8.9 C
San Pedro
martes, mayo 11, 2021

Se sacaron una fotografía y después salieron a robar

La imagen mostraría a los cinco sujetos que el fin de semana del 2 y 3 de Septiembre asaltaron a mano armada un local de video juegos y una rotisería en la localidad de Gobernador Castro. La policía mantiene el secreto de la investigación aunque trascendió que esa fotografía fue la que pemitió identificar a todos los autores del raid delictivo. En diez allanamientos realizados entre el martes y el miércoles, con personal del grupo GAD de San Nicolás, se secuestraron tres armas y proyectiles, pero sólo uno de los autores fue aprehendido. En los operativos, también se hallaron elementos sustraídos en otros robos recientes.

Publicidad

 

Cuatro personas identificadas y reconocidas por sus antecedentes, están siendo buscadas por la policía. Los prófugos están acusados de participar, junto con un quinto sujeto que está actualmente alojado en un calabozo de la Comisaría, de varios ilícitos ocurridos en los dos últimos meses. Pero los más recientes que habrían perpetrado, y que posibilitaron su identificación, son los asaltos a dos comercios de Gobernador Castro, un local de video juegos y una rotisería, que terminaron con una persecución y un tiroteo en campos de la localidad.
A estos dos comercios, los sujetos ingresaron armados y escaparon llevándose dinero y mercaderías. En el primer caso sustrajeron 850 pesos y un teléfono celular, mientras que en el segundo robo se llevaron unos $ 7.000. Pero ante la llegada de los efectivos policiales, tuvieron que abandonar el automóvil Ford Falcon en el que viajaban, además de un revólver calibre 32 y un rifle, elementos que en su totalidad, fueron el puntapié de la investigación iniciada por los efectivos policiales. Lo que resulta increíble de este suceso y que la policía no puede informar porque todavía forma parte del secreto de sumario, es que los sujetos se sacaron una fotografía antes de salir a robar. Esa imagen, habría sido tomada por la cámara de un teléfono celular y en ella se puede ver a los cinco delincuentes posando con las armas en las manos.
Todos tendrían antecedentes, pero como todavía cuatro de ellos son buscados intensamente, nadie confirma ni siquiera la existencia de esta elocuente fotografía que podría ser una de las pruebas más concretas para acusarlos de los hechos.

Publicidad

Diez allanamientos
Entre el martes y el miércoles pasado, personal de la Comisaría con la colaboración de efectivos del Grupo de Apoyo Departamental (GAD) de San Nicolás, realizaron diez allanamientos en diferentes barrios y ciudades cercanas a San Pedro. Los domicilios estaban ubicados en la Bajada de Chávez, las 49 viviendas, barrio Las Canaletas, La Tosquera, y Barrio Scaduto en San Pedro, pero también se hicieron en casas de la localidad de Gobernador Castro y en la vecina ciudad de Ramallo. Los resultados de estos operativos, según informó el Jefe policial, Capitán Jorge Romano, fueron positivos porque además de quedar detenido uno de los responsables, a quien se lo aprehendió en el barrio de La Tosquera, se pudieron secuestrar algunos elementos que vincularían a los mismos delincuentes con otros hechos de robo ocurridos semanas atrás en la zona rural. Uno de ellos, muy resonante, fue el sufrido por la familia Austin a quien prácticamente le habían desvalijado su propiedad ubicada en la zona del paraje Tablas. La búsqueda policial ahora se concentra en los cuatro restantes, pero al cierre de esta edición, no había más novedades sobre el paradero de los mismos.

“Nos persiguen por hablar por La Radio”
La mayoría de estos allanamientos fueron efectuados en domicilios de familiares directos de los hermanos Villarruel, “Tito” y “Chino”, quienes tuvieron participación en graves hechos ocurridos en el último mes. El primero por herir al joven Cristian Peralta a la salida del baile de Independencia, a quien luego dijo haber confundido con otro delincuente, y el segundo por fugarse de la Comisaría junto a otro sujeto de apellido Pucheta. Ambos, habían realizado polémicas declaraciones a La Radio y La Opinión.
Dos hermanas de estos jóvenes, se mostraron disgustadas con la forma en la que la policía había realizado los operativos la semana pasada, y confirmaron que los diez domicilios en los que buscaban pruebas de esos ilícitos pertenecen a allegados.
“Nos trataron muy mal, nos insultaban y nos decían que por qué habíamos hablado en La Radio de nuestros hermanos. Estaban muy enojados por las acusaciones que nosotros hicimos contra la policía”, explicó Gabriela, una de las hermanas Villarruel. Ella vive en una casa ubicada en Independencia al 1450, en el barrio Scadutto y donde tuvo lugar uno de los operativos. Pero también en la casa paterna de la Bajada de Chávez, se presentaron una gran cantidad de policías. “Maltrataron a mi mamá, que lloraba, pero no encontraron nada. Eran como 20 policías. Pero también fueron a la casa de unos primos en Ramallo, y por Baradero a la casa de mi cuñado, el marido de mi hermana. El objetivo de ellos éramos nosotros pero no pudieron encontrar nada”, dijo la misma mujer. “Yo vivo lejos de la casa de ellos, y me duele porque nunca había pasado por una situación como ésta”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias