23.4 C
San Pedro
viernes, julio 23, 2021
spot_img

San Pedro también pierde el astillero

Pese a la insistencia en instalarse en San Pedro, los titulares de SPI, la armadora de barcazas, no recibe respuestas del Consorcio de Gestión.

Publicidad

 

Para los sampedrinos parece un tema olvidado. Para el Consorcio de Gestión, un capítulo más de la novela que se escribe a la inversa. San Pedro, sigue siendo el único puerto que pese a tener una administración local, obedece a la Provincia en sus decisiones y gasta fondos propios para las obras.
A las iniciativas que se presentaron tras el frustrado proyecto de Arcor, no se les ha prestado atención.
Tal es el caso de la empresa SPI, con amplia trayectoria en el mercado de astilleros. No sólo mostraron su intención, sino que fueron subestimados y hasta si se quiere “maltratados” por quienes administran el puerto local.
Así al menos lo hizo saber el Ingeniero Polizzi, en una fresca noche, en la que fue obligado a permanecer fuera del recinto de la reunión “porque no estaba incluido en los temas a tratar”. Por supuesto, el representante de la empresa, desplegó ante La Opinión, los planes que pretendían concretar en la ciudad, pero… como suele suceder en el ámbito del Consorcio, la propuesta fue desechada sin el menor análisis.
Otra suerte siguió al “dudoso” y “rápido” tratamiento que en la misma semana recibió la aprobación de la mayor parte de los integrantes: La escuálida carpeta de Marinas de San Pedro, que promovía un asesor del Senado de la Provincia para tomar posesión sobre las tierras que se extienden entre La Mansa y Pesca y Casting. Lo cierto es que hace pocos días, se concretó la puesta en marcha de la cuarta barcaza, la “Argentina IV”, que será utilizada como transporte de hidrocarburos. La misma, fue armada en las instalaciones de los Astilleros Domecq García, al igual que las tres anteriores.
Esta última embarcación, fabricada en base a los pedidos que surgen del mercado local, tiene características similares a las que se pretendían hacer en San Pedro.

Publicidad

Otra inversión que se va
La mala noticia vino apenas unas horas después de la botadura de la Argentina IV. El CEO, de SPI, Ingeniero Néstor Polizzi dijo “La oportunidad se perdió. Lo lamento”, cuando fue consultado por La Opinión. San Pedro ya está fuera de los planes a menos que ocurra un “milagro”. La última noticia que tuvieron, tras haber ofrecido una inversión de 2 millones de dólares y 100 puestos de trabajo directos, fue que debían “hacer el estudio de impacto ambiental a su costo”, algo similar a invitar a cenar al mejor amigo de la familia y decirle que traiga la bebida, la comida y pagar luego por lo que ha aportado. Francamente increíble, ya que el refrán es muy claro: “lo cortés no quita lo valiente”.
Polizzi y SPI, sintieron que ya habían invertido mucho más de lo que cuesta el estudio de impacto ambiental, al traer a sus ingenieros para estudiar la zona y elevar el proyecto al Consorcio. Lo único que pidieron fue el “permiso de uso del muelle 2 y 100 metros sobre el sector lindero a Pesca y Casting”. Con solo eso, el 15 de Octubre podían comenzar a armar la primera barcaza en San Pedro.
Ahora, ya tienen tres ofrecimientos para trabajar en el río en cercanías de Buenos Aires. Aunque el nombre de la ciudad no fue mencionado por el Ingeniero, se sabe que el destino ya está elegido y que si ese fracasa, hay otros dos esperando ansiosos la llegada de SPI.
El 20 de Abril de 2007, SPI envió una última nota con pedido de despacho urgente para resolver su futuro, habida cuenta de los pedidos que ya tienen comprometidos con distintas empresas. Nunca recibieron respuesta ni a la nota, ni a otros llamados que fueron respondidos por Carlos Corleto y en una ocasión por la abogada del Consorcio.
Así, la barcaza que comienza a fabricarse ahora, es la que debería estar en la plataforma del muelle 2. “Esta es una lección de la que deberían aprender” sostuvo Polizzi, quien hasta el momento no encuentra explicación lógica al “destrato” recibido en nuestra ciudad.
“Cuando aparece un inversionista en serio hay que atenderlo de otra manera.
Nuestro astillero es el más grande que va a haber en el río. Geográficamente era la mejor ubicación y tiene la ventaja de un muelle en desuso, en condiciones de empezar con rapidez”, sostuvo respecto del proyecto presentado.
“No volví, ni tengo voluntad. Si nos hubiesen dicho que sí, estaríamos entre el 10 y el 15 de octubre con 100 personas empleadas. Con lo que había era suficiente. Sólo pedimos un espacio que hoy no usa nadie”, concluyó.
Es evidente que los intereses que hoy dominan el Consorcio, no son los mismos que los del pueblo de San Pedro.

La Argentina IV al agua
En un acto que se realizó en el ex astillero Manuel Domecq García, de la Dársena Sur del Puerto de Buenos Aires, en presencia del Ministro de Trabajo, Carlos Tomada, pero sin sampedrinos a la vista (como sucedió hace algunos meses atrás, pese a estar invitados), quedó en manos de sus nuevos dueños la Argentina IV.
Esta es la cuarta barcaza de doble casco que el astillero marplatense hizo en menos de dos años, con una inversión de más de 11 millones de pesos”. Hay que recordar que SPI, sigue utilizando las instalaciones en Buenos Aires, tras un acuerdo que se realizó entre el Consorcio de Cooperación Naviero denominado “Argentina” y el Sindicato Argentino de Obreros Navales que tuvo su primer episodio en Septiembre de 2005, tras los 18 años de abandono de las instalaciones de la Armada.
Cumplida esta etapa, siempre según la misma fuente, se construirán dos barcazas más y un remolcador, en función de la creciente demanda que existe.
A diferencia de las anteriores, la “Argentina IV” puede transportar tres diferentes tipos de combustibles, con lo cual fue necesario ubicar tres esquemas de cañerías, con sus correspondientes bombas y motores. La barcaza tiene una capacidad de más de 5 mil metros cúbicos de hidrocarburos. En su construcción trabajaron en promedio cerca de 100 obreros altamente calificados, durante más de 130.000 horas.

A dónde van
El Consorcio armador mantiene un convenio con Repsol YPF para el transporte por vía fluvial de productos livianos hasta finales del 2008. La “Argentina IV” básicamente junto a las otras tres “Argentinas” unirá la Terminal que la petrolera tiene en el Chaco, desde el puerto de San Lorenzo, Santa Fe.
“Cuando nos juntamos hace tres años atrás y soñábamos con hacer estos cuatro barcos, teníamos muy pocos recursos. Esto se hizo a pulmón, con esfuerzo del armador, del astillero, contra viento y marea. Hoy, aunque parezca mentira, tenemos las cuatro “Argentinas”.
Eso sí, parece que en San Pedro, no se tienen los mismos ánimos aunque sea para explicar por qué esta inversión no es conveniente, mientras la sociedad sigue siendo ajena a decisiones que comprometen seriamente el futuro del puerto local. Seguimos poniendo el dinero, para que quienes administran desprecien inversiones a merced de intereses demasiado mezquinos.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias