1.3 C
San Pedro
viernes, julio 30, 2021
spot_img

Riñas y accidentes siguen cobrando víctimas

El índice aumenta día a día y nada tiene que ver con la falta de controles. En muchos casos no existe concientización y responsabilidad por parte de quienes luego protestan por las consecuencias.

Publicidad

 

No solo la inseguridad castiga sin piedad a los ciudadanos. El tránsito sigue cobrando víctimas y las penalidades no siempre coinciden con lo que quienes controlan desean como sanción ejemplificadora.
Los diarios accidentes se cuentan por decenas y por día, ya que con sólo ver el trabajo de la guardia del hospital, entre riñas y colisiones totalmente evitables, se promedia un exagerado índice en relación a la densidad poblacional. En informes anteriores este medio realizó un cálculo promedio de costos afrontados por la asistencia de urgencia, estableciendo en alrededor de 6.000 pesos cada lesión grave que requiera de traslados o terapia intensiva. Claro que la vida no puede medirse en pesos y el control en la necesidad individual de quien reclama un inspector por cuadra. Resulta obvio entender que el cambio debe ser cultural y las sanciones tienen que endurecerse aunque el costo político sea importante.

Publicidad

Ejemplos abundan
Al igual que los accidentes de moto, los autos han tomado un protagonismo inusitado, pues no se trata de simples colisiones con algunos magullones. En la mayoría de los siniestros originados se registraron víctimas de alta gravedad, reflejando la violencia y el caos vehicular que se vive a diario en el radio urbano y en los principales accesos que en muchos casos por mal estado o falta de iluminación se transforman en trampas mortales incluso para aquellos que circulan con precaución. El número de accidentes creció en los últimos días, con su punto más alto el fin de semana donde se produjeron varios siniestros. Con diferentes características cada uno de ellos dejó secuelas irreparables en distintas familias.
En la mañana del sábado, un colectivo que se aprestaba a ingresar al Corralón Municipal fue impactado desde atrás por una camioneta Ford F100 blanca. Este rodado circulaba por el camino Lucio Mansilla en sentido a Vuelta de Obligado. Aún no se conoce el motivo por el cual chocó violentamente al rodado que trasladaba a unos 20 trabajadores de esa dependencia. Las consecuencias: el conductor de la camioneta, Alejandro Sbert de 19 años y Ricardo Negrete de 62, uno de los trabajadores que viajaba en el colectivo, fueron internados con diversos golpes. La colisión podría haber tenido peores consecuencias si el colectivo caía sobre una de las zanjas cuyo trazado es paralelo al camino. El estado en que quedaron los vehículos muestran la velocidad que llevaba uno de los involucrados.
Ese mismo día, pero pasando el mediodía, en la esquina de 25 de Mayo y Dávila, dos autos protagonizaron otro violento choque. En ese lugar coincidieron un auto Fiat 147 blanco y un Ford Escort azul. Como consecuencia del fuerte impacto el Ford se incrustó en una pared perteneciente a una vivienda y quedó sobre la vereda. Dos ambulancias del servicio 107 llegaron rápidamente, para trasladar a las tres personas que viajaban en los autos, que sufrieron diferentes lesiones.
En la madrugada del Domingo, un auto Ford Escort color blanco que circulaba por la costanera, sobre el Boulevard Paraná esquina Rivadavia, se despistó repentinamente e impactó fuertemente contra un árbol.
El auto quedó prácticamente destruido y los tres ocupantes, dos jóvenes oriundos de Zárate y una mujer de nuestra ciudad, fueron trasladados a la guardia del Hospital con diferentes heridas.
Cabe aclarar que durante el fin de semana, se produjeron otros accidentes con motos y autos involucrados; agudizando la problemática con un número de incidentes que lamentablemente sube vertiginosamente.

Baradero de luto
El Sábado por la tarde una niña de 13 años perdió la vida. Sobre uno de los caminos que forman parte de los accesos a la vecina ciudad, puntualmente sobre la Ruta 41, en su intersección con la calle Carrascosa tuvo lugar la tragedia.
Por allí transitaba una moto Gilera 110 en la que viajaba un abuelo con su nieta de sólo 13 años. Por cuestiones que todavía se tratan de establecer, el rodado perdió el control y fue embestido por un camión cisterna que transitaba en la misma dirección. Como consecuencia de este terrible episodio, la menor identificada como Daniela Firpo, falleció al instante.
La dramática situación enlutó a toda la ciudad, que no está acostumbrada a desenlaces de este tipo, puesto que a diferencia de San Pedro, tiene un índice de accidentes mucho menor.

Notable evolución
Durante el mediodía de ayer regresó a la ciudad Carlos Teófilo, un joven de 36 años que sufrió un grave accidente de tránsito el pasado sábado 19 de Julio. Aquella tarde viajaba en moto y colisionó contra el lateral de una camioneta conducida por el ex diputado Eduardo Polimante. Al día siguiente, debido al cuadro de gravedad que exhibía fue trasladado a Pergamino, pero milagrosamente mostró una notable evolución con el paso de los días y ayer martes regresó a la ciudad para continuar con su recuperación.

Adeff vs. Bronce
Los primeros “chispazos” entre Inspección General y el Juzgado de Faltas se produjeron la semana pasada. El desencuentro obedeció a que en la última semana, el Juzgado del Dr. Miguel Adeff había rechazado las infracciones labradas a los camiones areneros con sobrecarga, detectados por la balanza de la cartera que dirige Domingo Bronce. El Juzgado consideró que estaban fuera de jurisdicción para ser sancionados pese a que la jurisdicción comprende a las infracciones que labre la Policía Vial.
Finalmente, tras una reunión de la que participaron el Inspector General Domingo Bronce, el Secretario de Gobierno Juan Almada, el Secretario de Coordinación y Gestión Facundo Vellón y el titular del Juzgado de Faltas Dr. Miguel Adeff, quedó establecido que el Juzgado de Faltas tiene jurisdicción en todo el partido de San Pedro, incluyendo las rutas provinciales. “Yo mismo hablé a Vialidad y allí me lo confirmaron”, aseguró Bronce.
De todos modos este no sería el único inconveniente que habría alterado los ánimos, ya que se han dado algunas situaciones que tienen que ver con las infracciones de tránsito. La misma obedece a la celeridad con que un infractor recupera el rodado o hasta el mismísimo carnet de conducir. Uno de los casos tiene que ver con el conductor de una moto que colisionó hace unas semanas atrás. Este mismo había sido detectado semanas antes del accidente por conducir en ebriedad y a su vez se la había retirado el permiso. Curiosamente a los pocos días le fue devuelto y tras cartón protagonizó un nuevo accidente en el que las heridas fueron tan graves que la víctima tuvo una larga batalla para recuperarse.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias