9.3 C
San Pedro
miércoles, julio 28, 2021
spot_img

Voraz incendio sobre la costa entre el paseo público 2 y Mansa Lyfe

En horas del atardecer comenzó a arder un extenso sector de pastizales al que los bomberos voluntarios intentaron llegar para poder sofocar las llamas, que en pocos minutos devoraron gran parte de la vegetación. Desde las barrancas los vecinos comenzaron a reportar columnas de humo que se veían muy próximas pero nadie imaginó que la propagación sería tan vertiginosa. Según trascendió, podrían haber sido dos jóvenes los que provocaron el incendio. Los videos y las imágenes del siniestro. La Opinión y Sin Galera lograron transmitir desde el lugar en el que también actuó personal de Prefectura.

Publicidad

 

Pasadas las 19.00, Bomberos Voluntarios anunció la asistencia al sector costero y reportó las dificultades para llegar hasta el lugar donde avanzaban las llamas sobre la vegetación a la altura del Paseo Público N° 2 en el sector lindero al camping de Mansa Lyfe.

Publicidad

Fueron los vecinos los que empezaron a alertar sobre la existencia de focos ígneos que grabaron sobre las barrancas en el sector del mástil principal de la ciudad. La Opinión llegó al lugar para consultar a posibles testigos de lo ocurrido y según trascendió habrían divisado a dos jóvenes que podrían ser los que provocaron el siniestro aunque no hay cámaras de seguridad que lo acrediten.

“El fuego es muy al fondo, el autobomba ahí no puede llegar”, indicaron quienes observaban la tarea de bomberos, que intentaban, con mochilas forestales, impedir el avance del foco ígneo hacia el sector del espacio público y que se extinga en la zona del bañado por la propia acción del agua. Pasadas las 21, ultimaban detalles para regresar al cuartel y esperar que la naturaleza haga su tarea aunque el daño ambiental cada vez es más grave.

Efectivos de la Prefectura llegaron también al lugar para buscar información que les permita determinar si el incendio se produjo de manera intencional. También arribó al lugar el Secretario de Seguridad, Eduardo Roleri.

“Estamos evaluando que no corran ningún riesgo las cabañas que están cerca”, dijo la agente de bomberos a cargo del operativo tras indicar que las mochilas forestales con las que trabajan resultan insuficientes para controlar las llamas que alcanzaron más de dos metros de altura. Al camino fue imposible acceder porque el ingreso está clausurado con una valla de madera y un zanjón. 

“Esta es la noche de luna azul”, reportó la cronista que llegó al lugar para entregar el informe y agregó “un fenómeno que solo volverá a producirse en poco más de dos años y que lamentablemente no podemos apreciar por el humo y las llamas”. Se trata de la ocasión en que esa fase lunar de luna llena tiene dos oportunidades en el calendario de un mismo mes.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias