16.3 C
San Pedro
miércoles, diciembre 1, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Quién es Bruno, el perro de búsqueda que guía el rastrillaje para encontrar al prófugo Roberto Ramón Romero

Trabaja para la Secretaría de Seguridad de Escobar y lo llaman el "Messi" de los perros buscadores, porque participó de decenas de casos resonantes. Es de raza weimaraner y participa con su entrenadora de la búsqueda del principal sospechoso por la muerte de María Esperanza Fernández, la mujer de 43 años que fue asesinada a martillazos en su casa del barrio El Amanecer. Otro can de la misma división, llamado Hugo, lo acompaña, junto a perros de la Policía de Santa Fe.

 

Desde las 15.00, cuando arribó la División Canes de la Secretaría de Seguridad de Escobar, Bruno guía el rastrillaje que ocupa a decenas de efectivos policiales para dar con el paradero de Roberto Ramón Romero, principal sospechoso por el femicidio de María Esperanza Fernández, que fue encontrada asesinada a martillazos en su vivienda del Barrio El Amanecer este domingo. 

Publicidad

Bruno es un perro de búsqueda de raza weimaraner, que cuenta con una vasta experiencia en casos en los que su habilidad para rastrear personas logró dar con los responsables de delitos graves. Su último caso resonante fue en Monte Chingolo, donde logró marcar al femicida Abel Romero, responsable de la muerte de Cristina Iglesias y su hija Ada, de apenas 7 años. El femicidio de Anahí Benítez, la adolescente asesinada en la reserva Santa Catalina de Lomas de Zamora, fue otro caso donde Bruno fue clave. Su trabajo permitió hallar el cadáver de la chica. 

En la búsqueda del femicida de la sampedrina María Esperanza, lo acompaña Hugo, un perro de la misma división de Escobar y otros que arribaron desde Villa Constitución, que pertenecen a la división canes de búsqueda de la Policía de Santa Fe, especializados en rastrear personas en grandes espacios.

El trabajo de Bruno comenzó en la casa que la mujer de 43 años compartía con Roberto Ramón Romero, su pareja desde hacía años. El rastro que siguió el perro lo llevó a inmediaciones del ingreso al parque escultórico El Sueño del Tano, donde lo relevó su compañero Hugo, que continúa siguiendo indicios en esa zona, hacia la ruta 1001. También es un perro entrenado para "búsqueda y captura". 

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias