8.3 C
San Pedro
jueves, mayo 13, 2021

Juhant aseguró que los policías que patrullan Pueblo Doyle usan el destacamento “como base”

El subdelegado municipal explicó que está al tanto de que el destacamento del pueblo no puede ser utilizado como tal, pero aseguró que lo reacondicionar para que los efectivos que patrullan la localidad "puedan tener un lugar". Por ello, indicó, solicitaron una heladera y un televisor a los vecinos.

Publicidad

 

La Opinión informó este martes que la Subdelegación municipal de Pueblo Doyle, que conduce Luciano Juhant, había solicitado a vecinos de la localidad una heladera y un televisor para colocar en el destacamento policial porque hay dos efectivos y un móvil asignados a recorrer la zona tras el violento asalto a la familia Oneto, el segundo de las mismas características en 15 días.

Publicidad

En esa nota, este medio advirtió que el sitio donde funcionó el destacamento de la Patrulla Rural no reúne las condiciones para ser utilizado como dependencia policial y que rige una resolución ministerial que impide que a ese edificio se le destine tal fin.

Tras la publicación, Juhant hizo algunas aclaraciones respecto de su anuncio de reapertura de ese espacio y explicó que si bien no será utilizado como destacamento propiamente dicho sí será “como una base” para los agentes que, desde la Policía Comunal de San Pedro, están asignados para patrullar el pueblo tras ese grave hecho.

“Estoy en conocimiento de la resolución ministerial, lo que estamos haciendo es reacomodando y reambientando el espacio físico para que puedan tener un lugar donde pernoctar, almorzar, cenar, hacer algunos momentos de impasse en la recorrida”, señaló Luciano Juhant.

El representante del Gobierno municipal de Cecilio Salazar en Pueblo Doyle recordó que el móvil que dispuso la Jefatura Comunal está las 24 horas en la localidad, con dos efectivos, que se van turnando a diario.

“El destacamento hace como una base donde ellos se alojan pero no actúa como destacamento”, dijo Juhant.

“No obstante, hemos elevado notas con el jefe distrital por el impedimento que hubo y lo que llevó a inhabilitar el destacamento y a dejarlo inoperativo, para que pueda levantarse esa restricción y pueda estar funcionando como tal”, anunció el funcionario gubernamental.

“No es que anuncié con bombos y platillos algo que no se puede en este momento”, aclaró y agregó: “Sí anuncié que la base edilicia va a ser usada como un lugar para que ellos puedan pasar la noche, estar un rato, almorzar, y obviamente con una heladera y un televisor que la gente donó”.

Además, en el Facebook de la Subdelegación, donde habitualmente pide a los vecinos elementos para alguna u otra refacción que haya que hacer en el pueblo y para lo que no cuenta con recursos municipales del presupuesto asignado, solicitó que “una garrafa de 10 o 15 kg., es para el destacamento, aunque no tenga carga”.

“Realmente hay mucha solidaridad y la gente está más tranquila en el pueblo porque hay un móvil y hay personal que está velando por la seguridad”, sostuvo el subdelegado municipal de Pueblo Doyle, Luciano Juhant.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias