37.7 C
San Pedro
lunes, enero 25, 2021

Cecilio Salazar inició gestiones para abrir Mansa Lyfe en verano

El intendente se comunicó el jueves con representantes de la regional Zona del Paraná de la FATLyF que tiene asiento en Baradero y manifestó que "hay que esperar algunos días". En caso de que la respuesta sea negativa, acudirá al Secretario General, Guillermo Moser.

Publicidad

 

La decisión de la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza (FATLyF) de no abrir sus campings y hoteles en la temporada 2020/21 por la pandemia de coronavirus preocupa en San Pedro porque Mansa Lyfe es uno de los únicos espacios en la ciudad donde las personas, vecinos y turistas, pueden acceder al río para bañarse.

Publicidad

En ese marco y con la necesidad de que el predio funcione, Cecilio Salazar inició gestiones para torcer la medida. La primera de ellas fue comunicarse con la regional Zona del Paraná de la FATLyF que tiene asiento en Baradero, tal explicó a La Opinión: “Ellos están haciendo fuerzas también para que se abra y existe la posibilidad de que lo abran por su cuenta. En caso que decidan no abrirlo, van a considerar la posibilidad de que podamos hacerlo nosotros”.

Además, precisó que la regional de la que depende San Pedro “considera la posibilidad de abrir ellos” Mansa Lyfe porque entiende que “en algunos lados” los predios se van a abrir más allá de la postura inicial.

Por último, el intendente dejó en claro que recurrió a Zona del Paraná para “no agotar todas las instancias”. Y, respecto a los pasos a seguir, aseveró: “Hay que esperar algunos días y en todo caso hablar con el Secretario General, con (Guillermo) Moser”.

La regional está haciendo fuerzas para que se abra Mansa Lyfe y, si no lo hacen ellos, nos van a considerar a nosotros

Cecilio Salazar

FATLyF decidió no abrir ninguno de sus complejos turísticos “luego de haber evaluado las condiciones generales y priorizando la prevención” de sus trabajadores y el público en el marco de la emergencia sanitaria. El sindicato entendió que es “oportuno aguardar la evolución del COVID-19 y la llegada de la vacuna” y se genere “un contexto más favorable” para el desarrollo de actividades de este tipo.

Desde que se decretó el aislamiento el 20 de marzo, el complejo Mansa Lyfe permanece cerrado. Durante la temporada pasada, hubo un promedio de 1800 personas por día, con un pico de 3500 el día de la Fiesta del Pritiao.

“En lo económico tiene un impacto importante”, dijo a La Opinión Christian Romero, el administrador del predio, que había preparado protocolos para la reapertura y tenía expectativas para la temporada, hasta que llegó la decisión nacional de la FATLyF.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias