9.3 C
San Pedro
viernes, junio 18, 2021
spot_img

La historia deportiva de Alexa Pettone en Página 12: “Tenía miedo a ser rechazada, pero nunca me pasó en las competencias”

Quien en 2015 se convirtió en la primera mujer trans en ser aceptada por la Confederación Argentina de Patín Carrera brindó una entrevista al medio de comunicación nacional y habló de sus inicios y desarrollo en el deporte.

Publicidad

 

Alexa Pettone hizo historia en el deporte nacional cuando en 2015 se convirtió en la primera mujer trans en ser aceptada por la Confederación Argentina de Patinaje (CAP) tras una charla con el coordinador Esteban González quien aceptó que compita profesionalmente en la rama femenina.

Publicidad

En 2017 y 2019 la sampedrina llegó al éxito al ganar las carreras de 300 y 500 metros en el Nacional y coronó el camino de una lucha que comenzó muchos años antes y lo contó en una entrevista que brindó a Página 12 y se publicó el domingo en la sección Pibas con Pelotas

“Mi mamá, sin buscarlo, me acercó al patinaje a los 8 años, logrando separarme del binarismo del deporte y evadiendo la obligación de jugar al fútbol por ser varón. A partir de ahí crecí en la disciplina y comencé a entrenar de manera profesional en Paraná”, recordó.

En su adolescencia, Pettone dejó de competir porque no se sentía “identificada con la categoría masculina”, admitió. Sin embargo, la sanción de la Ley de Identidad de Género y triunfar en una prueba amateur para mujeres fueron el impulso para contactarse con González quien la escuchó y no dudó en aceptarla.

Alexa Pettone en el skate park en San Pedro. Foto: Página 12.

Desde entonces, la sampedrina empezó a entrenar con Andrea González y se unió a Cermun de José C. Paz, club al que todavía pertenece aunque no hay certámenes por la pandemia de coronavirus. “Volver a las pistas siendo Alexa fue un reconocimiento personal y colectivo”, dijo quien tuvo su primera participación en un Metropolitano en Escobar.

A diferencia de deportistas trans que debieron recurrir a la Justicia para acceder a sus derechos, a Alexa le bastó con expresarse ante la CAP. Sin embargo, tras el aval enfrentó dudas y temores: “Al principio tenía miedo a ser discriminada, apartada, rechazada, todas las cosas a las que las personas trans estamos acostumbradas. Por suerte no me pasó nunca dentro de las competencias”. En contrapartida, sí sufrió en su ciudad natal: “Eso me pasó en San Pedro, porque nadie es profeta en su tierra”.

Semanas atrás Alexa Pettone grabó escenas para la película “Yo nena, yo princesa” de Federico Palazzo que protagonizan Juan Palomino y Eleonora Wexler y está basada en el libro que escribió Gabriela Mansilla sobre la historia de Luana, su hija, la primera nena trans del mundo que cambió su identidad sexual.

“A los 3 años Luana le dijo a su mamá ‘Yo nena, yo princesa’, manifestándole un disconformidad con el género que se le asignaba. Gabriela ante el desconocimiento comenzó a escribir sin pensar que sería un libro, todo lo que se iba modificando, sus miedos, sus adversidades. Así comienza esta militancia y desde ahí escribe este libro que hoy es un material importante para la aplicación de la ley sexual integral”, explicó Alexa Pettone a La Opinión.

A la sampedrina le tocó interpretar a una psicopedagoga: “Mi personaje, Gabriela, recurre a un montón de colegios buscando la solución de la problemática de su hija, recae en una escuela pública y se encuentra con una directiva más dócil con las identidades disidentes y allí estoy yo como psicopedagoga”.

El rodaje de las escenas en las que participa Alexa tuvieron lugar en la Universidad de la Matanza. “Eleonora es divina, Paola es divina, Juan es divino, me súper contuvieron, me acompañaron, nació una amistad súper hermosa, que seguramente continuará, la idea es seguir preparándome para presentarme en otros proyectos y ojalá tener suerte”, contó.

Aunque tuvo experiencias en TV y participó en un videoclip de la banda Sudor Marica, el cine era una asignatura pendiente en su carrera: “Lo venía pensando desde hace tiempo. Había empezado a tomar clases con Fausto Olmos, había hecho dos o tres castings y había estado cerquita de un papel. De la nada apareció esta oportunidad, y ahora a seguir estudiando para ser la actriz que quiero ser”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias