9.6 C
San Pedro
jueves, mayo 13, 2021

Vuelta de Obligado: arqueólogos que estudian la zona de la Batalla recomiendan “proteger y preservar” el área

La Municipalidad difundió esta semana el segundo informe del equipo multidisciplinario de la Universidad de Luján que desde hace 20 años trabaja en la investigación arqueológica del sitio donde se produjo la Batalla de la Soberanía en 1845 relacionado con las cadenas halladas en el río. "La zona en la que se hicieron los hallazgos debería ser considerada como área de alta sensibilidad arqueológica", advirtieron.

Publicidad

 

Los arqueólogos de la Universidad de Luján que desde hace 20 años trabajan en la investigación científica del sitio de la Batalla de Vuelta de Obligado remitieron un segundo informe relacionado con las cadenas que encontró el pescador Jorge López gracias a la bajante histórica del Paraná, un texto en el que advierten sobre la importancia del hallazgo y de la necesidad de conservar la zona donde se produjo, que es donde el Gobierno municipal proyecta una playa cuyas obras comenzaron en julio.

Publicidad

En el informe, el equipo que conduce Mariano Ramos repasó las tareas que hicieron durante las dos expediciones desarrolladas en la zona tras el hallazgo de López. El eslabón que retiraron para analizar lo tiene el ingeniero Horacio de Rosa, del Grupo de Arqueometalurgia (GAM) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires (UBA), y tras su estudio será entregado, junto al resto de las muestras tomadas, al Museo ubicado dentro de la Reserva Natural.

El dato obtenido hasta el momento es que esos eslabones corresponderían a cadenas confeccionadas durante las primeras décadas del siglo XIX, lo que alimenta la sospecha de que, efectivamente, puedan ser las que las tropas al mando de Lucio Norberto Mansilla dispusieron en el río Paraná para impedir el paso de las tropas anglofrancesas.

Este segundo informe del equipo interdisciplinario que estudia Vuelta de Obligado como un sitio de relevancia arqueológica porque allí se desarrolló nada menos que la primera batalla en defensa de la soberanía nacional tras la Guerra de la Independencia deja además una serie de "perspectivas y recomendaciones".

Allí señalan que cuando se produzca algún hallazgo fortuito, como el de esta cadena, "debe ser informado a las autoridades nacionales pertinentes" para que intervengan los científicos y puedan desarrollar los estudio especializados correspondientes.

Además, indican que "las investigaciones pueden ser realizadas en el lugar de hallazgo", además de considerar la posibilidad de tomar muestras, cuando sea necesario, para analizar en laboratorio.

Eso va de la mano de la siguiente recomendación, que es ni más ni menos que se tomen los recaudos necesarios para proteger la zona donde se produjo el combate por el valor histórico que posee: "Frente a determinadas situaciones en las que se podría considerar un daño al patrimonio nacional, la zona en la que se hicieron los  hallazgos debería ser considerada como área de alta sensibilidad arqueológica".

Los arqueólogos, que en el informe advirtieron que buena parte de la tarea emprendida en su última expedición fue nula porque "el área se encuentra muy alterada producto del constante accionar del río y determinadas actividades para la realización de la playa turística" —establecieron que "estratigráficamente, los primeros 0,40 m de profundidad se corresponden con el relleno de tierra apisonada— se pusieron a disposición para "llevar a cabo acciones destinadas a proteger y preservar el patrimonio material del área".

En ese sentido, anticiparon que están elabornado un plan de puesta en valor del patrimonio histórico arqueológico para su aprovechamiento en materia de turismo cultural, con el objetivo de que Vuelta de Obligado sea, como otros puntos del país y del mundo, un sitio arqueológico de relevancia turística.

"Puede incentivar el onocimieto de aspectos patrimoniales, científicos e históricos, e incluso favorecer los fines ecológicos, recreativos, gastronómicos, artesanales, lúdicos y otros. El lugar puede formar parte de los sistemas y circuitos turísticos nacionaes e internacionales", señalaron.

El informe del equipo científico que conduce Mariano Ramos recuerda que el sitio arqueológico de Vuelta de Obligado es "el primer campo de batalla" estudiado desde esa perspectiva en la Argentina y en Latinoamérica.

Sin hacer otra mención específica, el texto aparece como una voz científica que se suma al debate respecto del proyecto de playa pública que el Gobierno anunció para el paraje histórico y que, según dijo el propio intendente Cecilio Salazar, "es una decisión tomada".

Vuela de Obligado: Segundo informe del equipo de la Universidad de Luján by La Opinión Semanario on Scribd

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias