{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Publicado el: Miércoles, Enero 8, 2020 - 20:20
Boxeo

Tobías Álvarez, promesa de los puños: "Me incentiva mucho mi familia"

Con apenas 14 años y un récord de diez victorias y un empate el púgil de Valhalla Boxing apunta a seguir creciendo y desarrollándose en el "arte de las manos". Tímido e introvertido, en un mano a mano con La Opinión aseguró que, a largo plazo, quiere ser "profesional" y "conseguir algún cinturón como campeón". Aunque, en ese contexto, admitió: "Me falta bastante, pero voy a seguir entrenando todos los días para ver si puedo llegar a eso".

Tobías Álvarez es tímido e introvertido pero expresa sus ideas y sensaciones con claridad y en pocas palabras. También, sentado en uno de los sillones del living de su casa, se toma su tiempo para responder y cumplir con lo que le "reglamentó" La Opinión en una entrevista no muy extensa pero jugosa en la que el boxeador de 14 años, invicto con un récord de diez victorias y un empate, se refirió a sus inicios en el deporte y objetivos a largo plazo.

"Empecé a boxear a los diez años. Estaba un día tranquilo jugando en mi casa y mi mamá y mi tía me incentivaron a ir al gimnasio. Desde entonces me encantó ir porque me gustaba mucho el tema del boxeo y todo eso y vi que podía seguir adelante", contó el púgil de Valhalla Boxing quien primero jugó al fútbol, después practicó karate pero no le gustó y regresó al más popular aunque finalmente decidió no continuar y, como "no hacía nada", lo "incentivaron" a subirse al ring.

Sobre por qué se asentó en el boxeo y no lo largó dejó en claro que su incentivo más importante fue que se "divertía un montón" con sus compañeros en el gimnasio. Además, aseguró que su tío Diego Villalón lo hizo "entrenar cada vez más" por lo que bajó de "peso" y se animó a "dar unas peleas".

Previo a comenzar la nota, su mamá, Laura, recalcó lo que significa el preparador para su hijo: "Todo lo que dice Diego es palabra santa". Y en ese marco, Villalón dejó en claro que aunque su pupilo "recién está empezando", lo describió como "un fajador aguerrido de salir a proponer y poner el ritmo", estilo que el propio Álvarez admitió aplicar: "Mis principales virtudes son mi altura y que yo persigo a mi oponente, nunca lo dejo descansar, siempre sigo adelante, nunca paro".

Tobías todavía no tiene licencia de la Federación Argentina (FAB) y ese es uno de los objetivos que debe lograr su equipo. Quien en 2020 cursará el cuarto año de la Secundaria en la Escuela Técnica que funciona en el edificio de la Industrial comenzó a competir a los 12 años y tiene once combates en su haber. En 2019, se impuso en dos e igualó el restante por lo que lo calificó como "bueno". Sin embargo, más allá de los resultados positivos, sabe que debe seguir entrenando: "La preparación es muy rígida, todos los días con una dieta y esforzarse mucho en los entrenamientos. Mis compañeros del gimnasio son bastante buenos y me ayudan a hacerme más fuerte e incentivan a seguir, siempre me dicen alguna frase para salir adelante y demás".

Por último, habló de los objetivos que se trazó a largo plazo para los que deberá prepararse e ir en busca de ellos: "Quiero seguir peleando y volverme profesional algún día, conseguir algún cinturón o puesto como campeón. Me falta bastante para lograr a ser un gran campeón pero voy a seguir entrenando todos los días para ver si puedo llegar a eso". Y cerró: Y cerró: "Me incentiva mucho mi familia, mi mamá, papá, tíos y compañeros de la escuela y la gente que me va apoyar".

EDICION IMPRESA #1454
Viernes 21 Febrero 2020

Comentarios