4.5 C
San Pedro
jueves, junio 17, 2021
spot_img

Ramos pidió prisión preventiva para los acusados de matar a Patricio Hernández

Los cuatro imputados, que a la vez eran cómplices de la víctima, con quien habían ido a robar a una fábrica de caños en Río Tala, están en la misma línea acusatoria. La fiscala Ramos quiere que continúen detenidos mientras instruye la causa camino al juicio.

Publicidad

 

A pocos días se cumplirse un mes del homicidio de Patricio Hérnandez en Río Tala, la fiscala Viviana Ramos, titular de la UFI 11, elevó al Juzgado de Garantías interviniente el pedido de prisión preventiva para los acusados.

Publicidad

Julián Víctor Patricio Hernández, de 30 años, murió tras ser alcanzado por balas que dispararon los miembros de la banda que integraba y que asaltó una fábrica de caños en Río Tala.

Enzo Marcelo Franco, de 25 años; Luciano Hernández, de 19; Maximiliano Joaquín Ojeda, de 23; y Walter Alejandro Rojas, de 24, todos domiciliados en Río Tala, son los sospechados de disparar contra su amigo cuando escapaban tras asaltar la planta.

Ahora habrá que aguardar la evaluación que hará el magistrado interviniente sobre la presentación de Ramos, que entiende que hay elementos suficientes para que los acusados permanezcan en prisión preventiva y acompañen la instrucción de la causa tras las rejas.  

La fiscala sostiene que los cuatro imputados más un quinto, para con el que aún no se tomó ninguna medida, están en la misma línea acusatoria, ya que nadie se responsabilizó de efectuar el disparo que hirió de muerte a Hernández.

La víctima fue asesinada cuando escapaban del lugar y uno de los integrantes de la banda disparó en sentido a la fábrica sin advertir que más atrás venía el joven de 30 años.

El hecho se produjo el pasado 10 de abril cuando en horas de la madrugada al menos seis personas armadas redujeron al personal de la fábrica que está ubicada sobre la exruta 9 y ruta 1001.

Tras apoderarse de dinero y otras pertenencias, encerraron a los operarios y huyeron del lugar efectuando disparos sin advertir que uno de los propios había quedado rezagado.

Una mujer allegada a la víctima fue determinante en la investigación ya que aportó datos importantes y puso a disposición de la Fiscalía el celular del joven asesinado.

De allí surgieron algunos detalles que permitieron establecer la relación entre uno y otro, como por ejemplo que uno de los asaltantes era operario de la planta.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias