5.7 C
San Pedro
lunes, agosto 2, 2021
Publicidadspot_imgspot_img

Violento asalto a una familia sampedrina que llegaba a La Salada

A pocas cuadras de la megaferia, dos autos chocaron la camioneta en la que viajaban y tres jóvenes los apuntaron con armas de fuego. Aceleraron para escapar y les descerrajaron alrededor de 10 disparos. Aunque hubo balas que traspasaron los vidrios, todos los ocupantes resultaron ilesos. El relato de un verdadero calvario.

Publicidad

 

Una familia sampedrina sufrió un violento asalto a mano armada el fin de semana, a pocas cuadras de la megaferia La Salada, donde habían viajado a hacer compras, como lo hacen habitualmente. El relato del hecho es de película e incluye choques, disparos y una huída a través de una villa.

Publicidad

Estaban a cinco cuadras del complejo ferial ubicado en la localidad de Ingeniero Budge, partido de Lomas de Zamora. Habían viajado en una Ford EcoSport. Algo raro sucedía. Dos autos los perseguían. Cuando se dieron cuenta, los tenían encima.

Uno de los vehículos los chocó de costado y el otro en la trompa de la camioneta. La intención era clara: que se detengan para robarles. Tres personas armadas les apuntaron, al grito de “bájense”. No saben bien qué los impulsó, pero lograron escapar y resultaron ilesos de milagro.

“En la camioneta íbamos cinco personas, las cuales quedamos mudas y quietas, mirándolos, hasta que le dijimos al conductor que trate de acelerar, ya que el otro auto, un Golf blanco, con el golpe que nos dio en la trompa quedó medio de costado”, relató Vanina Leiva, una de las sampedrinas que iba en la EcoSport.

“El pibe de unos 18, 20 años aproximadamente, golpeaba con la culata de su pistola los vidrios y, al ver que no se rompían, se enloqueció hasta que pudo poner en cambio la camioneta nuestro conductor”, agregó.

Salieron “desorientados” hacia un callejón sin salida. “Con suerte nos llevó a la villa y encontramos unos chicos que nos guiaron para salir a una estación de servicio”, contó Vanina.

Mientras escapaban, los delincuentes descerrajaron entre ocho y diez disparos de arma de fuego contra la camioneta, que resultó con severos daños. Hubo balas que atravesaron los vidrios, pero por suerte ninguno de los ocupantes del vehículo resultó herido.

“Y bueno, esta mala racha es para todos: nos asaltaron a mano armada, nos tiraron 10 tiros, hicieron pedazos la camioneta y tras de eso tenemos que agradecer que estamos vivos”, dijo Vanina Leiva y se quejó: “Hoy el delincuente tiene las de ganar y salen a matar sin importarles nada”.

Tras destacar la actitud de la policía que los acompañó hasta que pudieron salir de la zona y reiterar su alegría por haber sobrevivido sin lesiones, reflexionó: “Este tipo de personas salen a matar, no por necesidad, salen a destrozar familias. Da impotencia que no se pueda hacer nada. También asaltaron a un colectivo y a una Partner, hay que ir con cuidado”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias