17.5 C
San Pedro
sábado, febrero 27, 2021

Secuestro virtual en Río Tala: Una familia pago $ 18 mil por el presunto rescate

Una familia sampedrina pagó 18.000 pesos luego de que delincuentes llamaran para decir que tenían secuestrada a una de sus miembros. Hicieron efectivo un depósito vía sistemas de pago rápido y la policía ya recibió la denuncia, por lo que investigan el caso.

Publicidad

 

Un caso de extorsión telefónica bajo la modalidad conocida como secuestro virtual se registró este jueves en la localidad de Río Tala. En la desesperación por la llamada, una mujer siguió las instrucciones de los presuntos secuestradores e hizo efectivo el pago de una suma de dinero que le habían solicitado los delincuentes.

Publicidad

Sucedió antes del mediodía. La denunciante, una mujer de 28 años que vive en Río Tala, refirió que recibió una llamada de un número privado a su celular. Un hombre con acento del interior le dijo que había ocurrido un accidente de tránsito en la ruta 9 y que habría familiares suyos involucrados.

En ese marco, le pasaron el teléfono para hablar con una mujer, quien se hizo pasar por su suegra y le habló entre llantos. El hombre volvió a asumir el control de la llamada y le dijo que en realidad se trataba de un secuestro.

"Si todo sale bien, nosotros no matamos gente", le dijeron y le consultaron si tenía dinero en una cuenta bancaria. La víctima viajó en remis desde Río Talal a San Pedro, donde retiró la suma de 18 mil pesos de un cajero automático, con los que pagó.

La transacción la hizo a través de un sistema de pago rápido en un kiosco del centro local. Los datos de los presuntos secuestradores eran de la provincia de Córdoba. Le pidieron que esperara en una estación de servicio y le aseguraron que una hora más tarde sus familiares presuntaente secuestrados serían liberados en Pellegrini y Oliveira Cézar.

Pasado ese lapso, la víctima fue hasta la esquina en cuestión, pero no había nadie ni la volvieron a llamar. La mujer habló con su pareja, que se dirigió a la casa de sus padres, que residen en el mismo terreno, y no había nadie.

Más tarde, el suegro de la denunciante se comunicó con ella para decirle que no había pasado nada y que, finalmente, todo había sido un engaño mediante el que los delincuentes se hicieron con 18.000 pesos.

Pasadas las 15.00, personal de la Comisaría local tomó la declaración, que será remitida a la fiscalía en turno para que investigue la extorsión telefónica de la que fueron víctimas los denunciantes, que dejaron asentado el pago del presunto rescate.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias