{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Publicado el: Domingo, Junio 21, 2020 - 09:04

Coronavirus: Con 29 nuevas muestras el gobierno endureció su posición y advirtió que se volverá a Fase 1

Silvio Corti y Guillermo Sancho no dejaron dudas: si los sampedrinos no modifican su conducta se verán obligados a volver a Fase 1 por el brote. Con quince casos positivos, de los cuales once se confirmaron esta semana y casi treinta hisopados que se envían hoy apelaron a la responsabilidad individual y revelaron detalles de lo que han observado en los últimos días. Además de un nuevo caso positivo en el que no se conoce nexo epidemiológico más que la empresa donde trabaja la mujer de 43 años que contrajo la enfermedad, Corti se ocupó con vehemencia de señalar que "en San Pedro la propagación del virus tiene que ver con la irresponsabilidad de los contagiados", en referencia clara a "la explosión" que desató un brote que tuvo como epicentro a una familia.

El sábado por la noche, ni Silvio Corti ni Guillermo Sancho ahorraron reproches a noventa días de inciado el aislamiento. Visiblemente cansados pero mucho más indignados por el comportamiento de parte de la población, advirtieron que en estas horas analizan revertir todas las actividades hasta reducirlas al máximo si no se corrigen conductas temerarias como las que ocurrieron desde que se conocieron las consecuencias y los contagios de un prefecturiano que se desempeña en Ibicuy. 

Después de días difíciles, el Secretario de Gobierno empezó agradeciendo al periodismo que a esa hora de la noche llegó a la reunión de urgencia a la que citó el departamento de prensa. Luego se refirió a los resultados, pero se notó que lo que más quería antes de las preguntas era dirigir por primera vez un mensaje cuya contundencia no deja resquicios para interpretaciones. "Todo se ha producido por el descuido de una persona y no por las medidas que el gobierno toma", dijo en referencia al caso que disparó un brote cuyos primeros resultados se advirtieron el jueves cuando se confirmaron ocho casos positivos de los cuales seis eran solo de una familia. 

"Hoy ha sido un día de muchísimo trabajo en lo que denominamos bloqueos sanitarios. Cuando aparece un caso positivo, lo que corresponde es identificar los contactos estrechos y evitar que el virus se propague", dijo Corti en relación a la jornada que terminaba con 29 muestras que hoy domingo llegarán al Instituto Malbrán. La jornada había empezado muy temprano con un operativo saniario en Río Tala.

"Lo que estamos detectando, lamentablemente, es que más allá de las medidas que el Gobierno tome, de las recomendaciones muy claras que se vienen haciendo hace 90 días de cuarentena, donde nadie puede aducir que no tiene claro qué es lo que tiene o no tiene hacer", no da resultado y allí hizo una pausa para advertir que en San Pedro la propagación del virus tiene que ver con la irresponsabilidad de los contagiados". Así, logró definir algo que muchos estaban esperando y que aumenta la presión en el mundo de las redes sociales: la permanente violación de la cuarentena para actividades sociales o innecesarias.

"Dejamos afuera a quienes tienen que trabajar. Nos referimos a la gente que sigue reuniéndose, sin cumplir con las mínimas medidas de higiene que venimos pidiendo. Con un sólo caso positivo tenemos que estar aislando a más de 150 personas. Eso es lo que está pasando en San Pedro. Todo se ha producido por el descuido de una persona, no por las medidas que el Gobierno toma".

Más tarde fue Sancho el que mostró también por primera vez el fastidio que produce trabajar mientras se relajan los comportamientos sociales al punto de mencionar que mientras alguien pide alguna apertura comercial con un protocolo impecable, deja que "los empleados tomen y compartan mate en la cocina". 

"Tenemos grandes sospechas de que sí, que vamos a tener nuevos resultados positivos. Estas personas tienen que seguir aisladas 14 días más", señaló respecto a casos que podrían haberse evitado de no ser por la conducta de quien contagió a casi toda su familia.

"Entiendo que estemos cansados, pero esto es una situación inédita. Vamos a sufrir mucho, vamos a tener una saturación del sistema de salud, vamos a tener que eventualmente volver a una cuarentena muy estricta y nadie pone en duda que las personas necesitan trabajar, y tal vez eso nos exponga a quienes tenemos que trabajar, pero estamos viendo muchas situaciones que no es una situación laboral, es social. "Es un mate", "es un ratito", hemos detectado mucha gente que sigue tomando mate".

También hay que decir que en el tono de esta conferencia de prensa el gobierno parece haber recuperado la inciativa y el timón, porque la realidad sacudió el temor de un nuevo "efecto Chaco" o el más cercano en Ibicuy, donde la población que integran 9000 almas, se conforma con apenas una sala de atención sanitaria y ocho campas para contener a los treinta casos positivos que registraban hasta el viernes tras una semana de brote entre prefecturianos que por lo que se pudo saber se contagiaron compartiendo una reunión social, algo que la población no les perdona. Uno de ellos, llegó a San Pedro; otros fueron a otras ciudades sin estar cumpliendo algunas de las tareas esenciales por la que se los autoriza a circular sin restricciones.

 

Notas Relacionadas

EDICION IMPRESA #1461
Lunes 13 Abril 2020

Comentarios