18.5 C
San Pedro
martes, abril 20, 2021

Vuelta a clases: actualizaron el protocolo para “ganar la mayor presencialidad posible”

A pocos días del inicio del ciclo lectivo 2021, el Gobierno provincial introdujo modificaciones en el protocolo original que rige desde octubre, por lo que jardines, primarias y secundarias deberán adaptarse en pocos días a la nueva normativa. Qué dice el protocolo actualizado.

Publicidad

 

El lunes comienza el ciclo lectivo 2021 y el gobernador Axel Kicillof ratificó el reinicio de las clases presenciales con “protocolo de pandemia”, que era hasta ayer el que habían diseñado en octubre. Este miércoles, cuatro días de que los estudiantes regresen a las aulas, el Gobierno provincial “actualizó” las medidas para “ganar la mayor presencialidad posible”.

Publicidad

Las modificaciones introducidas en las últimas horas y recientemente comunicadas a cada distrito para que jardines, escuelas primarias y secundarias estén al tanto y se pongan a tono camino al comienzo de clases implican reorganización de las actividades y de las modalidades de presencialidad; actuación ante un caso de COVID-19; y pautas de ventilación en las aulas.

Las complicaciones para la actualización del protocolo las tendrán las escuelas primarias, que deben recibir a los estudiantes el lunes próximo. Las secundarias, por su parte tendrán una semana más, puesto que su ciclo lectivo comienza el 8 de marzo.

Entre las nuevas pautas obligatorias hay una que es fundamental y que ameritará que las escuelas se reorganicen para modificar lo que muchas ya se habían planteado: “La jornada escolar es de cuatro horas, incluynto tiempos de descanso”, dice el protocolo actualizado.

Otras las obligaciones que incluyeron está relacionad con la cantidad de estudiantes dentro de las aulas: ya no hay un número máximo (era hasta 15) sino que debe primar la garantía de la distancia de 1,5 metros entre alumnos y de 2 metros con los docentes, lo que implica en algunos casos grupos con más de 15 y en otras con menos, de acuerdo a las dimensiones que tenga cada salón en cada establecimiento.

Las clases deberán estar organizadas en bloques cuya duración no puede superar los 90 minutos y ahora sí habrá recreo: cada bloque debe estar separado del otro “por un tiempo de descanso de al menos 5 minutos”. Ese lapso es para “descanso e higiene personal” y debe respetarse el distacimiento fíc. No puede haber “juegos de contacto” y hay que evitar que se compartan “juguetes o elementos personales”.

Además de los útiles indispensables que indiquen los docentes, los estudiantes pueden llevar “botella con agua y colación”, teniendo en cuenta que comedores y kioscos permanecerán cerrados, lo que implica que Provincia mantendrá la entrega de lo denominados módulos alimentarios.

El tapaboca es obligatorio desde primaria y en el nivel inicial “se promueve su uso todo el tiempo que sea posible”. Los docentes y auxiliares, como estaba establecido, además del barbijo deben utilizar máscaras de acetato, que no llegaron a todas las escuelas, todavía.

El horario de ingreso y egreso de los establecimientos educativos debe ser escalonado “para evitar concentraciones” y es obligatorio que cada 90 minutos todos los presentes dentro del colegio higienicen sus manos, al menos cada 90 minutos, con insumos que debe tener cada institución, más allá de que los estudiantes puedan llevar el propio.

Docentes, auxiliares y directivos están obligados a tener activa la aplicación CUIDAR y los padres deben firmar una delcaración jurada para que chicos y chicas lo lleven encima cuando vayan a la escuela, en la que constará que se enceuntran en condiciones de salud para concurrir. De todas maneras, a todos se les controlará la temperatra corporal al ingresar.

Como pautas orientativas, el Gobierno provincial dispuso autorizar la posibilidad de uso de espacios alteranativos a las escuelas para el desarrollo de clases presenciales (clubes, instituciones sociales, etc.), siempre y cuando cumplan con los criterios de distanciamiento y ventilación obligatorios.

Tres modelos de “presencialidad”

El protocolo actualizado dispuso tres tipos de escolarización para el comienzo del ciclo lectivo: completa, combinada y no presencial, que “adquirirán matices específicos en cada escuela”, según indica el documento que recibieron las instituciones.

Ello significa que, como estaba previsto desde el principio, “cada escuela definirá qué estrategia implementará a partir de sus características y de los recursos que dispone”. Es decir que cada director o directora tiene la potestad de tomar la decisión al respecto, bajo supervisión de Inspección Educativa.

El Gobierno provincial instruyó a las escuelas para que procuren “la máxima presencialidad posible” y pidió que cada establecimiento formule “una reorganización institucional y pedagógica, evaluando la situación específica de cada sección” del colegio.

La denominada “presencialidad completa” implica la asistencia continua de lunes a viernes durante cuatro horas todas las semanas. Será posible sólo en aquellos casos en los que la cantidad de alumnos del curso sea “igual o menor a la capacidad máxima del aula”, que se establece cumpliendo el distanciamiento de 1,5 metros entre chicos y chicas y dos metros del docente.

El modelo de presencialidad “combinada” o sempipresencial será el más extendido, puesto que es el que implicará alternancia entre actividades presenciales y no presenciales en aquellas aulas que no cuenten con espacio suficiente para se garantice el distanciamiento ante la presencia de todos los integrantes del curso.

Esto implica la subdivisión en grupos que alternarán en bloques semanales de días de clases, de manera tal que cada subgrupo concurra al salón una semana y durante la siguiente cumpla con actividades educativas en la casa.

Cada escuela definirá el criterio de conformación de los grupos en los que debe desdoblarse una sección, con arreglo a cuestiones familiares y vinculares entre los propios estudiantes. “Es importante que los grupos que se conformen reflejen la heterogeneidad de trayectorias educativas que presenta la sección en su conjunto”, es decir que deberá contemplarse que cursen juntos estudiantes avanzados que aprobaron todo el año pasado y otros que tuvieron dificultades o incluso no mantuvieron contacto pedagógico el año pasado.

La continuidad pedagógica no presencial implicará garantizar que estudiantes que no pueden asistir a clases puedan cumplir con el trayecto pedagógico correspondiente. Esta modalidad es para exceptuados por razones de salud o porque conviven con personas pertenecientes a grupos de riesgo. Con ellos trabajarán los docentes que están dispensados por las mismas razones, dice el documento provincial.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias