12.9 C
San Pedro
martes, octubre 19, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Sentido homenaje a Nano Cajide: “Un referente para la educación”, coincidieron todos

En un emotivo acto, descubrieron la placa para imponer el nombre del fallecido consejero escolar a la sala de sesiones del cuerpo. Su esposa y sus hijos, familiares, amigos, compañeros de función pública y militancia, docentes y allegados participaron de la actividad.

 

Desde este lunes, la sala de sesiones del Consejo Escolar se llama Fernando Cajide. En un emotivo acto, descubrieron la placa y dedicaron sentidas palabras para Nano, el consejero que falleció el 31 de mayo, víctima de la pandemia de coronavirus COVID-19.

Publicidad

“Es un día de sentimientos encontrados”, dijo el presidente del Consejo Escolar, Marcelo Paganuchi, que abrió el acto con un discurso en el que destacó la labor “activa” de Fernando Cajide como “un referente de la defensa de la educación pública” en San Pedro.

Paganuchi destacó el buen humor, las ocurrencias y la capacidad de trabajo de Nano, su compañerismo y predisposición para las labores cotidianas. Caijde cumplía su tercer mandato como consejero cuando falleció.

Su esposa, Guadalupe Fraga, sus hijos Agustín y Martín, también estuvieron presentes. “Debe estar conmovido desde el cielo”; dijo la abogada y destacó de su fallecido marido “su entrega y vocación de servicio para con la educación”.

Guadalupe Fraga y sus hijos participaron del homenaje. Foto: La Opinión.

“Nano fue un constante luchador en busca de la mejora de la enseñanza, estudiando y capacitándose, siempre. Fue un defensor acérrimo del valor y de la mejora de la educación”, señaló en el discurso que ofició para agradecer el homenaje.

“Es un orgullo para nosotros”, dijo su esposa, Guadalupe Fraga

“Para Agustín y Martín ver plasmado el nombre de su papá en esta sala es una invitación para tomar ese legado y continuar el camino de la perseverancia y el respeto que su papá les demostró siempre”, dijo la abogada.

“Estos actos deberían ser sin que tengamos que hablar”, dijo Salazar, con la voz temblorosa por la emoción y casi entre lágrimas. “Nos sentimos tristes, pero es preferible quedarse con lo que era Nano, con lo que significaba para todos nosotros”, dijo.

El intendente se emocionó hasta las lágrimas y acompañó a la familia para descubrir la placa. Foto: La Opinión.

“Recorrimos tantas escuelas, tantos jardines, era uno de los consejeros que más me llamaba, al que más llamaba, porque sabía que él iba a estar siempre preocupado por resolver los problemas, porque había chicos de por medio”, destacó el intendente.

“Esta maldita pandemia nos ha quitado muchas vidas, familiares, amigos, seres queridos. Nano era uno de ellos”, dijo Salazar.

“Va a quedar ese buen recuerdo de esa buena persona, buen amigo, buen compañero, acá estaremos siempre para recordarlo. Espero que su legado quede para siempre. Fue una persona preocupada y ocupada por resolver las cosas que surgen día a día por la educación”, destacó.

Gustavo Liloff era su amigo, su ladero cotidiano en el Consejo Escolar, y prefirió “recordarlo con la alegría que tenía para trabajar todos los días, el recuerdo del incansable trabajo que hacía todos los días por la educación”.

Liloff junto a Paganuchi durante el acto. Foto: La Opinión.

“El legado que deja Nano es que más allá de donde vengamos, del grupo al que pertenezcamos, se puede trabajar en conjunto. Él nos enseñó a no bajar los brazos, a pelearla, a que siempre es posible cambiar y estar mejor”, destacó Liloff.

Con lágrimas en los ojos, Sergio Rosa, que fue compañero de jardín y de escuela primaria de Nano Cajide, y además el impulsor de la carrera política del consejero escolar, lo destacó como “un referente en educación”.

Sergio Rosa, a quien Cajide acompañó en la lista para su primera mandato como consejero, también participó de la actividad. Foto: La Opinión.

“Es un amigo de la vida, la injusta pérdida, que pudo ser evitable, hoy es un lindo homenaje para su trayectoria, porque dejó una huella, así que esa es la cuota de alegría entre tanta tristeza. Era una gran persona”, señaló.

Por su parte, el concejal en uso de licencia Iván Paz recordó su “energía, alegría y compromiso”. El edil destacó su capacidad resolutiva y que “nunca se quedaba atrás del escritorio, era el que más salía a patear la calle”.

El concejal en uso de licencia Iván Paz también estuvo presente. Foto: La Opinión.

“Es un orgullo para mí y para nuestros hijos, creo que ellos tienen más que claro cuál es el legado de él, el mensaje que Nano nos dio”, dijo Guadalupe Fraga a La Opinión.

El domingo hubiese cumplido 57 años y lo hubiera celebrado como siempre: “Cantar, bailar, alegrarnos a todos, él era el primero en salir a la pista a bailar, siempre contento, feliz, siempre con una sonrisa”, describió Guadalupe Fraga.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias