6.1 C
San Pedro
jueves, mayo 19, 2022
- Publicidad -
- Publicidad -

Un Concejo Deliberante preocupado por el bolsillo

Los concejales aprobaron su presupuesto, que fue calculado con el aumento del 13 por ciento que lograron los trabajadores aplicados a la dieta. El intendente remitió una nota para que lo confeccionen de nuevo y aclaró que la categoría cero, con la que se calculan los suedos políticos electivos, quedó afuera del incremento. La “indemnización” debía quedar en 25.700 pesos y no en 28.900, como se calculó. Además, los nueve “ausentes” durante las convocatorias sin quórum reclamaron que no les descuenten el 50 por ciento, tal como dispuso Atrip mientras ejerció la presidencia.

 

Como todos los años, el Concejo Deliberante aprobó el jueves pasado el anteproyecto de Presupuesto del cuerpo para el año siguiente. Como siempre, fue por unanimidad y con el máximo porcentaje posible de dieta para los bolsillos de los ediles: 3,5 veces el salario de un ingresante con 40 horas. Sin embargo, esta vez calcularon sus “indemnizaciones” con un aumento que no les corresponde, por lo que deberán confeccionar el documento de nuevo.

Publicidad

Sin sonrojarse, pero esta vez con algún viso de debate, los concejales dieron su voto positivo al anteproyecto, calculado de la siguiente manera: el total de las dietas más antigüedad, retenciones por aportes, jubilación y ART, y aguinaldo, más el 50 por ciento de ese monto. De acuerdo a lo elevado por el presidente del HCD Mario Barbieri, el total fue de 13.548,558,25.

El viernes pasado, el intendente Giovanettoni elevó una nota dirigida al titular del cuerpo deliberativo para informarle que el cálculo fue mal hecho, ya que tomó la dieta previa al último incremento de los municipales y le sumó el 13 por ciento de aumento que lograron los trabajadores, pero no les tocaba.

Es que, como adelantó La Opinión, todo indicaba que el intendente tomaría la decisión de desacoplar del aumento la categoría cero dispuesta en el último presupuesto aprobado, mediante la que se calcula el salario del Jefe Comunal y de los ediles.

Así las cosas, Giovanettoni les quitó la posibilidad de gozar del incremento -que en los municipales era moderado pero en los ediles sumaba un monto importante- y ahora los obliga a rehacer el anteproyecto aprobado.

En julio, antes del aumento, la dieta pura de los concejales era de 25.772,93 pesos. Como el Ejecutivo decidió que lo políticos no perciban el beneficio otorgado, el HCD debería haber calculado su presupuesto con ese monto. Sin embargo, lo hizo con el aumento, es decir con una dieta de 28.917,84.

Todo un numerito
El Presupuesto del Concejo Deliberante tiene dos opciones para su confección en términos de recursos disponibles. Una es calcular el tres por ciento del total del Municipio, que para este año fue de 323 millones, lo que daría para el HCD unos 9.690.000 pesos. La otra forma de cálculo, la que usa siempre el cuerpo local, permite sumar el total de las dietas del año, sueldo anual complementario, antigüedad, aportes y retenciones, a cuyo monto final se le puede adicionar el 50 por ciento máximo.

El presupuesto elevado por Barbieri, como se dijo, tiene un error de cálculo. En principio podría interpretarse que los empleados a cargo de hacer esa tarea lo hicieron de acuerdo a la planilla de salarios disponible. Sin embargo, como explicó este semanario en su edición de la semana pasada, los ediles ya habían discutido este tema y desde el barbierismo habían señalado en esos debates que no serían ellos quienes le “metieran la mano en el bolsillo” a los que asuman el 10 de diciembre. Una excusa que se usa cada dos años y que de hacerse de otro modo obligaría a los nuevos ediles a dar explicaciones antes de llevarse a los bolsillos ese jugoso sueldo.

Todo permite inferir que hubo una orden expresa por parte de las autoridades deliberativas para que el presupuesto fuera calculado con el incremento, a pesar de que se sabía que el Ejecutivo dejaría afuera de ese beneficio a la categoría cero.

Tanto antes como durante la sesión fue la concejala Sandra Mari la que puso el acento en el tema. La respuesta que recibió en ambas fue la misma. En el recinto, Barbieri dijo que, de darse “acuerdos de gobernabilidad”, debería ser la nueva composición del cuerpo la que decida sobre el monto a percibir.

El cálculo de las 12 dietas a cobrar por los 18 concejales durante 2016, base para conformar el presupuesto, da un total de $ 6.246.253,44, monto sobre el que fue calculado el resto: la antigüedad de $ 523.580,08 entre todos; $ 589.52,79 de aguinaldos; $ 919.078,36 de aportes al IPS; $ 367.631,34 de Ioma; y $ 86.676,15 de ART.

Todo ello suma $ 9.032.372,16. La mitad es $ 4.516.186,08. Sumados, da el total del presupuesto: 13.548.558,25 pesos.

“Aclaración o reformulación”
El intendente Giovanettoni tuvo que “rechazar” el presupuesto que aprobaron por unanimidad los concejales. Lo hizo con cierto grado de “moderación” pero dejó en claro que el cálculo fue mal hecho.

El Jefe Comunal elevó una nota el viernes -que no tuvo ingreso formal por Mesa de Entradas o al menos no fue publicada como corresponde en la página web del HCD- donde informa que mediante el decreto 0728-2015 firmado el 21 de septiembre dispuso las tres cuotas del aumento de sueldo otorgado a los trabajadores, con la siguiente salvedad: “No estarán comprendidos en el presente decreto en lo  determinado por el articulo 1º, 2° y 3º. A) Personal en Carrera Profesional Hospitalaria Ley 104 71 B) Personal Docente Régimen Estatuto Docente C)  Personal de Planes

Especiales D) Funcionarios de Planta Política con Categorías 29, 38 y 39 del Escalafón Vigente. E) La categoría O: lntendente-Concejales”.

Al respecto, Giovanettoni explica que “ante la crisis económica financiera que el municipio registra, los responsables políticos debemos dar muestras de resignar ingresos en pos del interés general de nuestra comunidad”.

Luego indica que el monto de la dieta a la fecha es de 25.772,93 pesos y que el cálculo presentado en el presupuesto “no se condeciría” con ello, por lo que todos los montos siguientes que conforman el total arrastran el error.

La nota finaliza con un saludo del intendente, previo señalar que queda “a la espera” de “aclaracíón y/o reformulación del Cálculo de Presupuesto remitido”.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias