0.2 C
San Pedro
jueves, julio 29, 2021
spot_img

Una Catarata de proyectos

Luego de la rotura de la válvula que sufrió el tanque copa, desde la Municipalidad dicen que no existe un problema en el servicio y anuncian el plan de servicio medido como una de las soluciones.

Publicidad

 

Como era de esperar, la situación que se generó hace menos de un mes en el denominado tanque de copa, ubicado frente al Estadio Municipal, desencadenó otros reclamos respecto al agua. La gente, además, comenzó a manifestar quejas por la baja presión y se produjo la rotura de una nueva cañería.

Publicidad

En búsqueda
El Secretario de Obras y Servicios Públicos, Dr. Pablo Zeme, comentó que desde el área que conduce se gestiona la compra del repuesto para la válvula que hace falta para el tanque dañado. La demora, se produjo porque no se conseguía dicho elemento y ahora, una vez localizado, se ha pedido un presupuesto, para adquirirlo rápidamente. El costo, es de entre $8.000 y $10.000, que sumándole el trabajo y la mano de obra civil, genera una suma más importante, en materia de gastos no previstos.
El sistema, según explicó el responsable del área municipal, tiene tres etapas. La primera, es la de captación, la segunda de almacenamiento y la última de distribución. Desde la segunda fase, entra en juego el tanque, que tiene una capacidad de reservas de 1.500.000 litros y en su tercer paso dirige agua a través de dos válvulas, una es la que se rompió y fue cerrada, pero según comentan desde el municipio, no implica problemas en la distribución o servicio de los hogares.

“Hay poca presión”
Ese es el típico reclamo que realizan los vecinos de diferentes barrios de la ciudad a través de La Radio. Sin embargo, en la Secretaría, dicen que ellos no reciben reclamos y que la falta de presión puede notarse por un sólo problema: la gran demanda. El consumo en los hogares sampedrinos, es en promedio un tres y medio más de lo normal. En cuanto a la calidad del agua, desde el municipio, aclararon que se realizan 84 análisis por año, que dan como resultado que es apta para el consumo diario. Las cañerías, por su parte, son viejas y no se realizan cambios, simplemente, como en el último caso que se registró la semana pasada en Almafuerte y Colón, se realizan los cambios, una vez que pasa el problema.

La solución y el plan de acción
“La única manera de disminuir el consumo es con los medidores” dijo Zeme. Es por eso, que trabajan en la aplicación del sistema, que es muy complejo, según explicaron. En la actualidad, son quince los medidores que están instalados y en funcionamiento. Ubicados en clubes, hoteles y empresas. Los resultados del control de uso del recurso, son verdaderamente alarmantes, comentaron. “En promedio el consumo general es mucho” dijo el Secretario. Uno de los que más gasta, es un club, pero, no es uno de los más populares y está en la costa, si pagara el servicio, en la actualidad, la institución debería pagar seis mil pesos por mes.
Esta es una de las causas de la escases de agua ahora y en el futuro.
Las Ordenanzas 5.509 del año 2005 y su prorroga del 2006, dicen que a partir del 1º de Enero de 2008, la Municipalidad de San Pedro deberá poner medidores de agua. Una vez más, se venció la fecha, pero en la actualidad se trabaja en dos aspectos. Primero en el cuadro tarifario y segundo en el reglamento de conexión y suministro con la compatibilidad de las normas vigentes en todos sus niveles de gobierno. La idea es que el servicio se preste por parte del municipio, lo que implicaría que el costo de conexión (compra del medidor, colocación) sería de entre $400 y $500, por lo que se está analizando su forma de pago. Por otra parte, como consecuencia de esta aplicación, podría desaparecer la tasa y se necesitaría contratar nuevo personal.

Uno nuevo
El Secretario de Obras Públicas, además comentó que se está pensando en llevar a cabo una nueva construcción de una segunda planta depuradora. La nueva, funcionaría y costaría $3.500.000 más I.V.A.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias