18 C
San Pedro
domingo, enero 17, 2021

El Gobierno busca alternativas para abrir Mansa Lyfe bajo gestión municipal y aprovechar la playa en el verano

La Federación de Trabajadores de Luz y Fuerza decidió no abrir sus complejos turísticos esta temporada, entre ellos el de San Pedro. En la Municipalidad analizan alternativas para buscar un acuerdo con el sindicato de manera tal que el Estado pueda abrir la playa para pasar el día.

Publicidad

 

La emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus COVID-19 hizo que la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza (FATLyF) tomara la decisión de no abrir durante la temporada de verano que se avecina algunos complejos turísticos que están bajo su órbita en el país, entre ellos el de San Pedro, Mansa LyFE.

Publicidad

Ello implica que sampedrinos y turistas que solían concurrir a ese predio costero para pasar los días de verano en la playa se quedaron sin esta opción. San Pedro se quedó sin una de las pocas posibilidades para acceder al río y bañarse, puesto que quien pagaba la entrada podía disfrutar del piletón.

En el Gobierno analizan alternativas para alcanzar un acuerdo con FATLyF que permita generar las condiciones para que sea la Municipalidad la que se haga cargo de la apertura del predio durante la temporada, de manera tal que el espacio de playa no quede ocioso este verano.

“La idea está dando vueltas y ya se le planteó a Cecilio. La idea está”, dijo a La Opinión un funcionario del gabinete a quien le comentaron la posibilidad y es uno de los que está buscando alternativas para darle forma a lo que sería un acuerdo con el concesionario de ese espacio público.

“Hay voluntad de buscar un consenso con FATLyF”, revelaron desde el Gobierno.

Aunque el Estado podría plantear que el concesionario, al mantener cerrado, estaría en riesgo de incurrir en algún tipo de incumplimiento, el plan del Gobierno no es imponer sino buscar alternativas que permitan un acuerdo con FATLyF para que haya un consenso y que las partes estén en la misma sintonía.

FATLyF tomó la decisión de no abrir el complejo turístico “luego de haber evaluado las condiciones generales y priorizando la prevención de nuestros trabajadores y de todo el público que nos elige habitualmente para disfrutar de cada uno de nuestros espacios”.

El sindicato entendió que es “oportuno aguardar la evolución del COVID-19 y la llegada de la vacuna” y se genere “un contexto más favorable” para el desarrollo de actividades de este tipo.

Desde que se decretó el aislamiento, el complejo Mansa Lyfe permanece cerrado. Durante la temporada pasada, hubo un promedio de 1800 personas por día, con un pico de 3500 el día de la Fiesta del Pritiao.

“En lo económico tiene un impacto importante”, dijo a La Opinión Christian Romero, el administrador del predio, que había preparado protocolos para la reapertura y tenía expectativas para la temporada, hasta que llegó la decisión nacional de la FATLyF.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias