12.1 C
San Pedro
lunes, junio 21, 2021
spot_img

Volvió el “supermiércoles” y los pequeños comercios también lo sintieron

El movimiento fue importante en los locales de las dos cadenas adheridas, aunque esperaban que fuera mayor. El gobierno provincial repuso la promoción, que seguirá vigente tercer y cuarto miércoles de cada mes. El titular de Maxiconsumo, Víctor Fera reiteró que el comercio minorista está en desventaja con esta promoción y que en el interior la realidad es diferente en materia de precios.

Publicidad

 

La semana pasada, sin demasiados anuncios oficiales previos, el banco Provincia repuso el programa de reintegro del 50 % de las compras con tarjetas de crédito y débito.

Publicidad

En San Pedro, donde sólo rige para los locales de las cadenas Vea y Día %, el público aprovechó la promoción, pero  no de manera masiva.

Aunque esperaban mayor movimiento —la difusión oficial fue escasa y en muy poco tiempo—, los supermercados adheridos tuvieron desde temprano incesante presencia de clientes. Para ellos, los días del denominado “supermiércoles” llegan a significar ventas similares a los de todo un  mes.

El sábado, el dueño de Maxiconsumo, Víctor Fera aseguró que los precios de sus propias marcas están por debajo de los "cuidados" y los "esenciales". Esgrimió duras apreciaciones por la utilización del dinero del banco de los bonaerenses que no benefician a las PyMes del interior y destacó a la gobernadora Vidal por haber impulsado la Ley de Góndolas en territorio bonaerense.

En los comercios de proximidad como almacenes de barrio o autoservicios pequeños el panorama fue, según comentaron varios titulares de ese tipo de negocios a La Opinión, “similar al de siempre para esta fecha: no viene nadie”. “Todo repercute. La situación es muy difícil y sumado a esto,  baja aún más. La gente, por una oferta, camina; porque la plata no alcanza”, comentó un almacenero de barrio.

El Centro de Comercio pidió al gobierno provincial que evalúe la posibilidad de incluir a comercios de proximidad entre los adherentes a la promoción, con el objetivo de evitar lo que algunos comerciantes vaticinan: quienes fueron a hacer compras importantes en los supermercados con el reintegro no irán la semana que viene, cuando cobren, a comprar a sus negocios porque ya se abastecieron.

“Un poco se nota, pero a esta altura del mes no influye mucho”, consideró el titular de un autoservicio en la zona sur de la ciudad. Otro, cuyo comercio está en la zona norte, señaló que para esta fecha “el movimiento es poco, siempre”.

En la zona céntrica ampliada, la vigencia de la promoción se nota un poco más, pero la percepción no difiere tanto de la de los barrios. “Está muy tranquilo. Encima es fin de mes, a esta altura no viene nadie”, aseguraron desde un minimercado.

Aunque no hubo anuncio, como se esperaba, en conferencia de prensa o a través de gacetillas oficiales, el banco Provincia publicó en su página web la reposición del programa. La gobernadora Vidal lo informó en rueda de prensa casi al mediodía, junto a otras medidas “para aliviar el bolsillo”, según señaló, “en ese momento difícil”.

El gobierno provincial estableció aumentar el monto de tope de reintegro de 1.500 a 2.000 pesos. Los reintegros se acreditan en las cuentas de cada usuario entre 15 y 20 días después de efectuada la compra, en el caso de que se haya abonado con débito, o en el resumen siguiente para los pagos con tarjeta de crédito.

El programa nació durante la campaña electoral en 2017. En 2018 lo reformularon y acotaron los productos a alimentos –con algunos cortes de carne incluidos–, artículos de limpieza y bebidas sin alcohol, modalidad que continuará en esta  nueva etapa.

En diciembre fue restringido a la canasta navideña y durante todo el verano las promociones del banco Provincia estuvieron vigentes en supermercados de la costa atlántica, e incluyeron pasajes y restaurantes. En marzo, la entidad centró sus promociones en la compra de artículos para el regreso a clases.

Las estadísticas oficiales revelan que los que más aprovecharon el programa se desempeñan en el sector público. Docentes, municipales, policías y trabajadores de la salud encabezaron el ranking.

Fuentes oficiales estiman en alrededor de 200 millones de pesos por mes el costo para el Estado provincial de este programa, que alcanza a unos 600.000 familias, aproximadamente.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias