{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Edición 1414
Publicado el: Miércoles, Mayo 8, 2019 - 14:17

San Pedro y Santa Lucía tienen rugbiers mujeres

Serena Olivero Sagatas y Agustina Fiori son las únicas damas en practicar y competir en la disciplina. Ambas lo hacen en diferentes clubes de Rosario y La Opinión reveló la historia de cada una.

El auge de mujeres sampedrinas en el deporte también tiene su capítulo en el rugby, actividad de mucho contacto y fricción que en el partido sólo hay para varones en Tiro Federal y Los Tucuras. La Opinión relevó el caso Serena Olivero Sagasta y Agustina Fiori, dos jóvenes que viven y juegan en diferentes clubes de Rosario y son las primeras de sus respectivas localidades en hacerlo.

“Fue mi sueño desde chica”

Serena Olivero Sagasta siempre quiso ser rugbier como su papá, Gustavo, sus hermanos Francisco y Benjamín; y su tío Matías Machicote. Sin embargo, en San Pedro el único club que tiene la actividad es Tiro Federal sólo para varones por lo que debió conformarse con el hockey y compitió durante diez años con la camiseta de Náutico en los certámenes de la Asociación del Oeste (AHO).

A principios de 2019 comenzó a estudiar medicina en Rosario y, con sus tiempos limitados para continuar en el Celeste y la existencia del rugby para mujeres en su nueva ciudad, no lo dudó: “Busqué en internet clubes de Rosario con rugby femenino y me comuniqué con dos. En Old Resian fueron más atentos y además es el mejor club para jugar”. 

Serena debutó en Old Resian semanas atrás en el clasificatorio al Regional de la modalidad seven (siete versus siete) que organizan las uniones Rosarina (URR) y Santafesina (USR) donde su equipo venció a Jockey Club de Venado Tuerto, Ramallo y Municipal de Marcos Juárez y logró el pasaje al campeonato del Litoral.

“Es un deporte hermoso. Desde chica siempre fue mi sueño jugar al rugby. Ahora con mi sueño cumpliéndose, soy feliz aunque no es fácil dejar un deporte de tantos años”, aseveró Olivero Sagasta quien, al mismo tiempo, comparó su nueva disciplina con la anterior: “Son dos deportes distintos. El rugby es de contacto y el hockey no. Pero lo supe manejar bien y disfruto cada entrenamiento y más los de contacto. No me costó adaptarme a los golpes”.

La joven de 19 años se convirtió en la primera mujer de la ciudad de San Pedro en jugar un partido oficial al rugby porque no existe antecedente alguno sobre una situación similar ni, mucho menos, de partido celebrado en la ciudad.

“Fue muy loco como empecé”

Al caso de Olivero Sagasta como la primera mujer nacida en la ciudad de San Pedro en competir en rugby, se sumó el de la santalucense Agustina Fiori quien hace cuatro años practica la misma disciplina en Universitario de Rosario, ciudad a la que se mudó a estudiar cuando tenía 20 y donde se recibió de técnica en Recursos Humanos.

“Fue muy loco como empecé. Tenía ganas de arrancar un deporte y a pesar de que el fútbol femenino acá está súper desarrollado, no me quedaban tan cerca las prácticas. Vi un día en Facebook una publicación de unas camisetas que le habían hecho a un equipo de rugby femenino y empecé a averiguar. Me interesó muchísimo Universitario, les mandé mensajes para ver cómo podía hacer para sumarme un lunes y el miércoles ya estaba en la práctica, desde ahí no paré”, relató a La Opinión la joven de 27 años sobre su inicio en la actividad.

Además, Fiori admitió que previo a partir a la ciudad santafesina nunca había tenido un contacto con la actividad ni observó un partido de Los Pumas, la Selección Argentina masculina, porque en su casa son “muy futboleros e hinchas de Boca” y el rugby “ni figuraba”. Y añadió: “En Santa Lucía jugué al futbol, que en un momento se había formado un equipo y ahora vi que volvió a formarse”.

Su institución compite actualmente en la Zona Desarrollo de la Unión Rosarina de Rugby (URR) y aseveró que fue “una de las primeras” en tener el deporte para mujeres. “Es una disciplina muy poco difundida y se dificulta convencer a la gente a querer probarla. No sólo se entrena para los partidos, lo lindo es lo que se genera fuera de una cancha. El trabajo a pulmón que se hace con las chicas del equipo es fundamental para sostener algo así”, cerró.

EDICION IMPRESA #1433
Jueves 19 Septiembre 2019

Comentarios