afectan en su normal desarrollo. Sin embargo, comenzó a denunciar en redes sociales el comportamiento de su expareja, a pocas horas de haber percibido el dinero que recibe por las asignaciones familiares y con ello se desató una polémica que hasta hoy se multiplica en cruces y amenazas a las que se suman mensajes intimidantes a quien hoy está a cargo de la criatura.

El sábado, pidió hablar en el programa Sin Galera y allí mantuvo una charla con Lilí Berardi en la que relató los motivos por los que reclama la asistencia para su hijo y el cuidado hasta que deje el penal cuando cumpla la totalidad de su condena: "Yo al nene lo crie cuando tenía un año. Siempre que estuvo conmigo lo crie para bien más allá de que mi ejemplo no tiene que ver, la enseñanza siempre fue para él. La educación, el cuidado y todo me correspondía a mí, venía educándolo bien y me pasó lo que me pasó. Estaba con la pulsera trabajando en la compra y venta de artículos usados, así podía mantener a mi hijo. Son cosas que todavía no se corroboraron los hechos por los que estoy detenido, estoy pagando una condena que debo pagar obviamente pero no hay nada corroborado para revocar el uso de la pulsera".

Sobre por qué pidió expresarse públicamente, sostuvo que la madre del menor de edad sacó "un préstamo de 16 mil pesos para el nene" pero "nunca" le dio nada. Y aseguró: "Nunca figuró un peso para él porque todo lo conseguí yo con mi trabajo. Hacia cualquier trabajo para sostenerlo, quiero reclamar públicamente que ella le reintegre de ahora en adelante la plata que le corresponde. Los otros hermanitos los tenía la madre. Yo no quiero -continuó- embarrar a la persona porque es la mamá de mis hijos. Pero ella está muy perdida con el alcohol y la droga. Ella una vez lo dejó en la Casa del Niño y si no fuera por la abuela de él lo hubieran dado en adopción. Estuve siguiendo a mi hijo desde muy cerca. Le habíamos conseguido los pasajes a la madre para traer al menor desde Córdoba hasta San Pedro y lo que hizo fue que fue de vacaciones".

El chico continúa en Córdoba con una hija de Pedro Lineros y su novio quienes estuvieron detenidos por robar en una tienda en Cura Brochero. Tal relató Lineros, él mismo lo autorizó a viajar con ellos y en los próximos días regresarán a San Pedro con la idea de "hacer una tutela" hasta que su papá recupere la libertad. Por último, recalcó que el niño "está bien cuidado" y que iniciarán los "trámites" para que siga en buenas condiciones: "En 2022 tengo cumplimiento efectivo de la pena. Yo tengo mi familia y todos ellos me apoyan con el nene, siempre estuvo conmigo y no está acostumbrado a estar con la madre".

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias