8.3 C
San Pedro
jueves, mayo 13, 2021

Santa Lucía: la fiscala Ramos analiza la denuncia por acoso que una madre radicó contra un policía retirado

Fiscalía 11 recibió una de las denuncias que la madre de una menor de 13 años radicó contra el imputado. Hay dos acusaciones previas que tramitan en la UFI 5.

Publicidad

 

A principios de semana se hizo pública una situación vivida por una madre y su hija, quienes viven en Santa Lucía, y soportan desde hace varios años una situación de acoso por parte de un vecino reconocido porque es policía retirado y tiene 70 años.

Publicidad

La madre de la adolescente dialogó con La Opinión y dio detalles de lo que padecen con su hija, de 13 años, pero a la vez responsabilizó a la Justicia por no haber tomado medidas al respecto desde que, según dijo, radicó la primera denuncia.

En su relato, la denunciante, de 34 años, contó detalles de lo que sucede con este hombre de unos 70 años, y a la vez responsabilizó a la fiscalía 11 de no haber actuado en tiempo y forma.

De todos modos La Opinión pudo saber que en la UFI que conduce Viviana Ramos no tomaron intervención en las denuncias anteriores radicadas hace dos años, sino que tramitan en la Fiscalía 5, por lo que no estaban al tanto de lo que reclamaba la mujer.

Recién esta semana, desde Prefectura San Pedro reenviaron a la Fiscalía 11 la denuncia que la damnificada, oriunda de Santa Lucía, radicó el lunes. A partir de allí la fiscala Viviana Ramos definirá los pasos a seguir, ya que la certificación habla de “dichos” que el vecino le propinó a la adolescente.

Ramos deberá analizar las denuncias anteriores para evaluar si la restricción perimetral que la familia solicitó es plausible de ser solicitada a las autoridades pertinentes.

“Hola. ¿Qué pasa que no me saludas, no vas a venir a saludarme?”, habría expresado el acusado a la menor el mismo día en que fue denunciado por “acoso”.

La denunciante había asegurado días atrás que “desde hace dos años” comenzaron a “vivir un calvario” del que nadie les ha aportado una solución, hasta llegar al punto de tener que “denunciarlo en varias oportunidades” y “soportar la reacción del acusado”, que no para de amedrentarlas.

“Desde hace dos meses volvió y no para. Nos baja la térmica, pasa por el frente de la casa y se burla. Es un degenerado, nunca tuvimos nada con él”, había confiado la madre a La Opinión.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias