18 C
San Pedro
domingo, septiembre 19, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Se puso en marcha un plan de becas para desocupados

La Provincia relanzó los planes Bonus y Segunda Oportunidad, destinados a personas desocupadas que deseen capacitarse y acceder a un puesto laboral estable. El Estado abona un porcentaje de la beca y la empresa accede a determinados beneficios. Este contrato no genera vínculo laboral entre las partes y finalizado ese lapso, la empresa puede decidir la contratación de la persona. Las empresas y las personas interesadas pueden inscribirse en el Ministerio de Trabajo local y en la Secretaría de la Producción.

spot_img

 

Con la implementación de los Planes Jefes y Jefas de Hogar desocupados el gobierno se comprometió a instrumentar programas donde paulatinamente se pudieran ir incorporando a estas personas desocupadas en el régimen formal de empleo. Una de las líneas de reinserción, fue anunciada hace más de un mes con la puesta en marcha de créditos para el desarrollo de microemprendimientos productivos. Otro de los planes que la provincia relanzó son las Becas Bonus y Segunda Oportunidad, orientadas a la capacitación de desocupados que ya logró incorporar al sistema laboral a 5000 personas en distintas empresas bonaerenses. Este régimen otorga determinados beneficios a las empresas e industrias que adhieran. Las Becas Bonus permiten capacitar a personal desde los 18 hasta los 25 años y los Segunda Oportunidad otorga esta posibilidad a personas mayores de 26.
El Dr. Carlos Casini, a cargo de la delegación local del Ministerio de Trabajo indicó que “a una empresa que necesita incorporar gente en su planta el Estado le da la posibilidad de que en un período de 6 meses se capacite dentro de la empresa, con un compromiso que se firma en el cual el empleador se compromete después a pasarlo a su planta permanente”.
Finalizado ese período y de acuerdo a la evaluación que se realizará durante ese lapso, si bien la empresa no esta obligada a la contratación definitiva, se intentará generar la fuente laboral permanente. Las prácticas laborales tienen una jornada de 8 horas y se podrán hacer en los horarios que la empresa establezca. Durante dicho período la Provincia paga una beca y le brinda cobertura legal a la firma. Inmediatamente después de celebrado el convenio entre las partes, se abre una cuenta bancaria a nombre de la persona que se capacitará. El Estado se compromete a pagar hasta 200 pesos y el resto debe ser abonado por el empresario. El importe no puede ser menor a lo que cobra un empleado en el mismo puesto. Por ejemplo, si el sueldo acordado es de 800 pesos, hasta 200 corre por cuenta de la Provincia y el resto por la empresa.
Las becas no generan relación laboral y finalizado los 6 meses el beneficiario podrá quedar desafectado sin que por ello se deba pagar una indemnización. Durante ese tiempo, la empresa recibirá cobertura de una ART.
En este compromiso que se celebra bajo la firma de un convenio en la Secretaría de Trabajo las partes se comprometen a cumplir con todos los términos que inclusive serán monitoreados por los sindicatos. El contrato puede ser rescindido si no hay cumplimiento de lo pautado. “Este plan se instrumenta con la supervisión de los sindicatos. Ellos evaluarán que se cumpla el plan como debe ser. Vigilar tanto los derechos de la empresa como los del trabajador durante ese período, esa es la idea”, indicó el Dr. Casini.

Publicidad

Cómo se instrumentará en San Pedro
El Ministerio de Trabajo local coordinará esta acción en conjunto con la Secretaría de la Producción. Podrán inscribirse tanto las empresas como los aspirantes que deseen capacitarse. Se dejó en claro que si bien la persona puede elegir en qué sector de la industria quiere capacitarse, el Estado no esta obligado a conseguirle el puesto que desea; se tratará de insertarlo en el mercado laboral de acuerdo a las ofertas que se vayan presentando. El Secretario de la Producción, Norberto Atrip indicó que se encaminarán gestiones con empresas e industrias de la ciudad para organizar una búsqueda que permita implementar estas becas. “Tenemos carta libre para cumplir el objetivo que es insertar gente en el mercado y hay que tentar a la empresa”, expresaron los responsables sampedrinos. Los funcionarios indicaron que en nuestra ciudad ya se han celebrado convenios donde las mismas empresas se han presentado con los aspirantes.
Este plan de becas es la segunda vez que se instrumenta en nuestra ciudad. En la experiencia anterior 300 personas se capacitaron y alrededor de 80 quedaron efectivas en sus puestos. Se indicó que la cifra pudo haber sido mayor puesto que muchos capacitados abandonaron antes de completar los seis meses.
Cabe aclarar que quienes reciban mensualmente los 150 pesos de los planes Jefes y Jefas de Hogar Desocupados, dejarán de percibirlo mientras dure la capacitación.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias