12.1 C
San Pedro
domingo, mayo 9, 2021

Río Tala: examinan al joven que resultó herido en la persecución para saber si la lesión es de bala

Uno de los adolescentes que iba en moto cuando Pablo Fernández y Emanuel Hernández fueron embestidos por una camioneta al cruzarse de carril en la ruta 9 tiene una herida en un pie. Su relato asegura que un disparo policial impactó contra el motor y luego lo lastimó. Tras declarar ante el fiscal Manso, viajaba este viernes a San Nicolás para que un médico establezca si la lesión es compatible con una de bala.

Publicidad

 

El fiscal Marcelo Manso recibió el jueves en su despacho a tres testigos del accidente del sábado en ruta 9, en el que murieron los adolescentes Pablo Fernández y Emanuel Hernández, quienes chocaron contra una camioneta tras cruzarse de carril en la autopista.

Publicidad

Ante el titular de la UFI 5, los tres jóvenes —uno de ellos hermano de Emanuel Hernández— relataron su versión acerca de lo que sucedió el sábado por la noche. De manera voluntaria, se presentaron con sus padres tras ser asesorados por un abogado.

Entre los testimonios que recibió Manso está el del joven cuyo padre incendió la moto en la que circulaba. De 15 años, el muchacho presenta una herida en el pie derecho que, según relató, fue producto de un disparo policial que impactó contra el motor de su rodado y al rebotar lo rozó.

Este viernes, el joven viajaba a San Nicolás para someterse a una pericia médica que procurará establecer si la lesión que presenta es compatible con una herida de bala. "Tenemos que ir para ver si lo que tiene el nene es un tirio o no", contó su padr.

Los adolescentes le contaron al fiscal lo que habían relatado a La Opinión: que esa noche iban, en tres motos y un auto, alrededor de 14 chicos y chicas con destino a Baradero, a un encuentro de motos, cuando luego de cargar nafta en la estación de servicio ubicada en el carril Rosario – Buenos Aires, los persiguió la policía.

Sostuvieron que desde los móviles policiales hubo disparos de arma de fuego y contaron que, ante el temor que les generó la situación, uno de los motociclistas, que iba con su novia, huyó en contramano por la ruta 9, y los otros dos, entre ellos los fallecidos, cruzaron de carril.

La moto en la que iban Fernández y Hernández se encajó en el barro. La que iba delante, con otros dos chicos de 15 años, logró cruzar. Cuando Emanuel Hernández aceleró y el vehículo rodó, fueron embestidos por una camioneta que no esperaba que algo saliera del cantero central. Murieron en el acto. La moto no tenía luces.

La policía informó que la moto tenía pedido de secuestro por robo desde diciembre del año pasado y la familia Hernández aseguró que el joven la había comprado de buena fe. 

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias