13.7 C
San Pedro
jueves, mayo 13, 2021

Si la historia…

Publicidad

 

Si la historia la escribe los que ganan, quiere decir que hay otra historia, dice una canción popular, y así debimos leer y escuchar durante años la historia pulcramente escrita por Mitre, los ensayos de Sarmiento y otros autores que nos dirigieron la mirada hacia un lugar único: el domingo mientras nos asombrábamos con la presencia de una agrupación rosista de Campana que estaban vestidos como “Los Colardos del Monte” algunas redescubrían que el combate de Obligado fue una gesta de la época del “Primer Tirano Prófugo”… Parte de la historia ocultada.
El homenaje a la defensa nacional, a nuestra soberanía que, como bien dijo el Jefe del Regimiento de PATRICIOS, fue una palabra que se incorporaba al diccionario, ha sido un ejemplo y una solicitud para que pronto tengamos un Museo de la Gesta de Obligado en esa localidad, y que el monumento tenga un cuidado y atención que hoy deja mucho que desear…
Con la proliferación de los libros amenos de historia, por ejemplo los de Felipe PIGNA, Pacho O‘DONNELL, Jorge LANATA, etc. y hasta un programa de televisión que aquel autor hace con Mario PERGOLINI, existe un renacer por el conocimiento de lo que fue nuestra historia y es una forma magnífica de fomentar nuestra identidad nacional, tan desteñida o deshilachada en las últimas décadas por ese amor ciego hacia lo extranjero y la miopía hacia nuestras virtudes (que las tenemos aunque nos cueste reconocerlo), pero también debe motivar un debate sincero par avanzar en esa dirección…
Hubo una historia oficial que denostó la defensa de ROSAS con unos barquitos menores y frente a los barcos de vapor que los “gauchos bárbaros” no conocían y era una imprudencia o “locura” como dijo algún emigrado desde Montevideo.
Sin embargo la prensa americana y europea sin distinciones elogió la defensa de ROSAS, desde CANADA, BRASIL, ITALIA y otros importantes países destacaron la derrota de los gobiernos británicos y francés, a la sazón las dos mayores potencias del mundo en ese momento.
¿Qué duda cabe con la visión desapasionada de hoy que los intereses coloniales pretendían manejar el puerto de Buenos Aires como los ingleses manejaban ya el de Montevideo? ¿Qué duda cabe que intentaban colocar una suerte de cadena de puertos por los ríos Paraná y Uruguay? ¿Qué duda cabe que esa política implicaba la dominación económica?
Había otra historia pero a veces la versión oficial es distinta, como la versión de cierto periodismo que viene asesinando a la profesión, tal cual lo cuenta en su libro “SALVEN A CLARK KENT” el periodista Tato CONTISSA. Como en aquella época hoy se maquillan muñecos para que en la hoguera de las vanidades (la televisión), muestren un rostro patético… en aras de un punto más de rating (!!!)
[align=right]por el Dr. Elvio Macchia[/align]

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias