12.3 C
San Pedro
sábado, julio 24, 2021
spot_img

UATRE y SEDA adelantan un año complicado

La crisis del 2009, ya se va percibiendo en el seno del Municipio. El mundo está alerta de lo que será un año difícil. Pero si bien nuestro país no sufriría los resabios del conflicto, en el Gobierno local son más escépticos. A esto hay que sumarle la crisis agropecuaria y el resultado no será el mejor. Los gremios ruralistas expresaron su situación.

Publicidad

 

Todos los países del mundo están programando sus acciones desde las áreas económicas, para lo que será uno de los años más complicados de la historia. Cada uno de los economistas, declaran que este será uno de los periodos más complicados en esa área y no es casualidad, ya que en mayor o menor medida los más grandes países y las empresas han demostrado que esa predicción es muy cierta.
Durante las últimas semanas, hemos podido leer en todos los medios de comunicación noticias realmente muy importantes y que tal vez tan solo unos años atrás no hubiéramos pensado nunca escuchar. Países como Alemania o Gran Bretaña entraron en una gran crisis. El primero de los mencionados Gobiernos, está atravesando una contracción de la economía de un 2,5 por ciento para este año, según informó el Fondo Monetario Internacional y que según dijeron desde el Gobierno, será una de las épocas más complicadas desde la Segunda Guerra Mundial. Por su parte el Reino Unido según los datos divulgados por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS) entró en recesión, una situación que no atravesaba desde 1991. Esta realidad por supuesto afecta a la realidad nacional, aunque las autoridades de nuestro país digan lo contrario.

Publicidad

La preocupación de los gremios
En el mediodía del Lunes, un grupo de representantes de UATRE y SEDA, encabezados por Cecilio Salazar fueron recibidos por el Intendente Barbieri con un objetivo claro: entregar la documentación que demostraría la realidad de miles de sampedrinos.
“El 2008 fue un año complicado y este no será muy diferente” dijo Cecilio Salazar, que entregó al mandatario comunal un documento que refleja la situación por la que atraviesan los trabajadores rurales pertenecientes a los dos gremios, firmado por 2400 trabajadores “son algunos más” aclaró el Secretario General de UATRE.
Si bien Salazar admite que es “ínfima” la ayuda que desde el Gobierno local se puede otorgar, la idea era la de brindar un panorama más claro y dialogar sobre posibles soluciones con Barbieri.
“Habrá muy poco trabajo este año, para muy pocos” dejo saber el dirigente nacional, que conoce con precisión la realidad local. “Todavía está pendiente el subsidio prometido por el Gobernador. Lo seguimos gestionando”.
A su vez, el Vicepresidente Nacional de OSPRERA, reclamó acción a los Gobiernos de la Nación y la Provincia proponiendo dos planes de acción, por una parte la entrega de jornales o subsidios que sirvan a los vecinos para poder solventar las necesidades básicas a cambio de trabajos rurales previos a la próxima cosecha, como podrían ser la preparación de los campos. “Hay perspectivas para los meses de Octubre o Noviembre” dijo Salazar tratando de ser optimista.
Por otra parte, otra de las propuestas tiene que ver con un Plan post cosecha, como el que se aplica en la Provincia de Tucumán, donde se otorga un subsidio de entre 400 y 500 pesos a los trabajadores rurales en la temporada que no hay trabajo. “Cada sector tiene que aportar algo, nosotros por ejemplo mantenemos la obra social para los que se quedan sin trabajo… Lamentablemente los funcionarios hacen oídos sordos. Antes me comunicaba con Débora Giorgi, ella me llamaba, ahora que es Ministra Nacional de la Producción no nos atiende el teléfono” dijo Salazar.

El primer capítulo
La Municipalidad fue testigo de cómo 13 jóvenes de entre 17 y 24 años (a excepción de uno de poco más de 40) que son jefes de hogar y la mayoría de ellos trabajaron en el campo hace unas semanas fueron a pedir trabajo. “El año pasado fuimos dos semanas a laburar y nos rajaron por que no había más cosecha” dijo uno de ellos. En el último tiempo fueron empleados por diferentes productores que necesitaban mano de obra para recoger las cosechas. Aquí una vez más se observa cómo se rompió el círculo, ya que ante los problemas climáticos (heladas y sequías) y los financieros, se han perdido los productos o peor aún, algunos productores decidieron cerrar sus puertas.
Ante varias puertas que se cerraron, decidieron ir juntos a pedir un trabajo digno. La primera parada fue la UOCRA donde se presentaron para ver si había alguna posibilidad. Al admitir no ser mano de obra calificada, no hubo una óptima respuesta. Por ello decidieron dirigirse a las puertas de la casa del Intendente Barbieri para hablar directamente con el, pero no lo encontraron. La última parada, fue en la Casa de Gobierno local, donde querían que algún miembro del gabinete los atienda. Teniendo en cuenta que eran cerca de las 18 horas, prácticamente no se encontraba nadie en el municipio, pero casualmente había reunión de gabinete, por lo que fueron atendidos en primer término por el Secretarios Norberto Atrip y luego se sumaron el de Gobierno y de Desarrollo Humano. El tema, por supuesto no fue resuelto en el momento, sino que las autoridades tomaron los datos de todos los presentes y dijeron ver que podían hacer y luego llamarlos.
Vale destacar que los jóvenes manifestaron en todo momento dos puntos: por un lado “no queremos que nos regalen nada, sólo queremos trabajar” destacando que querían ganar su propio dinero para sus familias.
Por otra parte, es importante decir que en todo momento lo hicieron con el mayor de los respetos y sin manifestarse, sólo haciendo escuchar su reclamo.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias