5.5 C
San Pedro
jueves, julio 29, 2021
spot_img

“Se sirven cada vez más fideos y menos carne”

Es el monto por chico que la provincia destina para los almuerzos que se sirven diariamente. El año pasado la cápita era de 0,80 centavos pero los aumentos de precios fueron superiores, sobre todo en la carne. Por eso se corrigió el menú, y los chicos ya no comen hamburguesas ni milanesas que se suplantaron con más fideos, arroz y lentejas.

Publicidad

 

“Es muy cortito y claro. Sacá vos la cuenta de lo que le podés dar de comer a una persona con un peso”, sentenció una docente consultada por la situación crítica que están atravesando los comedores escolares.
Un peso diario por cada chico es el presupuesto que recibe el Consejo Escolar para realizar las compras de los comedores escolares, y ése es el dinero que la provincia destina desde principios del año pasado para que los chicos almuercen de lunes a viernes.
A principios del 2005, la cápita era de 80 centavos para el almuerzo pero se extendió a un peso, y los desayunos a 50 centavos, teniendo en cuenta la inflación y los aumentos de precios. Al comenzar el 2006, el presupuesto se mantiene sin modificaciones, a pesar de que los precios de los alimentos siguen en escalada.
Pero la diferencia sustancial se encuentra en el costo de la carne que en lo que va del año aumentó hasta un 25% según la información brindada por los organismos relacionados.
“La realidad es que se sirve cada vez más fideos y menos carne”, dijo el presidente del Consejo Escolar sin más argumentos que el ejemplo concreto de que un peso costaría una milanesa para cada chico, lo que significaría que no se podría ofrecerles guarnición ni postre.
Recientemente, el Consejo culminó la nueva licitación con los proveedores pero según se explicó no habrá otras variaciones en los alimentos que figuran en el menú. Mientras tanto, hay gestiones iniciadas en La Plata para recordarles al gobierno provincial que poco se puede alimentar a una persona en período de crecimiento, con un peso.

Publicidad

Adiós a las milanesas
Un ejemplo concreto explica lo que se vive diariamente en las escuelas con comedores. El establecimiento de la Nº 11 tiene una matrícula de 180 chicos a quienes les dan de comer de lunes a viernes. Son 180 chicos que tienen que comer con $ 180.
“Las cocineras son las que hacen los malabares. No sé si comen tan bien, porque qué les podés dar con 1 peso? Pero la respuesta de ellos es buena, porque en general la comida les gusta”, explica la vicedirectora de este establecimiento.
La comida que se elabora se tiene que ajustar a un menú elaborado por una nutricionista que indica el Consejo Escolar, con los alimentos que se les envía mensualmente. Por eso el cambio fundamental que explican las docentes fue que este año se suprimieron los platos basados en la carne.
“Una semana se sirve polenta a la boloñesa, cazuela de pollo, y pastas con estofado, por ejemplo. Pero el pollo no alcanza para una presa por chico, así que se desmenuza para poder repartirlo”, explican las docentes.
La semana siguiente el menú se varía, aunque muy poco. Se sirve polenta con estofado, rissotto con pollo, guiso de fideos, pan de carne y lentejas en guiso. “Lo que se sacó este año son las milanesas y las hamburguesas. A los chicos les encantan los fideos y el arroz, pero no es lo mismo”, aclaran. También se les sirve postre que incluye dulce de batata, arroz con leche o postre con leche, flan y budín de pan con la variación de gelatina.
“Para muchos chicos este almuerzo es fundamental como alimento del día, por eso nos preocupa tanto porque el plato de comida no les puede faltar”, dicen con razón y dolor los docentes.

Fondos y becas
La semana pasada, los directivos de escuelas se encontraron en una reunión convocada por el Consejo Escolar para tratar diversos temas. Además de la situación de los comedores, los consejeros comunicaron que a partir de ahora las escuelas comenzarán a recibir un fondo propio para que puedan resolver arreglos edilicios menores como puede ser cambiar una lamparita o una canilla, algo que hasta la actualidad debía resolverse a través del Consejo.
Es que el organismo era quien recibía lo que se denomina fondo compensador para las obras en escuelas, pero ahora el 30 por ciento de ese monto se distribuirá directamente entre los establecimientos. Los fondos se recibirán cada tres meses, y se definen por matrícula, ascendiendo a unos $ 2,60 por cada alumno.
También el Consejo informó sobre nuevas becas para alumnos de entre 6 y 14 años, enmarcadas en el proyecto Volver a la Escuela. Se trata de una ayuda económica que se cobrará en una primer cuota de 80 pesos y otras dos de 40, destinadas a chicos que han desertado. La idea de estas becas es motivar a las familias para que los chicos retornen a clases, suponiendo que muchos de ellos abandonan por falta de recursos económicos.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias