19 C
San Pedro
jueves, enero 27, 2022
- Publicidad -
- Publicidad -

El retiro de Andrés Franzoia: 11 clubes, campeón con Boca y CADU de Zárate, más de 250 partidos y casi 50 goles

Debutó en Boca Juniors con apenas 19 años y jugó su último partido con Defensores Unidos de Zárate en la B Metropolitana a los 34, a mediados de 2019.

 

Andrés Franzoia le dijo adiós al fútbol tras una extensa y fructífera carrera de 17 años en el profesionalismo, aunque en los últimos dos estuvo inactivo aquejado por una lesión en uno de sus tobillos que le impidió retirarse adentro de una cancha. En su camino vistió la camiseta de 11 clubes, logró dos títulos, jugó 267 encuentros oficiales y anotó 47 goles.

Publicidad

El sampedrino se formó en Paraná, donde a sus 5 años conoció el deporte. Hizo el fútbol infantil, inferiores y debutó en primera a los 16. Allí se dio el lujo de compartir campo de juego con sus hermanos Ignacio y Matías antes de emigrar a la reserva de Boca Juniors gracias a una prueba que Omar Ansaloni le consiguió a través de Jorge “Chino” Benítez.

Fue justamente el castrense Benítez quien le dio los primeros minutos en el profesionalismo a Franzoia el 29 de mayo de 2005 en el empate del Xeneize 0 a 0 en La Plata frente a Estudiantes por la 15ª fecha del Clausura. En el elenco de la ribera de Capital Federal disputó 14 duelos y marcó un gol, el recordado a San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro desde casi la mitad de la cancha.

“En ese momento no me daba cuenta de dónde estaba”, admitió en una entrevista que brindó a La Opinión en abril de 2020. Compartió plantel con Martín Palermo, Juan Román Riquelme, Fernando Gago, Bruno Marioni, Guillermo Barros Scheloto, Marcelo “Chelo” Delgado y Rodrigo Palacio, entre otras figuras. Mientras vistió la camiseta azul y oro lo dirigieron Carlos Bianchi, Alfio Basile, Ricardo La Volpe y Miguel Ángel Russo.

Uno de los dos título que tiene en su palmarés Andrés lo obtuvo en Boca. Fue la Recopa Sudamericana en 2006, que la entidad de Argentina jugó por haber sido campeón de la Copa Sudamericana en 2005. En La Bombonera su equipo superó 2 a 1 a San Pablo de Brasil y en el Morumbí empardó 2 a 2.

Sin demasiado lugar cuando Russo se hizo cargo del equipo, Franzoia emigró a Huracán en busca de continuidad. En Parque Patricios brilló en su primera etapa con nueve tantos en 25 partidos para una media de 0,36 por cotejo, la máxima de su carrera. Tras un paso por Rosario Central donde festejó dos conquistas en 42 juegos, volvió al Globo para la temporada 2009/10 y en 16 juegos gritó un gol.

Su carrera continuó en Arsenal de Sarandí donde, curiosamente, no marcó en 24 cotejos. Lo mismo le ocurrió en 2016 en Sarmiento de Junín, aunque sólo disputó cuatro partidos. Antes dejó buenas imágenes en Olimpo de Bahía Blanca (siete festejos en 30 encuentros) y Unión de Santa Fe (nueve en 26) más allá de que con ambas instituciones descendió por las malas campañas que arrastraban.

Su única posibilidad en el exterior fue en Barcelona de Guayaquil en Ecuador, pero no tuvo una buena experiencia más allá de que en 15 duelos anotó un gol. “La pasé mal porque llegué con una ilusión muy grande, a un club muy grande, de hacer la cosas bien pero me encontré con que a la tercera fecha el entrenador se fue, vino otro y no jugaba. A los seis meses ya no me querían pagar, querían que me vaya y me apuraban y fue algo horrible”, rememoró años atrás.

Y agregó: “Me dejaron tirado y es un club grande de Ecuador. Entrenaba con el plantel por contrato pero ni siquiera me hacían hacer fútbol y le pagaban a todos y a mí no. Yo allá estaba con mis hijos y mi exmujer, era llevadero porque estaba acompañado pero era difícil sobrellevarlo. Me quedaba un año más de contrato y no me pagaban. Era injusto eso porque yo a nadie obligué a que me contrate y había tenido varias opciones de otros equipos pero me la jugué de ir ahí. Se portaron bastante mal pero después el tema legal puso las cosas en su lugar”.

Andrés Franzoia celebra su gol con Barcelona de Ecuador.

En su regreso a Argentina Andrés Franzoia fue a Argentinos Juniors y en 2015 hizo tres goles en 24 cotejos. Tras otro paso en falso en Sarmiento, estuvo inactivo y en el verano 2018 volvió a entrenar con Paraná para el Torneo Federal C. Aunque tenía la intención de ponerse la casaca albirroja en caso de que no le surja ninguna oferta, Defensores Unidos de Zárate se lo llevó.

Con la camiseta del Celeste afrontó 42 partidos entre la Primera C y la B Metropolitana y marcó 14 tantos, dos de ellos en la victoria ante Dock Sud el día de la consagración y ascenso a la tercera categoría de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) en 2018. Allí, en Villa Fox, es ídolo y su retiro del fútbol profesional repercutió igual o más que en su San Pedro natal.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias