16.6 C
San Pedro
viernes, abril 23, 2021

Siete años después, Banfield gritó campeón

Le ganó el sábado en el Estadio Municipal a Alsina 2 a 1 en la final del torneo Daniel Stoccafisso y dio su quinta vuelta olímpica en campeonatos organizados por la Liga Sampedrina (LDS).

Publicidad

 

Un día Banfield se sacó la espina. Siete años después de su última conquista (Apertura Mario Noat 2010) volvió a dar una vuelta olímpica en la Liga Sampedrina (LDS) gracias a la victoria 2 a 1 por sobre Alsina en la definición del Torneo Final Daniel Stoccafisso que se desarrolló el sábado en el Estadio Municipal.

Publicidad

La alegría y emoción albiverde se reflejaron en el rostro de sus jugadores, la mayoría hinchas del club. Detrás de ellos hubo un grupo de dirigentes encabezado por el presidente y arquero, Matías Sampedro, que se propusieron cambiar la institución y hoy el Taladro poco se parece al de hace cinco años cuando ni los resultados deportivos lo acompañaron.

Tras perder el Torneo Oficial Humberto Marelli en 2015, el club de la avenida 11 de Septiembre no bajó los brazos, siguió luchando y el 25 de noviembre, a dos días del primer título otorgado por la LDS que ganó Las Palmeras en 1932, obtuvo su premio no sin antes sufrir porque empezó perdiendo por el gol de Renzo Rossi.

Estar abajo en el marcador fue una costumbre para Banfield en el certamen y la temporada. Fiel a su historia y al igual que en semifinales ante Agricultores, revirtió la situación con garra y fútbol. Su goleador Alejandro Pizarro (seis en total) lo empató enseguida y, en el segundo tiempo, Sergio Torrens cambió por gol un penal sancionado por el árbitro arrecifeño Darío López. Previamente, Eduardo Balladares no pudo con Pontalti en otra pena máxima.

Cuando tomó la ventaja en el marcador, el elenco sampedrino empezó  a saborear el título. Con el aliento incansable de sus simpatizantes que le pusieron color y ruido al juego y que una vez consumada la victoria saltaron el alambrado perimetral para ingresar al campo de juego, el conjunto dirigido por Alberto Aguilar no sufrió porque la Villa, de mayor a menor, no tuvo ideas para lograr la igualdad y le sirvió en bandeja la quinta estrella a una de las entidades más humildes y con mayor sentido de pertenencia de San Pedro.

Alegría interminable

Alberto Aguilar (DT): “No tengo palabras, una alegría enorme. Estos chicos se matan laburando día a día, vienen de cosechar fruta del campo y practicamos en un campito por ahí o en el Paseo Público porque no tenemos donde practicar. Son unos guerreros, no hay palabras para ellos. Lo que nosotros queremos es sacar los chicos de la calle con (Matías) Sampedro y (Javier) Gorbarán”.

Antonio Balladares: “Una alegría enorme porque fue un campeonato duro para nosotros. Practicamos en el campito de Paraná sin luces, sin conos, sin pelotas ni nada pero el hambre de gloria nos llevó a estar a acá y ser campeones”.

Eduardo Balladares: “Esta camiseta es un sentimiento único, se juega por la camiseta acá. Mucho sacrificio para esta gloria. Cuando erré el penal fue un bajón tremendo pero por suerte pudimos levantar y después Torrens lo pudo hacer un poquito mejor que yo”.

Matías Sampedro: “Es algo que no se puede explicar. Además de arquero y presidente soy hincha que es lo más importante. Cuando tengo que ser dirigente, soy dirigente; y cuando tengo que ser jugador, soy jugador. Estoy contentísimo, es un sacrificio muy grande que se hace todo el año. Estos pibes tienen mucho hambre de gloria”.

Kevin Medina: “Yo soy fanático de este club y esto es un logro importante, un sueño cumplido. Vengo de abajo, luchándola desde reserva y me pude ganar un puesto en primera y salir campeón. Desde que vine a Banfield fui campeón en reserva y ahora en primera, es un sueño, no puedo decirte más nada”.

Javier Gorbarán (directivo): “Es una cosa inexplicable, el esfuerzo que yo hago acá con todos los chicos es tremendo. Hacía tres noches que no podía ni dormir, decía que tenemos que ser campeón y se nos dio. Es bravo pelearla porque a veces no te alcanza la plata. Este campeonato es una cosa de locos por estos chicos, por todo. Tengo una emoción bárbara, con estas cosas te dan ganas de seguir trabajando”.

Campeón invicto

Banfield jugó siete partidos en el Torneo Final Daniel Stoccafisso de los que ganó seis y empató uno (La Esperanza). El Taladro lideró la zona A con trece puntos. En total, en la primera fase, marcó doce goles y recibió seis. En semifinales eliminó a Agricultores 3 a 1 y en el duelo por el título superó a Alsina 2 a 1. Fue la quinta vuelta olímpica para los de avenida 11 de Septiembre tras las dadas en 1959, 1991, Clausura 2006 y Apertura 2010.

Árbitros con intercomunicadores

La terna que impartió justicia en la final y lideró Darío López utilizó intercomunicadores para estar en contacto verbalmente durante todo el encuentro. López recibió indicaciones de sus asistentes Eduardo Arellano y Juan Pablo Muñoz (Arrecifes) y no tuvo que acercarse hasta ellos cuando hubo algún imponderable.

Si bien no hay datos exactos, según averiguo La Opinión fue la segunda vez que se utilizó el sistema en la Liga Sampedrina.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias