{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Edición 1255
Publicado el: Miércoles, Abril 20, 2016 - 14:23

Un gravamen que las empresas buscan no pagar

Algunas firmas comerciales llevan el tema a la Justicia, con casos que se resolvieron a su favor. Hay jurisprudencia para ambos lados de la contienda, pero la tendencia favorece a las compañías porque empieza a considerarse que el uso del espacio público a través de los carteles no sería una contraprestación.

En todo el país, el cobro por los carteles que se colocan en la calle para anunciar comercios y empresas fue un gravamen resistido por los contribuyentes, en la medida en que consideran que se trata de un impuesto encubierto que los municipios aprovechan para sumar recaudación.

En San Pedro, desde que la tarea fue cedida mediante licitación pública a la empresa Tercerización de Ingresos Públicos S. A. (Tipsa), muchas empresas del país, sobre todo las grandes, que tienen muchoscarteles en la vía pública local, interpusieron reclamos administrativos e incluso algunas fueron a la Justicia.

En el Gobierno actual, como en el anterior, la preocupación respecto de la instancia judicial a la que recurren las empresas está relacionada a la poca jurisprudencia favorable a los municipios en ese tipo de litigios.

Para recurrir al Poder Judicial, las empresas deben presentarse ante el Juzgado en lo Contencioso Administrativo de San Nicolás, a cargo de la Jueza María Isabel Fulgheri. De hecho, así lo han hecho algunas firmas de relevancia.

Otras todavía no llegaron a la Justicia, pero lo harían al agotar los recursos administrativos, cuyo ápice es el Intendente municipal, quien hace lugar al reclamo o lo rechaza vía decreto.

Según el último Boletín Oficial disponible, en el que hay resoluciones que firmaron las autoridades del Gobierno que dejó el mandato en diciembre pasado, hay una serie de empresas nacionales a las que se les rechazó el pedido y que avanzan en el paso siguiente.

Suman en total más de 500 mil pesos. En algunos casos son deudas que llevan varios años.

El derecho de Publicidad y Propaganda grava la “actividad desarrollada por el contribuyente con la finalidad de obtener un beneficio comercial usando el espacio público o comprometiendo la salubridad visual o sonora de esta comuna”.

Fallos favorables a las empresas en Cámaras de diversos puntos del país señalan que el gravamen tiene características de tasa, por lo que debe haber un servicio como contraprestación al pago, lo que es difuso en este caso.

“Se grava el control realizado sobre los elementos publicitarios instalados a fin de evitar efectos nocivos que puedan provenir de los mismos”, es el argumento que se utiliza en defensa. De hecho, resoluciones locales dicen que se busca velar por “la salubridad visual de los ciudadanos de San Pedro”.

Fallos favorables a los Estados locales encausados señalan que “se encuentra dentro de las facultades del Municipio crear categorías de contribuyentes y encaminar su política tributaria”.

Destacan además que la contraprestación está dada “por el aprovechamiento del espacio aéreo y terrestre integrante del dominio público” para obtener un beneficio comercial.

Como puede apreciarse, hay fundamentos para ambos lados del mostrador. Las empresas tienen, por ahora, una contra para llevar el tema a la Justicia y es que las obligan a depositar el monto en debate hasta tanto haya sentencia.

A lo largo del país, hay una tendencia a emitir fallos favorables a las firmas que llegan a instancias judiciales con el reclamo. Por lo general son grandes empresas, que tienen un equipo de legales que trabaja a diario para defender los intereses de sus clientes.

Si la vía administrativa es larga, la judicial puede ser un tanto más. Mientras se suceden los recursos interpuestos por las empresas, el Estado no percibe lo que esperaba, con todo lo que ello significa.

EDICION IMPRESA #1461
Lunes 13 Abril 2020

Comentarios