{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Edición 1415
Publicado el: Miércoles, Mayo 15, 2019 - 14:58
Dávila y Cruz Roja

Tras el desalojo, una carpa corta la calle y un presunto abogado promete los terrenos a cambio de dinero

Los terrenos fueron usurpados a fines de enero y desalojados violentamente el 26 de marzo. Desde entonces, hay una carpa montada en calle Dávila, que fue dispuesta ese día en señal de protesta. Pasadas 48 horas del desalojo, la familias tuvieron una reunión con una persona que dijo ser abogado, quien desde entonces les cobra sumas de dinero con la promesa de hacer trámites para que se queden con el predio cuyo titular vive en Buenos Aires.

 El 26 de marzo pasado la policía hizo efectiva la orden de desalojo en el terreno usurpado de Dávila y Cruz Roja, el último que quedaba de la ola de tomas masivas registrada desde mediados de enero. En el lugar, desde ese día hay una carpa montada en medio de la calle y un grupo de familias que espera una promesa que les hizo un presunto abogado, que apareció para pedirles dinero para una serie de trámites que aseguró podía hacer para que volvieran a ocupar el predio.

El presunto abogado llegó una noche al barrio, alrededor de 48 horas después del desalojo. En esa primera reunión, les contó a los vecinos que él trabajaba con un equipo de abogados del conurbano, especializado en temas de tierras y que hasta había logrado frenar el accionar de la Justicia en otros casos de usurpaciones.

Según relataron varios de los vecinos de la zona, este abogado les informó que debían pagarle  una suma de dinero —entre 7.000 y 12.000 pesos— para que comenzara el proceso que les permitiría volver a ocupar el predio desalojado.

El presunto abogado volvió en más de una oportunidad. En cada una, lo hizo de noche. Cada vez pidió sumas de dinero e insistió con que no debían informar a nadie respecto de lo que estaban haciendo en conjunto.  Nunca entregó un comprobante por los billetes que le pagaron.

Hubo familias que completaron la suma que les solicitó. Otras no pudieron. El abogado no volvió a aparecer y sus emisarios locales les pidieron a los vecinos que tengan “paciencia” y que paguen lo que les falta, que el trámite, finalmente, va a ser exitoso.

El famoso trámite suena raro. De acuerdo a lo que contaron vecinos que le pagaron y que ahora sospechan que podrían haber sido estafados, el abogado les informó que todo comenzaría en San Nicolás, donde “dos jueces amigos” de él le firmarían documentos.

Luego tendría que obtener una tercera firma de un juez en La Plata, donde, les dijo, otro allegado suyo “iba a falsificar la firma del dueño del terreno para hacerlo aparecer a él como propietario”. Cuando eso ocurriera, el abogado daría la señal para que las familias volvieran a usurpar el predio.

“Después él iba a venir con unos pagarés, para que le firmemos como que él nos vendía el terreno. Dijo que se lo teníamos que pagar en cuotas de 2.000 a 3.000 pesos y que escriturar nos iba a salir otros 35.000, que todo lo hacía él”, contaron vecinos que estuvieron en esas reuniones.

“Dijo que él iba a quedar como propietario de la tierra, que le iban a legalizar todo, y él iba a venir con los papeles para que nos metamos. Se llevó fotocopia de documento de todos, de los que fueron presos el día del desalojo también”, relataron.

“La gente, desesperada por no tener donde estar y querer su terreno, terminó siendo estafada por estos, que prometían que iban a devolver los terrenos, pero pasan las semanas y nadie tiene respuesta”, contó una vecina. “Se fueron en promesas y hasta el día de hoy no nos entregaron nada ni un comprobante de lo que pagamos”, señaló otra.

EDICION IMPRESA #1428
Viernes 16 Agosto 2019

Comentarios