21.4 C
San Pedro
domingo, junio 13, 2021
spot_img

Respuesta al Dr. Aldazábal

Publicidad

 

Quisiera responder públicamente a la nota del Dr. Benito Aldazábal intitulada “El nuevo rostro de Argentina”
Ud. dice que “iba a presentar pruebas” ¿qué pruebas? El escrito presentado por el fiscal Nisman, según conceptuados abogados, no constituía una pieza acusatoria, ni parecía redactado por un abogado, el objeto de la denuncia no era un crimen, pues se trataba de un tratado internacional, etc. etc. Por otro lado, el oficialismo quería que esa presentación fuese pública, televisada, convencidos de que los argumentos del escrito presentado eran totalmente inconsistentes.
El ayudante que le llevó el arma es un gorilita cuyos tuits dan asco y pena. La jueza que tomó la investigación es otra súper gorila cuyos posteos (ahora borrados por ella) dan repugnancia. ¿Será que el gobierno es tan idiota para entregarse de bandeja a semejantes especímenes?
Habla Ud. de un “nuevo rostro”… pues me gustaría recordarle que siempre hubo mafias…y que las continúa habiendo. De las que ya fueron, la mafia cívico militar del terrorismo de Estado la principal, por no hablar de la mafia del General Roca que repartió las tierras de los indios que mató, para sus apaniguados y amigotes. Cuyos descendientes hoy botan banca en la Rural, y gozan de bienes legalmente habidos, aunque de una forma inmoral. Pero fuera de esas mafias históricas, y verdaderas mafias con genocidios incluidos, también estuvo la mafia de Yabrán, estuvo y continúa estando todavía la mafia de la SIDE, aunque la Presidenta haya decidido cortar cabezas, lo que sí puede estar íntimamente ligado al “suicidio/suicidio inducido/asesinato” de este pobre muchacho Nisman. Que trabajó para la mafia de la SIDE, y también para la embajada americana. Pero queda claro para mí, lego de sentido común, que no trabajó para el Estado argentino.
Y por último, Dr. Aldazabal, está la mafia judicial, una parte nada despreciable de la corporación judicial, que hace todo lo posible por poner palos en la rueda inclusive a la legislación vigente, y es una verdadera mafia corporativa.
Habla Ud. de que “nuestro país en el conjunto de naciones del mundo ha perdido toda credibilidad política, institucional y moral. “ Un momento, Dr. Aldazábal. En su lucha contra los buitres americanos el país ha conseguido hechos notables en la ONU, con apoyos por mayoría espantosa en el organismo internacional. De la sintonía de la mayoría de las naciones de América Latina, entonces ni hablar. Conjunto de naciones del mundo limitado a los States, y sus adláteres. Ayer nomás el pueblo griego, con su sabiduría milenaria, dio un pie en el trasero a eso que ellos llaman “Troika”, que es lo que Ud. llama “conjunto de naciones del mundo”. El muro de Berlín cayó hace muchos años, pero el muro del capitalismo ya tiene grietas enormes por todos lados, y se está derrumbando a pedazos. Hasta Cuba les ganó la pulseada.
Habla Ud. de “país decente y creíble”. ¿Será que se refiere a la decencia de los 4.000 argentinos que usaron las artimañas de los paraísos fiscales y luego la protección de la vieja legislación suiza para evadir impuestos? ¿Cree Ud. que esa cultura evasora forma parte de la decencia? ¿Dónde está la dignidad de esa gente? Exclusivamente en su bolsillo y sus intereses.
Por último concuerdo con lo de “las estupideces de la televisión”. Pero esa mafia deviene de un problema cultural de los argentinos, que es una verdadera prostitución intelectual. Tinelli, la Sra. de los almuerzos, la Susana, y todas esas mierdas culturales que mucha gente consume y los cacerolos repiten como loros. Toda esa media monopólica envenena la cabeza y el alma de muchos argentinos. ¿Será que eso no es mafia también?
Hay mafias, sí. Claro que Nisman fue usado durante 10 años… pero no por el Estado sino por quienes encubrieron los crímenes investigados, y todo el mundo sabe que era la época de los jueces de la servilleta, y otras cositas más. Verdadera mafia que repartió las joyas de la abuela, destrozó Río Tercero y creó el espejismo del 1×1.
Yo espero que se consiga descubrir el entramado de este crimen, y tal vez ayude a limpiar un poco la mafia judicial, pues las personas decentes pueden estar del lado errado, pero descubierto lo oculto, cambiar de posición. Los podridos de siempre, esos no cambian.
Que el árbol no le impida ver el bosque, Dr. Aldazábal.
Con todo respeto
Eduardo Flores
DNI 4.685.785

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias