17.2 C
San Pedro
lunes, septiembre 27, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Robaron dos veces y fueron condenados a prisión

La Justicia de San Nicolás se expidió frente al caso de cuatro sampedrinos que robaron la Estación de Servicio Sol. Dos de ellos habían cometido el mismo delito, pero estaban libres. Los cuatro fueron condenados a 5 años de prisión.

spot_img

 

Sobre los últimos días de Marzo, en la sala de los acuerdos del Tribunal en lo Criminal Número 1 de San Nicolás, los Doctores Laura Fernández, Cristian Ramos y Amalia Fernández Balbis fueron los encargados de juzgar a tres sampedrinos bajo la carátula “Serra Saúl Elías. Serra Daniel Oscar. Ledesma Luciano Damián. Dimitrio Jorge Luis. Robo calificado. San Pedro”, hecho por el que los acusados se declararon culpables en una causa elevada a esa instancia por la Dra. Gabriela Ates, Fiscal de Juicios de San Pedro y Baradero.
Si bien el caso parece ser un hecho más de inseguridad, el resultado que toma la Cámara respecto a las condenas parece insólito en cuanto a la condena que no distingue la reincidencia.

Publicidad

El hecho
El 3 de Marzo de 2007 a las 2.30 de la madrugada, los mencionados concurrieron a la Estación de Servicio Sol, ubicada en calle Mitre y Beaumont, con el objetivo de perpetrar un robo. Allí acudieron con armas de fuego y armas blancas que fueron utilizadas para cometer el delito, mediante intimidación contra el empleado encargado del sector de expendio de combustibles del local. Le sustrajeron una suma cercana a los mil pesos, pero eso no fue todo, ya que también ingresaron al “Shop”, donde entre otras personas se encontraba una clienta del comercio, que le arrebataron una mochila donde había una suma cercana a los dos mil pesos, tarjetas telefónicas por un valor aproximado de quinientos pesos y la billetera con trescientos pesos más. Como si fuera poco, antes de huir, los malhechores tomaron unos mil quinientos pesos más que se encontraban en la caja registradora y que le fueron sustraídos a la empleada, para luego darse a la fuga con dirección al barrio Fonavi con un monto total estimado en los $ 5.300 entre dinero en efectivo y elementos de valor.

Algunos detalles
Según la declaración del playero, el hecho ocurrió cuando mientras desempeñaba sus habituales tareas en el lugar, dos hombres se le acercaron, uno vestido con remera verde y otro que se cubría la cara con la remera, a la vez que le mostraban un cuchillo y un arma de fuego, exigiéndole dinero y propinándole algunos golpes de puño. Es por esto que mientras que los dos sujetos ingresaron a la casilla que habitualmente utiliza para el trabajo y tomaron el dinero, salió corriendo con dirección a la comisaría con el fin de informar a las autoridades lo que sucedía, pero que antes gritó desde la esquina que ya estaba viniendo la policía. En ese momento pudo observar cómo dentro del shop se encontraban otros sujetos robándoles a los clientes.
Según las declaraciones de los clientes del interior del shop, fueron tres los sujetos que ingresaron y que uno se quedó en la puerta. En tanto los delincuentes sólo uno llevaba el rostro descubierto, vestía un pantalón azul y un buzo con capucha, mientras que los otros dos tenían sus remeras que le cubrían la cara. Según comentaron en la causa, los delincuentes le apuntaron con armas y cuchillos y le pedían dinero, por eso algunos, antes de que se las sustrajeran arrojaron sus billeteras.
Los cinco clientes de la Estación de servicio, la empleada y el playero relataron los mismos hechos, pero además, la empresa contiene un sistema de circuito cerrado de filmación, y se pudo filmar lo sucedido y entregar a la policía como prueba, por lo que los Jueces sin lugar a dudas votaron por la afirmativa en la constatación del delito.
Es por esto que previo a la realización de esta sesión, la Dra. Ates junto a los Defensores oficiales de los imputados acordaron realizar un juicio abreviado, en el cual vale recordar que los acusados admiten la responsabilidad del hecho.
La Justicia —mediante los testimonios, las pruebas aportadas por las cámaras, los relatos de la policía que detuvo al grupo, que fue reconocido por la vestimenta y uno de ellos por tener un yeso en su brazo— determinó la autoría del hecho y pudo establecer cómo sucedió.

El veredicto
La Cámara dictaminó antes de decidir el futuro de los imputados que los acusados de apellido Serra tenían agravantes por delitos penales condenatorios previos, determinados en 2008, como resultado de realizar robos calificados y ser condenados a tres años de prisión en suspenso, por lo que la pena sería más fuerte para con ellos, mientras que por su parte Ledesma y Dimitrio no poseían antecedentes, por lo que esto fue un atenuante.
En definitiva, los hermanos Serra fueron condenados a 5 años y tres meses de prisión en efectivo cumplimiento, como resultado de la suma de los dos delitos, mientras que los otros dos acusados sin antecedentes ni robos previos fueron condenados a 5 años de prisión efectiva.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias