14.4 C
San Pedro
domingo, abril 11, 2021

Tras la marcha por Ariel Gomila, familiares apuntaron al Gobierno por no acompañarlos y deslizaron vínculos con el prófugo Ulises Fernández

El viernes, un centenar de vecinos acompañó la movilización convocada por los familiares del productor asesinado, a tres meses del crimen. La ausencia notoria de funcionarios y concejales -con excepción de Mosquera y Sánchez- provocó malestar. Cuando el Ejecutivo intentó explicar las razones de su decisión de no acompañar, un duro comunicado de los Gomila desató la polémica al recordar que el único imputado está prófugo y que es el esposo de una mujer que acompañó la lista de Salazar.

Publicidad

 

La esposa de Ariel Lido Gomila tenía una vela que se apagaba por el viento. Tras varios intentos de encenderla, decidió que la luz no era tan importante y marchó igual, con su nieto Juan Manuel, con un centenar de personas que, entre familiares, amigos y vecinos en general, conformaron una columna que caminó por calle Mitre, desde 3 de Febrero y hasta la plaza Constitución, donde arribaron por Pellegrini tras pasar por el Palacio Municipal para participar de una misa en la parroquia Nuestra Señora del Socorro.

Publicidad

Por momentos en silencio, algunas voces reclamaron justicia y otros tramos de la caminata fue cubierta por aplausos. Como no hizo con la marcha del 24 de marzo, el Ejecutivo dispuso dos móviles de Inspección para acompañar la movilización. El Jefe Distrital de la Policía Fabián Gallo también se hizo presente.

Unidos para pedir justicia

En la columna había mucha gente mayor, como el propio Ariel Gomila, asesinado a los 77 años en su casa del paraje El Espinillo, de donde no se quería ir. Los rostros atravesados por las arrugas querían decir que lo extrañaban, que esperaban todo el peso de la ley sobre los asesinos y que ellos también querían elegir dónde vivir, dónde morir, pero la falta de seguridad se los impide, a diario.

Allí parecían sentirse seguros, acompañados unos de otros. Había hasta personas en sillas de ruedas. Con el frío de la noche que caía, los abrigos hacían ver movimientos pesados. Pero allí estaban, dispuestos a dejar la marca de su paso en reclamo de justicia, para “echar luz” sobre la investigación.

La ausencia de funcionarios del Gobierno y de concejales -con la excepción de los ediles del Frente para la Victoria Florencia Sánchez y Damián Mosquera- se notaba, aunque nadie quiso decir nada esa noche, con excepción del expresidente de la Agrupación Mallorca, quien consideró que si él estuviera en la función pública hubiese acompañado, aunque aclaró que no lo esperaban ni lo pidieron.

Entre los presentes tampoco quisieron hacer alusión a lo que sucedió cuando pasaron por la casa del presidente de la comisión de Seguridad del Concejo Deliberante, Ariel Ramanzini, quien observó la columna desde una ventana, para luego salir unos segundos a la vereda y resguardarse en su hogar.

Ni siquiera se habló esa noche de la presencia de la madre de Silvina Sampol, prima del asesinado productor, quien no quiso estar ausente y preguntó antes de la marcha si podía ir. No quería herir susceptibilidades, ya que el único imputado por el crimen es el concubino de su hija, Ulises Fernández, quien desde hace tres meses está prófugo de la Justicia.

Luego del fin de semana, llegaron las preguntas al Gobierno municipal sobre su ausencia. Las palabras de Silvio Corti cayeron mal en el seno de la familia Gomila y se desató una nueva polémica en la que se envuelta la gestión Salazar.

Repudio y ataque

El comunicado de la familia Gomila surgió luego de que Corti respondiera ante la pregunta que le hicieron en La Radio 92.3 sobre la ausencia oficial. Allí dijo que prefirieron evitar “la politización de un hecho criminal”. También deslizó que no querían exponerse a las mismas críticas que recibieron en las redes sociales cuando el intendente atendió en su despacho a los familiares del productor asesinado.

El martes, en Apa, mientras César Rotundo le leía en vivo el duro comunicado de la familia, el Secretario de Gobierno dijo que de haber ido algún funcionario lo hubiese hecho “a título personal” pero no “como Estado”.

“Esperamos mucho más. Deseamos que haya sido un pasajero y desafortunado malentendido”, dice el texto que emitieron los Gomila y que puede leerse entero en la página 6 de este semanario, publicado como solicitada.

El comunicado fue emitido para repudiar las palabras de Corti, pero admás hizo una serie de consideraciones graves en relación al Gobierno, lo que, ahora sí, politizó el asunto.

Hablaron de “desagrado por las excusas del funcionario”, al que acusaron de generar “aún más distancia e indiferencia que la demostrada el viernes” cuando “deliberadamente decidieron ausentarse” de la marcha.

“Creemos que es una falacia separar este brutal crimen de los temas políticos que hoy nos preocupan a todos los sampedrinos. Aunque por supuesto, no le convenga a este gobierno municipal”, señalaron para luego apuntar de lleno al Gobierno.

“Nos preguntamos cómo puede concebir que este homicidio atroz y cruel sea alejado de las cuestiones políticas cuando el único imputado -que además sigue prófugo sin que parezca que esto fuera preocupación del Secretario de Gobierno- es el esposo de una consejera escolar que llevó en las elecciones el mismísimo intendente”, se quejaron.

“La mejor opción hubiera sido confesar a la ciudadanía que no tenían respuestas para darnos, y por eso decidieron ausentarse”, dijeron para instalar preguntas que sorprendieron: “¿Cuáles son las gestiones o acciones que el intendente y su equipo de Gobierno ha realizado desde que se produjo el asesinato de Gomila? ¿Cuáles son sus aportes para llevar tranquilidad a esta familia, pero además a la población en general y en especial a quienes viven en las zonas rurales? ¿Qué información o recursos acercaron a la Fiscalía, al Juzgado de Garantías, o a la misma policía que está investigando el hecho para acelerar la detención del imputado siendo que hasta los medios periodísticos establecieron relaciones cercanas entre éste y sus militantes políticos? ¿O alguien de San Pedro desconoce que al menos dos familiares cercanos del imputado trabajan en la obra social que conducía el actual intendente hasta que asumió su cargo?”.

El comunicado finaliza con el deseo de “encontrar una vía de diálogo satisfactorio y respetuoso entendimiento” y agradecimientos varios, con la expresa decisión de “desenredar los hilos de este ovillo de complicidad manifiesta”.

Corti: “Es inaceptable”

Mientras el periodista César Rotundo leía el texto del comunicado, la respiración del Secretario de Gobierno que se escuchaba a través de la transmisión de Apa Radio San Pedro revelaba nerviosismo y sorpresa. El funcionario parecía no salir de su asombro respecto de lo que escuchaba.

“Es inaceptable que casi quieran vincular al Gobierno local con un asesinato, me parece absolutamente fuera de lugar”, sostuvo Corti.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias