17.2 C
San Pedro
domingo, julio 25, 2021
spot_img

Denegaron excarcelación al empleado municipal contagiado de COVID detenido por violencia de género

Ramón Sergio Díaz, de 35 años, continúa alojado en la Comisaría sin que nadie disponga otras medidas, teniendo en cuenta que atraviesa un cuadro de coronavirus. "Caramelo", como lo llaman, fue detenido tras apuntar en la cabeza a su expareja con un arma de fuego.

Publicidad

 

Mientras nadie reacciona ante la delicada situación provocada luego de que a un preso de la Comisaría de San Pedro sea diagnosticado con COVID-19 positivo, el riesgo para el personal policial y quienes tomaron intervención en el caso sigue latente.

Publicidad

En todos los ámbitos fueron anoticiados de lo que está sucediendo con este caso en particular pero nadie tomó alguna decisión y el empleado municipal acusado de violencia de género sigue cursando la enfermedad en un calabozo de la dependencia local.

Identificado como Ramón Sergio Díaz, alías “Caramelo”, de 35 años, empleado municipal dependiente de la Secretaría de Servicios Públicos que cumplía tareas en el Corralón, sigue preso luego de que le denegaran la excarcelación y sin haber presentado complicaciones derivadas de su cuadro de coronavirus.

Los estudios que le practicaron el viernes, placas y análisis, confirmaron que el cuadro de salud general de Díaz es bueno, pero de todos modos “no hay Plan B” en caso de que su situación se agravara de alguna manera.

Con la conversión de su condición de aprehendido en la de detenido, la Defensoría Oficial que lo asiste solicitó su excarcelación pero el Juzgado de Garantías denegó el pedido. Mientras tanto, la fiscala Viviana Ramos, titular de la UFI 11, prepara el expediente para pedir la prisión preventiva.

“Caramelo” Díaz fue detenido el domingo 6 de junio acusado de amenazar a su expareja, a quien le colocó un arma de fuego en la sien.

Esa misma noche fue trasladado a la Comisaría y a la mañana siguiente lo llevaron en patrullero primero al edificio de Defensoría y luego al de Fiscalía para el trámite relacionado con su declaración indagatorio como imputado por el episodio de violencia de género.

Al culminar con su declaración, expresó que no se sentía bien y fue trasladado al Hospital en donde se le efectuó un test rápido de coronavirus que arrojó resultado negativo. Luego fue hisopado en Consultorios Amarillo y a las 48 horas el laboratorio Central Lab confirmó que estaba contagiado.

A todo esto, el preso ya había estado en contacto con varias personas. A su vez, su hijo y su expareja habían hecho lo mismo en la Comisaría de la Mujer y con el personal que la asistió ante la gravedad del hecho.

En el único ámbito donde se tomaron medidas fue en la Comisaría, donde los tres policías que estuvieron en contacto con Díaz fueron aislados.

Este fin de semana, dos de los funcionarios afectados regresaron a la actividad ya que no presentaron síntomas y el hisopado les dio negativo, mientras que el restante se encontraba algo dolorido y, por precaución, permanecería aislado.  

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias