12.6 C
San Pedro
domingo, septiembre 26, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Soldados de la pandemia: la experiencia de las enfermeras del Hospital

Tras la publicación de La Opinión para agradecer a cada uno de los que trabajó y trabaja para combatir el coronavirus COVID-19, enfermeras de Clínica Médica del Hospital compartieron un relato de sus vivencias.

spot_img

 

Soldados de la pandemia: el agradecimiento a quienes trabajaron contra el coronavirus” es la nota en construcción permanente con la que La Opinión invitó a completar la larga lista de nombres e instituciones que trabajaron y trabajan para enfrentar la COVID-19, a las que la población puede destacar por su inclaudicable y valioso aporte al bien común.

Publicidad

Entre nombres, aportes y anécdotas, desde el Hospital enfermeras de Clínica Médica, que trabajan en el tema desde antes de que aparecieran los casos positivos, enviaron el texto que sigue, en el que relatan su experiencia:

“Hace un año y medio atrás comenzó un camino incierto. Empezamos a estudiar, a leer protocolos, a escuchar conocimientos de colegas, charlas con médicos que iban a la par nuestra.

Hasta que llegó nuestro primer paciente. No vamos a decir que estábamos listos, sería mentir. Muchos nervios, temor a equivocarnos al retiro de nuestros EPP, ¿quién rompería el hielo ante esto? Quien lo hizo lo recordará toda su vida.

Ahí estaba el equipo, en su momento seis médicos y Enfermería. Profesionales aguerridos del Ruffita, como le decimos coloquialmente. Clínica Médica, presente.

Tuvimos ingresos nuevos al equipo, quienes se acoplaron al trabajo arduo y pusieron todo por aprender en poco tiempo. Debemos agradecerles a todos por su labor, empatía y entereza, está última destacable en cada uno.

No es fácil quebrarse ante una mano que te sujeta y pide no me dejes ir (al derivarlos), o no me dejes (saben adónde ustedes, no quiero nombrar) Hablar y hablar para que se fueran bien, porque debían regresar, era nuestro deseo. Correr, subir y bajar con tubos de oxígenos, volvernos expertos en cambiar manómetros, “mujeres”.

Gracias por no aflojar, gracias por solo pensar en el paciente y hacer hasta lo imposible, al extremo de lo no autorizado para asistirlo. Dar lo mejor que podíamos con lo que teníamos.

Enfermería está cubriendo 24 horas, para quienes desconozcan. Gracias a nuestros compañeros médicos siempre alentándonos, capacitándonos juntos y reconociendo nuestro labor, confianza plena en este equipo.

Orgullo total, con quienes pasamos miles de anécdotas, llantos, desahogos con malas palabras, porque somos humanos, no héroes de TV. Corre sangre por nuestras venas.

Enfermería estuvo presente siempre, aunque pocos nos nombren, quedando nuestra identidad detrás de esa vestimenta de marcianos. Pero te sujetaron la mano, hablaron, te retaron para que luches, que el “cobicho” no debía ganarte.

Hicieron de psicólogos, orejas escuchando tus historias. Contuvimos la risa cuando nos tocó escuchar “Yo al Hospital no quiero ir”,y éramos nosotros el equipo del Hospital.

Muchas, muchas gracias equipo por hacer algo grande con solo lo que teníamos. Solo espero que nuestros baños y perfumes de alcohol pasen de moda pronto, y el tic de estar con el dedo en el gatillo del mismo (alcohol) se nos revierta”.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias