14.8 C
San Pedro
miércoles, diciembre 1, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Tras la preinscripción, comienzan a pagar a algunos beneficiarios del bono de $ 10 mil

El Gobierno nacional anunció que desde el viernes percibirán ese monto los beneficiarios de Asignación Universal por Hijo y por Embarazo. Monotributistas y trabajadores informales deberán esperar el cruzamiento de datos.

 

El Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que el Gobierno nacional dispuso para pagar, por única vez, 10.000 pesos a quienes entiende que se verán muy afectados por las consecuencias económicas de la emergencia sanitaria por coronavirus y la cuarentena obligatoria, ahora extendida hasta el 13 de abril, comenzará a abonarse el viernes próximo.
La preinscripción abrió la semana pasada y tras el fin de semana ya superaba los 5 millones de personas que hicieron el trámite online para intentar obtener el beneficio.
Los que no tenían que hacer preinscripción son quienes desde el viernes comenzarán a percibir este bono extraordinario. Se trata de beneficiarios de Asignación Universal por Hijo (AUH) y Asignación Universal por Embarazo (AUE), cuyos datos ya obran en ANSES, registrados como de personas que perciben ese ingreso porque no tienen otro registrado en el mercado laboral formal.
Los monotributistas de las categorías A y B, monotributistas sociales, empleados de casas particulares y trabajadores informales que hicieron la preinscripción deberán aguardar que ANSES y AFIP hagan el cruzamiento de datos correspondiente para establecer si están en condiciones de cobrar.
Información familiar, de ingresos, de consumos personales, de estados patrimoniales, entre otros ítems, puesto que los beneficiarios del IFE deben ser, por ejemplo, en el caso de los monotributistas, personas que no tengan otro ingreso declarado en el grupo familiar.
La preinscripción comenzó el viernes pasado y terminaba ayer, de acuerdo a la distribución de terminación de DNI.
Todavía el Gobierno no resolvió cómo aplicará el pago a aquellas personas que no posean un CBU donde hacerles efectivo el depósito y barajaba algunas alternativas para implementar.
En el universo de posibles beneficiarios, quedan afuera muchas personas cuya situación no se contempla, por lo pronto, en ninguno de los bonos extraordinarios que el Gobierno dispuso para inyectar dinero en los bolsillos de los más necesitados.
Por ejemplo, un trabajador independiente monotributista de las categorías alcanzadas por IFE no cobrará los 10.000 pesos si su esposa es empleada con sueldo declarado, a pesar de que el ingreso de ambos es el que sostiene el hogar en común y que él no percibirá ingresos mientras no pueda salir a trabajar producto de la cuarentena.
Otro caso es el de una mujer que se comunicó a La Opinión y señaló: “Ya no puedo dormir de lo que debo. Lo peor es que la plata no la tengo, no la puedo guardar, la uso para comer. Estamos sin trabajo los dos, con mi marido. Yo por la cuarentena y él porque trabaja en la fruta y en este momento no hay naranja. Tampoco nos dan el bono porque tiene aportes de febrero”.
Todos aquellos que se anotaron en las diversas organizaciones sociales que antes del anuncio oficial convocaron para elevar planillas al Ministerio de Desarrollo Social se encontraron, cuando quisieron hacer el trámite online, con que ya estaban preinscriptos, porque a pesar de que finalmente la modalidad dispuesta por el Gobierno fue otra, sus datos fueron elevados por quienes los recogieron.

Publicidad
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias