30 C
San Pedro
martes, diciembre 7, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Trasladaron a Armando, el hombre que esperaba autorización de Pami tras ser descartado como COVID-19

El paciente que había sido sometido a una operación y sufrió varias consecuencias inesperadas obtuvo finalmente una cama que debía gestionar el Pami. El reconocido vecino de Vuelta de Obligado había quedado en San Pedro producto de la obligatoriedad de someterse al análisis de COVID-19 al que la autoridad sanitaria aplica por protocolo. En tiempo record el resultado fue negativo pero la derivación sufrió demoras.

 

Las complicaciones que sufrió Armando, comenzaron el 4 de Abril cuando llegó desde el paraje junto a su mujer para cobrar su jubilación y se descompensó. Fue atendido y luego derivado a San Nicolás para someterse a una endoscopía. Según relató su compañera allí nadie pudo explicarle por qué tras la intervención en la que le colocaron un stent biliar, el hombre perdió un ojo y de allí en más las complicaciones se multiplicaron.

Publicidad

De regreso a San Pedro y con a la espera de una derivación del Pami, fue sometido al análisis de rigor en cumplimiento del protocolo sanitario de COVID-19 con tanta mala suerte que perdió el lugar al que había sido destinado por su obra social. Así lo contó Betty a La Opinión el pasado martes cuando pedía que alguien interceda para solucionar ese trámite tras conocer el resultado del hisopado que le habían practicado y que dio negativo.

"Por fin llegó el traslado a Clínica Güemes, CABA. Armando querido Dios te acompaña siempre", dijo esta madrugada Viviana, la nuera de Betty que impulsó sin descanso los trámites para acompañar a la pareja.

95490851-3191477920882912-5456887126459154432-n

"Armando es un vecino histórico, vecino de consulta, chicos y grandes de la secundaria recurrían a él para preguntarle sobre historia del pueblo, del puerto, de como era el pueblo antes"…, dijo la periodista Vicky Villalba esta mañana cuando se le preguntó por el hombre de 78 años por el que ahora piden recuperación.

"Con más de 70 tenía quinta, famosa por calabazas y melones, tenía gallinas, hacía conservas de morrones, berenjenas, dulces de kinotos; siempre queriendo hacer algo. Hará 2 años en un verano, con Betty  preparaban pastas caseras, tipo cocas mallorquina, milanesas, tortillas. Iban por las cabañas, llevaban un  imán con el teléfono y después hacían reparto!…vecino querido por todos, agregó.

Ahora restan los estudios y la evaluación para saber por qué motivos se produjeron tantas secuelas tras una intervención de práctica habitual que lo soprendio en plena cuarentena por la pandemia de coronavirus.

 

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias