{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Edición 1392
Publicado el: Miércoles, Diciembre 5, 2018 - 10:04

A un año de la clausura, los socios de Pesca y Casting quieren seguir en el predio

Un móvil de Inspección custodia el acceso para evitar el ingreso y los socios se consideran “secuestrados”. Hay una sentencia favorable al puerto y multas que deben pagar los titulares de la comisión directiva del club, cuya concesión venció hace tiempo. El gobierno había anunciado un plan de playa pública para ese sector de la costa.

A casi un año del día en que el gobierno dispuso la faja de clausura definitiva de la habilitación comercial del club Pesca y Casting y anunció su plan de playa pública en ese predio, el lugar todavía no fue desalojado y sus socios resisten, con la idea de seguir ocupando el lugar y utilizar sus servicios.
En el  portón, un móvil de la Dirección de Seguridad, Tránsito y Nocturnidad, queda estacionado cada fin de semana a modo de custodia, para evitar que ese espacio, cuya propiedad es del Consorcio de Gestión del Puerto, sea utilizado por quienes son considerados “usurpadores” por las autoridades portuarias, que al vencer la concesión, durante la era Mariano Veiga, interpusieron un juicio de desalojo para recuperar las tierras.
“Nos atravesaron un móvil en la puerta prohibiéndonos el ingreso y el egreso. Yo soy una persona grande, con problemas de corazón. Ojalá que no me descompense como hace unos meses, cuando otra vez hicieron algo parecido. Al club solo ingresan socios y ellos no nos pueden privar de nuestra libertad”, dijo a La Opinión una de las personas llegó al predio de Pesca y Casting el sábado por la tarde.
Se trata ni más ni menos que de una de las integrantes de la comisión directiva que, pese a las órdenes judiciales, sigue ocupando ese sector de la ribera que es patrimonio público.
En las puertas del clausurado camping, dos socios dialogaron con La Opinión. Aseguraron que la custodia que dispuso la Municipalidad les prohíbe “el ingreso y egreso del lugar”, aunque un efectivo de la policía que allí se encontraba indicó que podían salir sin dificultades, pero no regresar. Esas son las órdenes.
El secretario de Seguridad Eduardo Roleri también estuvo en el sitio. Los socios del club le reprocharon la “privación ilegítima de la libertad” y le ofrecieron el número del abogado que patrocina a los directivos, cuyo mandato está a punto de finalizar.
La faja de clausura fue dispuesta el 12 de diciembre de 2017, cuando personal de Inspección de Comercio llegó con esa orden, a raíz de la falta de habilitación para la explotación comercial del predio.
El Juez de Faltas, por su parte, decidió que la clausura fuera definitiva e impuso una multa de 150.000 pesos a los responsables de la conducción del club.
El Consorcio de Gestión del Puerto San Pedro intimó a la comisión directiva de Pesca y Casting al pago de más de 2.700.000 pesos en concepto de canon por el uso del espacio, que el club no paga desde 2008, cuando venció la concesión.
El terreno es de propiedad del puerto y formaba parte de un reclamo judicial que se resolvió a favor del propietario obligando al desalojo de los ocupantes.
El gobierno municipal había acordado con el Consorcio de Gestión del Puerto la recuperación para el Estado de ese predio, con el plan de transformarlo en un espacio de recreación con playa pública de acceso libre para sampedrinos y turistas.

EDICION IMPRESA #1415
Miércoles 15 Mayo 2019

Comentarios